Friday, September 30, 2011

No rest for the wicked



En el año 2002 Enrique Urbizu firmó “La caja 507”, una película que resultó ser un más que digno (si exceptuamos algunas filigranas de guión poco justificables) intento de hacer un cine de género negro en España, años antes el propio Urbizu ya había hecho sus pinitos en ese campo con “Todo por la pasta”. Un empeño que tiene ahora su prolongación en “No habrá paz para los malvados”, estreno que, como suele ser habitual, ha contado con una eficaz campaña de publicidad y con el molesto tono crítico-amistoso con el que los profesionales del medio suelen referirse a los productos del cine patrios.

De todos modos a mí, más que a los otros títulos de Urbizu, “No habrá paz para los malvados me ha recordado más bien a un éxito reciente de nuestro cine: “Celda 211”. Y no me refiero a un parecido genérico, me refiero más bien al hecho de que se trata de dos películas organizadas en torno a la construcción de un personaje de carácter, interpretado por un conocido actor, una interpretación enarbolada como estandarte de la película y a la que van dirigidas la mayor parte de las alabanzas que se le dirigen. En aquél caso se trató del “Malamadre” de Luis Tosar, aquí del Santos Trinidad (por cierto una elección pésima en el nombre, pareciera que estuviéramos hablando del protagonista de un spaghetti western de cuarta categoría) de José Coronado.





Efectivamente, la gente hablará en el futuro de esta película (suponiendo que esta película tenga futuro) a propósito de lo bien qué estaba Coronado y del marcado carácter de su personaje. Y tendrán razón porque sin duda Santos Trinidad y sus tribulaciones son lo mejor de este filme, su personaje carece del desagradable tono del malditismo prefabricado y ofrece una visión veraz (cinematográficamente hablando por supuesto) de un individuo en decadencia física y moral, merced a esas imágenes del inspector corrupto, borracho y visceral, pero a la vez capaz de mostrar una fría determinación a la hora de tratar de arreglar el terrible estropicio que causa en la primera escena.

Es una lastima que el resto del argumento no esté a la misma altura que la mera escenificación de las desventuras de Santos, no ocurre así al principio cuando la historia discurre por los derroteros del más puro cine negro al describir el drama con el mismo tono fatalista de las grandes historias del género, ese que muestra a miserables seres humanos atrapados por una ineludible tela de araña que se va enredando cada vez más sin que nada de lo que hagan sirva para otra cosa que para enredar más la madeja (nombres como “Detour” de Edgard Ullmer o “Ascensor para el cadalso” de Louis Malle me vinieron a la cabeza mientras veía esta película, aunque cualquier espectador podría invocar muchos otros títulos). También me pareció estimable esa parte de la trama en la que Santos hace su propia, torpe, violenta y desesperada indagación paralelamente (y sin embargo siempre un paso por delante) a la fría y formal que hacen las autoridades oficiales.

Humildemente creo que con todo esto había bastante como para sacar una buena película, pero los autores decidieron hacer una variante extraña y poco afortunada que deshace el efecto de verosimilitud conseguido y devuelve la película a ese territorio poco convincente en el que se suele desarrollar el escaso cine de género que se hace en nuestro país. Por añadidura esta derivación del argumento está dominada por actores y personajes mucho menos atractivos que el binomio Santos-Coronado, tal es el caso de Juanjo Artero cuya incorporación al elenco artístico de la película me parece un error de casting, no porque lo haga mal ni mucho menos, sino por que el bueno de Juanjo ya se había pasado toda la década anterior haciendo de policía. En cuanto a lo de Helena Miquel…su participación en esta película me parece una broma que no debió durar más de diez segundos.







En fin que la conclusión de “No habrá paz para los malvados” me deja las mismas sensaciones que ya me dejó en su día la anteriormente reseñada “Celda 211”, tanto que no puedo evitar repetir lo que dije entonces cambiando el nombre de la película.

Pero repito que en el fondo todo esto carece de importancia porque lo que en realidad fuimos todos a ver es a José Coronado en su papel del broncas Santos Trinidad y a ese respecto no creo que nadie saliera decepcionado.



10 Comments:

Blogger cucumber said...

Esta bien que se hagan peliculas españolas serias, Celda y ésta en question. Me parece mucho más verosimil mil veces "no habra paz.." que la Celda, que no me la crei en ningun momento.
Discrepo respecto a Helena de Miguel, me parecio muy creible su papel. Me recordaba a muchas funcionarias de alto nivel cuando intentan ponerse serias.

12:57 AM  
Blogger Slim said...

a mi me gusto mucho la peli, incluidos "charlie" y la juez, tambien cómo estaba todo ambientado, la comisaria, las discotecas, los barrios. Y coronado, hace un papelón, indudable. y la historia, tan bien hilada.
lo siento por ti que ultimamente no estas acertando mucho con las pelis.
vimos el trailer de Four lions, casi me muero de risa. en youtube esta en español, doblado pesimamente. no lo he encontrado subtitulado, mejor tu que sabes tanto ingles,miralo en VO. es genial.

1:05 AM  
Blogger SisterBoy said...

No creo que esté teniendo mala suerte con las películas, lo que pasa es que es muy raro encontrar una que te guste íntegramente, la mayor parte de las veces te gusta de forma parcial como ocurre aquí.

No discuto que Helena Miquel esté creíble en su papel, pero se nota que no es una actríz profesional, es como si en lugar de a Coronado hubiésemos elegido a un aficionado que interpretara a un policia, podría ser creíble pero sigue sin ser una buena actuación.

Oí hablar de Four Lions en Días de cine, incluso aunque se hubiese estrenado aquí no hay posibilidad de verla en v.o., la alternativa será la de siempre. Por cierto que es una película del año pasado, lo mismo que Somewhere que yo sinceramente pensaba que ya se había estrenado en España.

4:07 AM  
Blogger Vargtimen said...

"Rock 'n' roll..."

Yo después de oír a Coronado diciendo eso en el trailer, como que no. Y el nombre de Santos Trinidad parece escapado también de una novelucha de Barry Gifford.
He oído cosas muy buenas de "4 lions", así que habrá que "ir al cine" a verla. La de Sofia Coppola también habrá que verla, aunque solo sea por masoquismo.
No creo que estés teniendo mala suerte eligiendo películas; es que este 2011 está siendo bastante flojo. A ver si en el tercer trimestre se entona la cosa con Polanski, Von Trier, Cronenberg y la tal "Drive".

2:55 AM  
Blogger SisterBoy said...

Cronemberg me ha parecido un poco desentonado en sus dos últimas películas pero esta tiene mejor pinta, la de Lars Von Trier la espero con ilusión.

8:16 AM  
Blogger Vargtimen said...

Yo le tengo muchas ganas a la de Von Trier. El martes la veré en Sitges, aunque está ya en DVDscreener por ahi. Con Cronenberg me pasa lo mismo que a ti. No me dice mucho desde que se ha domesticado, lo prefería con cosas como "Crash". Pero esta última pinta muy bien.

11:46 AM  
Blogger SisterBoy said...

No olvides tu crónica sobre lo que hay que ver del festi.

12:17 AM  
Anonymous Anonymous said...

REFRESCOSPEPITO said:

¡Hermano!, Helena Miquel está buena, ¿por qué le haría falta actuar?

Y qué buen golpe el disco de Helix, ejeje. Todavía andará por casa (espero).

5:45 AM  
Blogger SisterBoy said...

Juas pensé que te habías llevado todo eso.

8:54 AM  
Blogger Casasde said...

This comment has been removed by a blog administrator.

7:49 AM  

Post a Comment

<< Home