Monday, May 24, 2010

Paradise Lost



¿Por qué motivos se levanta la gente a las seis de la mañana?. Yo me he levantado muchas veces a esa hora. Desde luego la mayor parte de dichas veces ha sido para trabajar, algunas otras para ir a buscar o a llevar a alguien del primer grado de consanguineidad al aeropuerto, en ocasiones incluso para asistir a un acontecimiento deportivo (recuerdo por ejemplo los madrugones que me pegaba en los años ochenta para ver a Mike Tyson tumbar en tres segundos a alguno de sus desgraciados oponentes).

Pero ¿Para ver el final de una serie de televisión? ¿Quién madrugaría para eso? Pues al menos en este (y en otros próximos) uso horario lo han hecho millones de personas en un acontecimiento televisivo universal sólo comparable (aunque por causas bien distintas como es lógico) a las imágenes del ataque contra las Torres Gemelas del año 2001.

Podría decir eso de que me siento estremecido por haber estado presente en algo que de lo que (siempre hablando en términos de la historia de la caja tonta) se hablará dentro de 50 años pero no voy a hacerlo porque no tengo ni idea de si efectivamente lo de esta mañana pasará a la posteridad.

Tampoco voy a entrar en discusiones sobre el final que tanta gente estaba esperando, para eso ya existe el blog dedicado a la serie donde algunos llevamos tres años debatiendo.

La autora de dicho blog suele hablar a menudo (en otro de sus foros dedicado a la televisión en general) de la desazón y la tristeza que le produce los finales de las series que sigue con tanto fervor. Y aunque yo no soy tan apasionado como ella sí que he notado en ocasiones sentimientos parecidos. Me ocurrió la primera vez con “Six feet under” una serie cuyo mensaje sencillo pero fundamental (y que consiste simplemente en que cada uno debe decirse a sí mismo “te vas a morir”) es algo que puedo decir que ha modificado mi modo de ver la vida. Me ocurrió también con “The Wire” aunque en este caso se trataba nada más que de un ramalazo de tristeza ante la idea de que no iba a poder disfrutar más de las apasionantes aventuras de sus protagonistas (entre ellos la mismísima ciudad de Baltimore verdadero centro de todo la historia).

En lo que se refiere a Lost lo cierto es que aún no tengo muy claro cual está siendo mi reacción apenas seis horas de concluido el gran acontecimiento contemplado simultáneamente en 59 países.

No recuerdo la primera vez que oía hablar de una serie de la que todo el mundo contaba maravillas. Mi primer contacto con ella fue a través de la emisión por el canal FOX, una forma bastante digna de seguir una serie lejos del martirio que supone tratar de hacerlo por alguna de las cadenas generalistas. El impactante episodio piloto, el estremecedor cuarto capitulo y ese indescriptible doble cliffhanger con el que concluía la primera temporada consiguieron engancharme cual bonito en bichero.

A partir de la segunda temporada decidí seguir la serie como un auténtico fan, esto es descargándome los episodios apenas unas horas después de ser emitidos en USA y con subtítulos hechos a la carrera por parte de algunos entusiastas a los que nunca podremos agradecer lo bastante sus desinteresados esfuerzos.

A medida que avanzaban los capítulos y las temporadas los misterios se iban acumulando y la capacidad de los guionistas por dejarnos con la boca abierta parecía no tener límites. Cada uno de los fragmentos del drama se vivía con una intensidad fuera de lo común y provocaba unas discusiones posteriores inacabables (Lost puede disfrutarse en solitario en lo que respecta a su emisión pero es casi obligado acudir, nada más terminar el visionado, a alguno de los numerosos foros creados en torno a la serie para comenzar a debatir sobre lo visto y oído).

Sin embargo a medida que avanzaba la historia empecé a sospechar algo que no por inevitable dejaba de ser un punto decepcionante. Me refiero desde luego a la certeza de que no había explicación posible y de que el misterio no sería jamás desvelado. Era una conclusión lógica por el simple hecho de que había millones de personas elucubrando sobre lo mismo y al mismo tiempo, y muchas de ellas además extraordinariamente inteligentes y disciplinadas a la hora de escrutar hasta el último detalle de cada capítulo. Pues bien, ninguna de las teorías expresadas ha sido jamás lo suficientemente fuerte como para no ser puesta en cuestión y ser capaz de resistir dicho cuestionamiento, a veces incluso (de forma explícita o implícita) por los propios responsables de la serie.

Era normal pues pensar que si no se había llegado a ninguna conclusión perfecta con tantas mentes puestas en ello era porque dicha conclusión perfecta no era posible. Nunca se llegaría a explicar de forma satisfactoria tantos misterios interconectados.
Según tengo entendido la intención inicial era hacer una serie de tres temporadas. El gran éxito de la primera de ellas obligó al parecer a extender dicha duración hasta el doble obligando así a crear nuevas tramas perpendiculares y paralelas con lo que el embrollo quizás se les haya escapado de las manos.

A nivel personal y tras la mencionada decepción inicial tengo que decir que al menos quedé para siempre al margen de las inevitables polémicas que traería consigo el final de la serie, y aceptado el hecho de la imposibilidad de un final feliz (me refiero a un final que nos hiciera a todos felices) quedaba pues únicamente el disfrute del gran espectáculo televisivo que suponía el visionado de la serie que sólo por la cantidad de horas que nos ha ocupado elucubrando de forma encantadoramente inútil sobre el sexo de los ángeles merecería muy mucho la pena.
Así pues por más que el destino no sea el esperado nadie puede negar que el camino ha sido largo y fructífero y como epitafio final decir que al fin y al cabo lo importante no es la isla sino los isleños.


19 Comments:

Blogger Slim said...

Yo no la he seguido, pues lo intente en la 2 pero me marearon de lo lindo: esta ha sido la primera serie que ha vuelto majareta a la gente a traves de internet, y como no acostumbro ni siquiera ahora a bajarme series (menos hace 4 años) pues no la he podido ver.

reconozco ese sentimiento de pena que dices y que yo lo senti con friends cuando acabó. pero como dices al menos te queda lo disfrutado.

8:54 AM  
Blogger Ra está en la aldea said...

Ya conté en alguna ocasión mi historia de enganche con Lost, y efectivamente nos hemos juntado unos amigos en mi salón para discutir, gritar, llorar y poner cara de estupefacción (sobre todo cuando Ana García Siñeriz, dolor y muerte para ella, definió a Vincent como "un perro"), siendo plenamente conscientes de que estábamos viviendo un acontecimiento cultural y sociológico único. O si no único, de muchísima importancia.

9:38 AM  
Blogger SisterBoy said...

Slim aunque soy anti Friends (y anti "Como conocí a vuestra madre") te comprendo.

Ra, en Losteoricos hay una batalla a vida o muerte ¿por qué no estás allí?

9:50 AM  
Blogger Ra está en la aldea said...

Me lo leí todo esta mañana y acabo de comentar ahora. Creo que necesitaba echarme la siesta.

9:52 AM  
Blogger Slim said...

jaja precisamente ahora estoy viendo Como Conoci a Vuestra Madre, que la poonen en antena neox por las tardes tres episodios, y las niñas se la graban y la vemos por la noche...no te gusta?
yo le estoy cogiendo un cariño a Barney!!

2:31 AM  
Blogger SisterBoy said...

De los pocos capítulos que vi recuerdo que Barney era el menos asesinable de todos.

2:53 AM  
Blogger Deckard said...

Ana García Siñeriz ha demostrado que es un TITAN de la comunicación española. Puede hacer el ridículo en los Oscars, en el final de Lost y en lo que haga falta. No hay fronteras para ella.

3:47 AM  
Blogger 3'14 said...

snif... siento un vacío...
bueno, que coño1 tan sólo era una serie!! jajaja

Si quieres algo nuevo, te recomiendo Breaking Bad, pero sin comparaciones!! son odiosas! la gente busca un sustituto y las cosas no son así, cada cosa merece su lugar y punto :)

De hecho, la serie que te recomiendo no tiene nada que ver con Lost, en todo caso, le veo más conexiones con Weeds, pero es más cínica, y sus episodios duran más. como si a los hermanos Coen les hubieran encargado una serie... esta podría ser perfectamente.

11:11 AM  
Blogger SisterBoy said...

Tomo nota Pi aunque desde luego no busco un sustituto para Lost porque tal cosa no existe y si existiera...¡sería un sustituto! :)

Todavía sigo bajo el shock así que no he empezado con la fase de tristeza

2:13 PM  
Anonymous Sr. Biltons said...

Mi serie favorita de todos los tiempos siempre fue "Twin Peaks" me gusta mucho David Lynch y como él mismo dijo "Un misterio es siempre más bonito cuando se plantea que cuando se resuelve y la solución lleva a la decepción". Por eso iba preparado desde la primera temporada a que no hubiera respuestas y sí muchas pistas y teorías, por eso la he disfrutado de principio a fin, no será redonda pero es una gran serie.

Un saludo. Genial el blog

P.D el año que viene campeones de "El Juego"

6:06 PM  
Blogger Mery said...

Yo empecé a ver lost desde el capítulo 1 a ritmo USA porque era un gran fan de ALIAS y sabía que J.J. me iba a enganchar y de la misma manera sabía que iba a dejar ochenta cabos sueltos... si lo hizo con Alias y no era ni de coña tan enrevesada cómo no iba a hacerlo con LOST? Así que disfruté del final fijándome sólo en las emociones, en los sentimientos, sin buscar nada más que un bonito epílogo a las vivencias de ese grupo de desconocidos que acaban siendo familia. Los que se han decepcionado es porque buscaban una explicación racional y la única solución que había era dejar las cosas como estaban: contarnos el fin desde el punto de vista de los losties que tampoco saben todo sino que lo aceptan como viene a medida que viene.
Os dejo un enlace muy bueno de youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=XFKoxKQHOk4&feature=player_embedded

11:39 PM  
Blogger SisterBoy said...

Bienvenido Mister Blitons, los Cachondones son siempre bien recibidos aquí :)

Mery recuerdo que en el foro de Anika había acérrimos defensores de Alias, de hecho yo no le había prestado nunca demasiada atención hasta que ustedes empezaron a hablar de ello. La tengo en la lista.

12:15 AM  
Blogger bolboreta said...

Yo sí que estoy lost.

12:56 AM  
Blogger SisterBoy said...

¿Y quién no lo está? :)

4:54 AM  
Blogger Vargtimen said...

Yo me enganché a Lost cuando ya iba por la tercera temporada en USA. Y después de varios años, ahi estaba el lunes a las seis de la mañana con ganas de que todo terminara, pero a la vez sabiendo que acabaré echando de menos la serie (para empezar, este mismo miércoles, cuando me di cuenta de que ya no habría más capítulos de LOST para descargar).

El final en líneas generales me gustó. La resolución de la trama LAX me resultó emotiva y muy digna. La resolución dentro de la isla me convenció menos. Entre la falta de respuestas, lo decepcionante de las que sí nos dieron (una luz mística, el tapón de un desagüe, un casting de candidatos a un trabajo), y las tramas y personajes innecesarios de esta 6º temporada (los tipos del templo y ese mareante ir y venir de los personajes estos últimos capítulos: ahora nos juntamos, ahora nos separamos, ahora estamos con Locke, ahora con Widmore) la verdad es que no acabó de llenarme. Pero bueno, han sido muchos años de grandes momentos y LOST ha dejado el listón muy alto.

5:15 PM  
Blogger SisterBoy said...

Que cada uno se haga la pregunta ¿Pintaban algo al final el chino del templo y sus adlateres?. ¿Alguíen es capaz de responder que sí?

3:41 AM  
Blogger Adso said...

Reconozco que me hubiera gustado haber estado al día y haber disfrutado de un acontecimiento mediático como este, pero a mí me empezó a chirriar LOST al final de la primera temporada, así que me desenganché rápido.

Como ahora sólo vivo para "The Wire", la verdad es que tampoco me importa demasiado.

4:26 AM  
Blogger SisterBoy said...

Ya veras cuando llegue el final de The Wire. Entonces nos comprenderas

6:02 AM  
Blogger Arual said...

Yo estoy sustituyendo LOST con THE WIRE... y de momento la terapia parece que funciona!

2:23 AM  

Post a Comment

<< Home