Thursday, June 04, 2009

Cinco pasos que hacen explotar el corazón


Ha muerto David Carradine. Un actor con una carrera interesante aunque dudo mucho que su fallecimiento pueda conmover a nadie que no guarde un recuerdo personal intenso relacionado con su infancia, algo que es precisamente lo que ocurre conmigo. Y ocurre desde luego porque dichos recuerdos tienen que ver con la famosa serie de televisión Kung Fu emitida en España a mediados de los años setenta.

Y es curioso que esto suceda porque yo jamás vi un capítulo completo de esa serie, de hecho ni siquiera recuerdo haberlo hecho muchos años más tarde en alguna de las variadas reposiciones que se pasaron por televisión. El motivo de que nunca viera un capítulo es que se emitía a un horario demasiado tardío para mi gusto (o, mejor dicho, para el gusto de mis padres), así que cuando comenzaban los créditos iniciales era señal inequívoca de que había que irse a la cama. No obstante esas imágenes del luchador solitario caminando entre las dunas bajo el sol ardiente constituyen uno de los recuerdos más poderosos –televisivamente hablando- que guardo de aquellos tiempos de la primera infancia. Lo serían incluso si Carradine hubiera muerto ese mismo año. Pero no murió, y a continuación hizo cosas interesantes de las que merece la pena hablar.





David era hijo de John Carradine, el formidable actor de cara alargada que participó, casi siempre en papeles secundarios aunque inolvidables, en muchas grandes películas como “La diligencia”, “Las uvas de la ira” o “Capitanes intrépidos”.



David era también hermano (o hermanastro según me acabo de enterar hoy mismo) de los también actores Keith y Robert Carradine (muy conocido el primero y un don nadie el segundo).





En una rápida revisión de su carrera en la imdb comprobamos que hasta que llegó la serie que le dio fama imperecedera David participó casi desde la niñez en numerosos trabajos para la de televisión y películas. Luego podemos ver cómo, en los mismo años en los que se emitía Kung Fu, Carradine participó en dos películas de Martin Scorcese incluida su opera prima Boxcar Bertha, (un interesante filme ambientado en los turbulentos años treinta en el que el actor compartía reparto con Bárbara Hershey quien por cierto acabaría por convertirse en su esposa) y su primera gran película, “Malas Calles” en un breve pero sugerente papel de borracho que acababa cagado a tiros en el siniestro bar de los pequeños mafiosos.




Carradine alternaba estos papeles en películas de cierto tono “auteur” con otros productos totalmente imbuidos en el espíritu de barraca de feria de aquellos años como “Cannonball” o “La carrera de la muerte del año 2000” donde presentaba un aspecto que incluso entonces debió resultar ridículo.



Y siguiendo con este eclecticismo que le acompañó (de forma voluntaria o impuesta por las necesidades económicas) durante toda su vida, en 1977 fue llamado por nada más y nada menos que Ingmar Bergman para que protagonizara “El huevo de la serpiente” un filme que, desafortunadamente, sólo pude ver de forma fragmentaria en su día aunque conservo también en la memoria esta terrorífica escena, quizás la más perturbadora que hay filmado jamás el maestro sueco (lo que ya es decir mucho).



De esta época es también “Bound for Glory” autobiografía del cantautor Woody Guthrie dirigida por Hal Ashby.. Un filme con buenas intenciones y resultados bastante plúmbeos, lamentablemente. Lo sé porque me tragué todos y cada uno de los 147 minutos que duraba.



A partir de ahí vienen una larga serie de títulos que desconozco (y que espero no conocer jamás) de entre los que destaca otro biopic, esta vez filmado para la televisión, en el que el actor daba vida al pintor Gauguin. De este trabajo sí que guardo un buen recuerdo.



En ese mismo año (1980) Carradine hizo “The Long Riders” (Llamada en España “Forajidos de leyenda”) curioso experimento cinematográfico ambientado en los años posteriores a la Guerra Civil Americana y que tenía como personajes protagonistas a varias familias de célebres criminales americanos que eran a su vez (y de ahí el experimento) interpretados por hermanos en la vida real. De esta manera David, Keith y Robert Carradine interpretaban a los hermanos Younger.



Después de eso Carradine siguió trabajando incansablemente aunque la mayoría de las veces lo hizo, presumiblemente, en películas y series de diferentes grados de infamia. Lo cierto es que un en un rápido primer (y seguramente último) vistazo a su carrera no encuentro nada más digno de mención hasta llegar a la película homenaje que Quentin Tarantino le dedicó en el año 2004 y en la que, a pesar de que su personaje daba nombre a los dos filmes (o mejor dicho al filme partido en dos cachos) y su voz y su espíritu se dejaban sentir durante todo el metraje, no aparecía hasta la gran escena final.



Una escena que pudo ser un digno colofón a su carrera aunque lo cierto es que David no dejó nunca de trabajar y de hecho la muerte (debida a causas naturales aunque hay también rumores que hablan de suicidio) le ha sorprendido en Bankog donde se hallaba rodando.

Es posible que muchas personas descubrieran a Carradine precisamente en “Kill Bill” aunque lo cierto es que este actor quedó y quedará ya siempre marcado por el papel que le hizo legendario. Para bien o para mal y con justicia o sin ella hoy no ha muerto David Carradine. Hoy ha muerto Kung Fu. Descanse en paz el pequeño saltamontes.

21 Comments:

Blogger Vargtimen said...

Vaya, una sorpresa y una lástima. La verdad es que de Carradine solo recuerdo haber visto algún capitulo suelto de Kung-Fu en los 80s y las pelis de Bergman y Tarantino. Para mí siempre será Bill. Su duelo verbal final con Uma Thurman sentados a la mesa, me parece una de las mejores escenas de la década.

1:35 PM  
Blogger Deckard said...

Pues si se siguen confirmando los rumores la música del final debería ser de Def Con Dos.

5:43 AM  
Blogger SisterBoy said...

¿Te refieres a "Miedo a una muerte ridícula"?

Hombre yo no calificaría así un suicidio salvo que el tipo se haya ahorcado sin querer tratando de correr las cortinas tras una noche de mambo.

5:52 AM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Pues al parecer ha sido un accidente relacionado con un juego sexuarl... ¡Quién nos diera un Hollywood Babilonia 3! ¿A todo esto, sigue vivo Keneth Anger?

7:54 AM  
Blogger SisterBoy said...

¡Hay excitación por asfixia autoinflingida cuantas vidas has costado ya!

Estas noticias son descorazonadoras, si ni siquiera en la vejez puede uno librarse del pecado original los hombres estamos destinados a no vivir en paz nunca.

Kenneth Anger sigue vivito y babeando que yo sepa. Es curioso, precisamente le he prestado a mi hermana convaleciente los dos tomos de Hollywood Babilonia y, como casi todos los que han atacado dichas lecturas, se esta dirvitiendo y horrorizando a partes iguales.

8:04 AM  
Blogger El Impenitente said...

Que los hombres estamos destinados a no vivir nunca en paz es un hecho. Cuántos dramones se cuecen en las residencias de la tercera edad. Me río del mal de amores adolescente.

Hablando de amor: Barbara Hershey. Dos películas vi suyas. "Hannah y sus hermanas" y "El ojo público". No volví a saber de ella. Es culpa mía pues tampoco la busqué. Pero quererla, lo que se dice quererla, mucho más que Joe Pesci.

Y, ahora que lo dices, recuerdo "Kung Fu" pero no recuerdo haber visto ni un capítulo. Igual tenía dos rombos. Igual era muy tarde.

9:44 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues si ves Boxcar Bertha y El ente tu amor será inabarcable poque son dos pelis en las que Barbara enseña lo suyo. También salía en "La última tentación de Cristo" pero esa peli es un jodido coñazo.

9:48 AM  
Blogger Deckard said...

Y también se ve cacho en El Ente.

Se puede vivir tranquilo si no te la machacas colgado del cuello en un armario de Bangkok.


P.D: lo de DCD era por ésto no por un simple suicidio.

2:03 PM  
Blogger SisterBoy said...

Pero hombre si he nombrado El Ente :) ¿cómo podría olvidarla?. Pobló los sueños humedos de muchos adolescentes de los ochenta.

Si se confirma que Carradine ha muerto de esa manera (y todo indica sí, es demasiado absurdo para ser mentira) será muy triste para su familia y amigos aunque él afortunadamente ya está más allá de todo eso. Y la verdad puestos a irse mejor así que atragantado con un hueso de pollo.

When I go, I'm going like Elsie

Fe de erratas: En mi segundo comentario cuando dije "Hay" quise decir "Ay". Terrorífico error que merece el destierro al reino de los mensajes de móvil.

2:33 PM  
Blogger Deckard said...

Pues vaya lapsus, supongo que mientras escribía la respuesta estaba pensando en la Hersey en bolas y se me fue el santo al cielo.

Tienes razón, es como lo de Zidane. ¿Qué mejor momento para que se te vaya la olla que tu último partido?

2:53 PM  
Blogger El Impenitente said...

¿No eran Siniestro Total los de "todos los ahorcados mueren empalmados"?

Y luego estaban Los Enemigos, en "La paella" los que cantaban "y ahora estoy aquí colgando de la rama de un arbolito. Menos mal que me entretengo viéndome tan tieso el pito".

12:21 PM  
Blogger SisterBoy said...

Lo malo es que pervertidos de todo el mundo tienen que tener ahora mismo cuerdas alrededor de las pelotas tratando de hacer un Kung Fu

12:55 PM  
Blogger Ra está en la aldea said...

Lo peligroso no es tener cuerdas en las pelotas, sino en el cuello. Pero vamos, creo yo que estas muertes son dignas de un premio Darwin a selección natural (O algo parecido era).

4:27 AM  
Blogger SisterBoy said...

Ya pero seguro que en las pelotas duele más :(

4:49 AM  
Blogger Mery said...

Pues yo lo conocía por Kung Fu y tampoco vi un sólo capítulo en mi vida... no supe de él hasta Kill Bill y ahora hasta su muerte, aunque leyéndote ya veo que no paró de trabajar.
Vaya pena que todo Cristo se tenga que enterar de cómo falleció, no por él que le dará igual, sino por su familia que además de lidiar con el dolor de la pérdida debe sentir bastante vergüenza o rabia de que se recuerde así su final.
DEP

11:21 AM  
Blogger Armin Tamzarian said...

Hola Sisterboy, aquí un fan tuyo anteriormente conocido como CuñadodeXander en los foros de Anika.

Yo también guardo gratos recuerdos de Kung Fu e incluso la secuela aquella tan horribel que hizo con un supuesto hijo en Kung Fu, La Leyenda Continua, y también es cierto que su carrera fue prolífica, pero si Warren Beatty no hubiera rechazado el papel de Bill en la película de Tarantino ni dios de las nuevas generaciones se acordaría del pobre hombre.

Un saludo.

11:44 AM  
Blogger SisterBoy said...

Y como dijo alguien cuando se muera Peter Falk se morirá Colombo a pesar de que Peter hizo películas muy buenas y algunas de ellas muy importantes pero de eso ya hablaremos cuando la palme.

En los viejos tiempos de Hollywood los productores de la película hubieran invadido la habitación del hote lantes de que llegara la policia y hubieran dejado al hombre más presentable pero estamos en tiempos mucho más salvajes.

Armin Tamzarian bienvenido, prefiero tu nuevo nick :)

12:07 PM  
Blogger 3'14 said...

Y estos son los 5 siguientes pasos:

1) 72 años.
2) Apetito sexual suficiente para seguir autopracticándose gallardas, con una más que demostrada inclinación por disfrutar de experiencias extremas.
3) Una habitación de hotel.
4) Unas cuerdas de unas cortinas.
5) Un bonito armario.

(la maña que se traería el Kung fú para montar semejante dispositivo!)

La guasa que llevaba un artículo de la Vanguardia el fin de semana haciendo un juego de palabras con el suceso y el título de la película que estaba rodando de Tailandia: Stretch, que significa estirar:
(...) y es que estiró demasiado la cuerda.

Bromas a un lado, por lo menos moriría a gusto.

12:24 PM  
Blogger SisterBoy said...

Al loro que los últimos rumores apuntan a que Carradine fue asesinado porque estaba investigando a los señores del crimen del Kung Fu ¿?

http://es.movies.yahoo.com/blog/article/4608/david-carradine-liquidado-por-asesinos-kung-fu.html

12:33 PM  
Blogger Deckard said...

¿Pero qué significa "los señores del crimen del Kung Fu?

Yo espero que ahora Jess Franco ruede un biopic, el malo será Fumanchú, claro.

2:11 AM  
Blogger Arual said...

Acabo de descubrir gracias a este post la muerte de David Carradine, decididamente no estoy en este planeta.
Yo tampoco recuerdo ver ningún capítulo de KUNG FU pero es de sabiduria popular saber que fue él el prota de la serie.
La verdad es que KILL BILL es el único trabajo que habré visto de él o que recuerdo ver pero qué trabajo xddd!!!

5:22 AM  

Post a Comment

<< Home