Thursday, October 19, 2006

¿Es usted idiota? No, soy mipiota

Estar en el paro tiene sus ventajas (siempre que cobres el seguro y no tengas deudas ni hijos que mantener naturalmente). Entre ellas está poder quedarte hasta las tres de la mañana viendo la televisión.

Y no lo digo por los programas de teletienda, un formato que detesto (pero que cuenta también con entusiastas defensores que incluso llegan a adquirir los absurdos artículos que se venden) sino por las reposiciones de viejas series de esas que generalmente nunca bajas por la mula (ya la tienes ocupada con productos contemporáneos, algo obligado si quieres eludir la detestable forma de emitir las series que tenemos en las cadenas generalistas españolas) y que tampoco te comprarías en las rebajas del Corte Inglés pero que cuando estas tirado en la cama a las tantas de la mañana siempre te apetece ver sobre todo por su breve duración (una cualidad que no hemos aprendido en las sitcoms españolas) .

¿Alguien recuerda “Primos Lejanos” (http://spanish.imdb.com/title/tt0090501/)? PUES CLARO QUE SÍ NO SEAS RIDICULO.




Esta serie que se emitía a finales de los ochenta y principios de los noventa en Canal + y seguía el clásico esquema del payaso listo y el payaso tonto. El payaso listo era el Primo Larry, (Mark Linn-Baker) un aspirante a periodista en la ciudad de Chicago que recibía la visita del Primo Balki Bartokomus (Bronson Pinchon) un pariente llegado de Mipos (un país ficticio situado en algún lugar cercano a Grecia) que se instalaba en el domicilio de Larry y que naturalmente le complicaba la vida en cada capitulo usando el conocido recurso de la mirada del extranjero europeo y primitivo sobre las costumbres de la Norteamérica moderna.

Las aventuras del Primo Balki y el Primo Larry tenían un tono blanco e ingenuo, era de esos productos que llaman “para toda la familia” y que hoy no tendrían demasiado éxito en el nuevo estilo de series para televisión que domina el mercado, pero eran divertidas, sobre todo eso, extraordinariamente divertidas, recuerdo el episodio en el que los dos primos trataban de ponerse en forma dándose la paliza el primer día en un gimnasio para que al siguiente las agujetas no les dejaran dar un paso, o aquel otro en que aprendían Karate para defenderse de unos matones que les había provocado o aquel otro en el que quedaban ridículamente atrapados en el interior de un saco de dormir, aunque claro, todo acababa por arreglarse siempre y los dos amigos podían acabar cada una de sus aventuras bailando la danza miposiana de la alegría.

La serie se estaba reponiendo dentro del programa nocturno del canal Cuatro llamado “Cuatrosfera” pero creo que actualmente ya han dejado de emitirla cosa que no he podido verificar porque en la autonómica (al menos en la autonómica canaria) han rescatado otra de esas viejas series que fue emitida más o menos en los mismos años y por la misma cadena, se trata de “Sigue soñando” (http://spanish.imdb.com/title/tt0098780/).






En la presentación de la serie se ve a un niño que desde bebe es “abandonado” delante del televisor donde pasa la mayor parte de su infancia. De mayor ese niño se convierte en Martin Tupper (Brian Benben) una especie de agente literario que ante las muchas dificultades que se le presentan en su vida diaria suele acudir a su memoria teléfila donde siempre existe algún pasaje que le proporciona la frase exacta que tendría que decir (y que nunca dice) en cada momento.

Sigue soñando tenia un estilo bastante diferente al de Primos lejanos, como se puede ver en la ficha de la imdb está catalogada como “comedia para adultos” y seguramente debió emitirse en los USA en televisión por cable debido a las constantes alusiones sexuales (Martin es una especie de play boy que siempre se acuesta con una chica diferente en cada capitulo), al lenguaje obsceno y sobre todo a que ocasionalmente salía algún desnudo femenino (no recuerdo por aquel entonces ninguna otra serie donde se vieran tetas).

También al contrario que Primos Lejanos (que le gustaba a casi todo el mundo) Sigue Soñando nunca fue una serie demasiado popular aunque la verdad todos los teleadictos consideramos a Martin Tupper nuestro Dios ¿Cuántos de nosotros que nos hemos pasado la vida frente a la t.v. no hacemos como él y en determinadas circunstancias no nos viene a la cabeza una situación o una frase que hemos visto en una película o serie? Bueno no sé cuantos desde luego pero yo soy uno de ellos.

Anoche sin ir más lejos vi el episodio en el que Martin y su amigo negro tratan de recordar viejos tiempos escolares fumándose un porro que han encontrado por casualidad. Espero que las carcajadas que solté a la una de la mañana no hayan despertado a ningún vecino.

En fin, que sirva este post para rendir homenaje a un estilo de series para bien o para mal ya desaparecido (y soy de los que piensan que estamos viviendo una época dorada en lo que a la ficción televisiva se entiende).

Les dejo dos videos conmemorativos




21 Comments:

Blogger Reality Bit said...

Sí, se vive una época dorada en series de ficción, pero también creo que la gran cantidad de series hace mermar la calidad. Las hay muy buenas, buenísimas, pero hay otras malísimas que uno no entiende por qué las producen. Ante la saturación de series, yo he decidido ser fiel a las dos o tres que me encantan y desechar todas las demás. Y las dos que comentas no las veo ahora, pero las vi. Saluditos

12:34 AM  
Blogger Zar Polosco said...

La calidad, la época y la edad que teníamos entonces. Dos de mis referentes son y serán Sam Malone (uno de mis mayores disgustos fue cuando se lio con Diana Chambers) y el capitán Furillo (yo también amaba a Joyce Davenport). Ahora me he vuelto un espectador. Entonces las vivía intensamente. Y era más divertido.

12:53 AM  
Blogger SisterBoy said...

No estoy de acuerdo, a mayor cantidad mayor calidad, uno sólo tiene que escoger con qué series se queda de la variedad de ofertas que hay y desechar el resto :)

Zar, cuando Sam se lio con Diane la audiencia bajo tanto que inmediatamente tuvieron que liquidar ese romance. Con Hill Street Blues sí que tuve yo mi mayor disgusto cuando fue asesinado el Capìtan Libertad :(((

12:56 AM  
Blogger Slim said...

a mi tambien me hacia gracia el pirimo lary aunque ahora igual ya no me hacia..y sigue soñando era buenisima.de esa epoca me encantaba aquellos maravillosos años, me gustaba toda la familia, y la cancion, y los amigos. y todo.

1:01 AM  
Blogger Slim said...

sister cuanto madrugas para acostarte tan tarde, jo...

1:02 AM  
Blogger Deckard said...

¿Madruga o escribió esto antes de acostarse? :)

Yo Sigue soñando me la compraría sin dudarlo. ¿Nadie ve paralelismos entre Martin Tupper y el papel que suele interpretar Ben Stiller? Tipo simpático que sabes que tarde o temprano la va a cagar...

Todos los personajes eran memorables pero me encantaba su inclasificable jefe y gran off del doctor Richard Stone.

1:09 AM  
Blogger SisterBoy said...

Juas me acabo de acordar del capitulo en el que el jefe (que era inglés creo) tenia que casarse por conveniencia para no ser expulsado de USA y claro no podia hacerlo con nadie más que con Toby la secretaria :)

Slim seguro que el Primo Lary te seguia haciendo gracia hoy en día, haz la prueba que todavia siguen poniendolo en Cuatrosfera

1:21 AM  
Blogger Zar Polosco said...

¡Aquellos maravillosos años! Kevin Arnold, su amigo Paul (de quien dices que es Marylin Manson, no sé si será cierto) y Winnie Cooper. Cuando empezaron a salir Kevin y Winnie y sonó de fondo el "You`re all i need to get by" del gran Marvin Gaye y la pobreta Tammi Terrell. Gracias, Slim, por recordármela.

4:30 AM  
Blogger Slim said...

jaja..eso de marylin manson es una leyenda urbana. el que si salia en esa serie es nuestro Ross, de friends, que era el novio de la hija mayor.
la musica era genial.

4:43 AM  
Blogger Cristina Crisol said...

Las veces que habré imitado el acento eslavo con su ovejita de Balki diciendo:"PRIMO LARRRRRRYYYYY" pronunciado con una sola "R"...Incluso encontré a un doble de Larry un año en el festival de Benicasim, pero no me acuerdo de su verdadero nombre. solo que era de Móstoles... Además hay que añadir el enamoramiento de ambos de ambas azafatas, rubias con grandes pechos, una lista y otra boba (la más rubia...) Qué pena que ahora no esté en paro, si no haría lo mismo que tú... y lo hice un hermoso año en el que cobraba mis prestaciones y vivía como una reinona de la noche televisiva... Gracias, hacía tiempo que Balki no se pasaba por aquí.

6:30 AM  
Blogger La chica de la tele said...

No me toquen a diana chambers!!!!

7:21 AM  
Blogger SisterBoy said...

Lo siento chicaTV pero me gustaba más Cheers con Kirstie Alley

7:32 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Es una pena que en Cheers no coincidiesen el Entrenador, Frazier y Rebeca Hav o algo así.

8:45 AM  
Blogger Cinephilus said...

aunque siempre me gustó mucho la idea de partida de Sigue soñando, nunca acabé de pillarle el punto a la serie...
sin embargo, mi lado simplón adoraba a los dos primos lejanos... no podía dejar de verlo cuando salía del instituto... ays... que en un añito me caen ya los 30.. snif.. :-(

11:38 AM  
Blogger 3'14 said...

Y recordando otras series... a mí me encantaban Las chicas de oro ( no vale hacer bromas con el tema de las afinidades por edades y tal.. grrrr) Aquellos maravillosos años, una delicia. Creo que todavían reponen Primos lejas, sisterboy, la semana pasada vi un capítulo de madrugada en el curro... pero ahora no se si hace una semana o dos.. pierdo la noción del tiempo y lo que me parece ayer, puede que haga ya tres meses...
Cheers!!! Que gran serie!!! Y de ahí Frasier. Otra de mis preferidas, que vendría a ser un símil a la americana de siete vidas y Aída XD Salvando las DISTAAAAANCIAS ;) Pero vamos, que de un personaje que triunfa en una serie, hacen la suya propia. Diferencias: Frasier está a altura de Cheers, Aída queda a siete galaxias de Siete vidas. Sigue soñando no la recuerdo... ah!! Y la gran (no lo digo por obesa...) Rosanne!!!
Remembeeeer wheeeeeeeeeeeen!!!

12:25 AM  
Blogger SisterBoy said...

He oido hablar mucho de Rosanne pero no recuerdo que la pasaran por ninguna de las cadenas de televisión a las que tenia acceso ¿o sí?

2:28 AM  
Blogger Cristina Crisol said...

Rasanne era maravillosa, la ponían en telemadrid después del telediario. Ácida, humor negro y crítica a la sociedad norteamericana desde la genialidad de los guiones.
Lo único malo es que se intentó hacer un remake a la española con "Pepa y Pepe", fue el primer gran fracaso... después han venido Hospital Central, y tantas basurillas cutres más.
En fin, que si puedes (y tienes tiempo... creo que sí) bájatela.

3:31 AM  
Blogger SisterBoy said...

Tomo nota

4:12 AM  
Blogger Vargtimen said...

Hace meses bajé algunos capítulos de "Primos lejanos" y siguen teniendo la misma gracia.
El primo Larry era un personaje genial. Y aquellas 2 rubias que tenían por vecinas y después por novias...

En aquellos años tampoco me perdía "Cheers". Mi personaje preferido era el cartero; aunque la mujer de Frasier no se le quedaba atrás.

9:21 AM  
Blogger Queer Enquirer said...

Nunca entendí el éxito y las buenas críticas a "Sigue soñando". "Primos lejanos" sin embargo me trae muchos recuerdos, sobre todo la oveja del Balki. Ay, la oveja...

10:06 AM  
Blogger 3'14 said...

Sisterboy, "Rosanne" la vi por TV3, a veces me olvido que es un canal autonómico... Sorry. Pero hoy por hoy, si la serie es de éxito la pasan por todas las autonómicas... ejemplo: Bola de Drac ;)

2:52 AM  

Post a Comment

<< Home