Wednesday, August 02, 2006

Who´s fighting and what for?



Se dice que cuando los Rolling Stones caminaban hacia Altamont campo a través en medio de la noche se tropezaron con una valla que les interrumpía el paso, alguien empezó a dar patadas contra el obstáculo con el objetivo de derribarlo y en ese momento Keith Richards pronunció unas proféticas palabras “Primer acto de violencia”

El 6 de diciembre de 1969 los Rolling decidieron concluir su gira americana dando un concierto gratuito como parte de un festival con varios grupos de la onda San Francisco en el circuito de carreras de Altamont en Alameda County, California.

A los amantes de poner fecha al comienzo y al final de los movimientos musicales y/o sociales los sucesos de Altamont les vinieron de perlas. Era como se ha señalado Diciembre de 1969 y muchos quisieron ver lo que sucedió como el final del sueño de paz y amor de la década de los sesenta.

Fueron varios los factores que desencadenaron el desastre, en primer lugar el hecho de que al parecer los asistentes al festival fueron recibidos con gran hostilidad por los habitantes de la zona, en segundo lugar la inexplicable decisión de encargar la seguridad del evento a los Ángeles del Infierno, una pandilla de motoristas que además eran en su mayor parte criminales y traficantes de droga (el equivalente en España sería contratar a los Ultrasur), en tercer lugar la extraña disposición del escenario situado a un nivel muy bajo y sin ninguna clase de separación con el público que estaba a una distancia tan corta que los de primera fila podían agarrar a Mick Jagger con la mano (no se pierdan ese perro que cruza frente al grupo como si tal cosa), en cuarto lugar la evidencia de que muchos de los espectadores estaban drogados hasta las patas, se habló incluso de que se había repartido LSD gratuitamente entre el público (atención también a esa colgada en pelotas que trata de subirse al escenario golpeando a todo el que se interponía en su camino).

Lo cierto es que durante todo el festival se multiplicaron los incidentes, durante el día el guitarrista de Jefferson Airplane uno de los grupos invitados había sido agredido y los Grateful Dead se negaron a actuar en vista de lo mal que pintaba el asunto. Pero el momento culminante tuvo lugar durante la actuación de las estrellas de la jornada. Cuenta la leyenda que fue en alguno de los tumultos que se produjeron durante la interpretación de Sympathy for the devil cuando tuvo lugar el apuñalamiento y muerte de Meredith Hunter un chico negro al que se acusó de esgrimir un arma de fuego. He visto muchas veces estas imágenes y nunca he podido distinguir que ocurriera nada de eso, más bien es al final de Under my thumb, otro de los temas de aquel concierto donde se aprecia con claridad como uno de los Ángeles del Infierno arremete con un cuchillo contra un espectador negro que parece tener una pistola en las manos tal y como se aprecia en estas otras imágenes.




El hecho de que fuera una canción que contenía la palabra “Devil” en su título la que cargara con parte de la culpa de lo que pasó aquella noche puede ser otro ejemplo de cómo se adapta la realidad de la forma que más convenga a la leyenda.

Los Rolling Stones no tuvieron dudas en incluir todas estas desgracias en su película Gimme Shelter lo cual es por cierto otro ejemplo de lo mucho que han cambiado los tiempos, dudo que hoy en día alguien se permitiera ese gesto de honestidad al igual que es muy difícil que en alguno de los profesionales y asépticos espectáculos que tienen lugar ahora se cometan tantos errores como en aquella locura de festival.

Esta es sólo una vieja historia de los sesenta.

18 Comments:

Blogger Zar Polosco said...

Primera noticia que tengo de lo de Altamont. No lo había oído nunca. Y es interesante, muy interesante. Agradecido.

4:16 AM  
Blogger SisterBoy said...

Forma parte de la leyenda negra del rock and roll junto con otras historias que iremps poniendo :)

5:14 AM  
Blogger RobotMolar said...

Muy bueno ese perro. Si como dices haces una sección periódica con historias de este tipo seré visitante asiduo.

2:45 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues sé bienvenido robotmolar me voy a visitar tu blog para presentar mis respetos

3:33 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Ya puedes empezar un blog, Gorras o robotmolar. Mientras tanto, sisterboy, puedes indagar en la vida y obra del gran Gorras en el enlace Tomoya de mi blog.

3:47 AM  
Blogger RobotMolar said...

De momento con visitar vuestros blogs e intentar poner mi web a punto voy suficientemente servido.
Gracias, no obstante, por los respetos, Sisterboy.
Y gracias Zar por la publicidad, espero que desinteresada, de mi magna obra.

3:58 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Que raro me resulta dialogar contigo, Gorrín mío, en terreno ajeno, usurpando el espacio del pobre Sisterboy, que nos podría mandar a tomar por culo y con razón. Sabes que te hago publicidad siempre que puedo con el único interés que tu obra en mi poder se revalorice. Yo todo lo hago por la pasta, ya lo sabes.

4:26 AM  
Blogger SisterBoy said...

Por mí estupendo cuantos mas comments mejor :)

5:33 AM  
Blogger Vargtimen said...

Joer con el concierto. Drogas, ángeles del infierno, armas de fuego, apuñalamientos....se empieza así y se acaba tirándole tomates a Ramoncín en el ViñaRock...Dónde vamos a ir a parar!!

8:24 AM  
Blogger SisterBoy said...

Hablando de Marroncín (como se le conocía en los ambientes heavys de los ochenta) el otro día asomo el hocico por la TVE para hacer una versión de Roadhouse Blues. ASco!

12:27 PM  
Blogger SisterBoy said...

This comment has been removed by a blog administrator.

12:28 PM  
Blogger Rafael P. said...

joder,no tenía ni idea de esto. La única leyenda que conocía de los Rolling es la de su cambio de sangre.

4:55 PM  
Blogger SisterBoy said...

Mick Jagger lleva el pelo de cuarenta personas y se inyecta sangre de mono

5:21 PM  
Blogger Rafael P. said...

Bueno, no sé si de mono. Yo conocía la leyenda urbana de que todos los años se cambiaba toda la sangre de su cuerpo para no tener que dejar su vida de vicios y que no le pase factura.

5:43 PM  
Blogger Mangarran said...

También cuenta la leyenda que después del incidente de Altamont la canción "Simpathy for the devil" no quisieron tocarla en muuucho tiempo.

Saludos.

3:44 AM  
Blogger Ace Frehley said...

Yuju
es un vídeo estupendo, Señor Rodilla Letón.
La verdad es que ese día no se podían hacer peor las cosas.

Esto de Blogger es nuevo para mí.

Refrescospepito

3:21 PM  
Blogger Ace Frehley said...

Vaya, me he registrado pero no sé si va o no va

3:22 PM  
Blogger SisterBoy said...

Va :)

4:33 PM  

Post a Comment

<< Home