Tuesday, July 18, 2006

El rincon de la poesia

El rincón de esta semana está dedicado al poeta en lengua vasca Gabriel Aresti Segurola y su oda al solipsismo Munduaren Neurria (La medida del mundo). Naturalmente se presenta traducido al castellano, espero que les guste


Hablo sobre mí mismo porque yo soy la medida del mundo.
Que me perdonen.
Cada cual ve las cosas según sus ojos.
¿Y quién me dice a mí que el campanario de la iglesia
De Llodio no puede ver? ¿Quién me lo dice?
debo hablar sobre mí mismo
porque yo soy
lo que mejor conozco.
Mi pecho es un laberinto, un dedalo,
y conozco perfectamente todos sus recovecos:
Por él puedo caminar como de la cómoda a la cama,
Hasta el día que me cieguen los ojos del alma.
De todas formas yo soy el que hablo
Y digo mundo,
Con mi vara debo medir el mundo,
porque no puedo usar mejor medida.
Lo que hay dentro de mi pecho,
sólo eso quiero yo saber.
Hablo sobre mí mismo.
Vive en Zarauz un hombre, que antes de la guerra
comulgaba diariamente.
¡Ahora sólo una vez al año,
Pues que protestar, sí,
qué demontres!
Tiene una hija de veinte años,
que estudia piano, pintura y alemán;
al año que viene se le casará
nada menos que con un ingeniero de puentes.
A ese hombre no le gustará
que hable yo sobre mí mismo, pero
no se da cuenta que soy
el hombre más sabio de este mundo.
No está sabedor de ello el pobrecito.

5 Comments:

Blogger Zar Polosco said...

Toda la vida afirmando que la realidad es un estado de la mente y resulta que eso se llama solipsismo. Mi acervo cultural te lo agradece. Esto del blog es cojonudo.

9:26 AM  
Blogger SisterBoy said...

Más bien se llama física cuantica, intenta ver la pelicula "¿Y tú que sabes?" http://spanish.imdb.com/title/tt0399877/

Vela! vela y veras! (eso no significa que sea una buena peli que no lo es)

12:23 PM  
Blogger 3'14 said...

El peligro de hablar sólo de uno mismo es que se corre el riesgo de perder el sentido de la realidad, pues cierto es, a mi entender, que cada cual es uno mismo y sus circunstancias, pero vivimos rodeados de multitud de cosas que no nos son ajenas, algunas formarán parte de nosotros mismos, y como tales, al abasto de nuestro conocimiento. Pero escuchar, de vez en cuando, es tan gratificante incluso diría que más, que verbalizar lo que ya se sabe.
Ha hablado una solipsista de la hostia, pero con grandes esfuerzos de reinserción ;)

4:55 AM  
Anonymous remi said...

muchas gracias, yo busque ese poema i lo encontre en tu blog !

7:46 AM  
Blogger SisterBoy said...

Gracias Remi espero que sigas visitando mi casa y encuentres más cosas que andabas buscando :)

8:30 AM  

Post a Comment

<< Home