Thursday, June 11, 2009

La frase de la semana. Especial Feria del Libro

No sé si ocurrió en “la” Fería del Libro o en “una” fería del libro. Lo cierto es que, donde quiera que fuese, tenemos en una firma de ejemplares a Lucía Etxebarria y, junto a ella, a un autor con menos fama y donosura. La cola frente a la mesa de la primera es interminable mientras que en la mesa donde firma el otro escritor apenas se pasa nadie.

En un determinado momento Lucía se vuelve hacía su compañero de caseta y le dice “Oye, ya que no tienes nada que hacer, ¿por qué no me cuentas algo”.

9 Comments:

Anonymous Ra está en la aldea said...

Odio profundamente a Lucía Etxevarría, pero no podría vivir sin ella. Me he leído con esa fascinación que provoca mirar al abismo hasta su ensayo "En brazos de la mujer fetiche".

9:56 AM  
Blogger SisterBoy said...

A mí me ocurre al revés, yo no he leído nada de ello (excepto sus artículos semanales o bisemanales en el Magazine) pero me cae simpática.

Eso sí, sus opiniones sobre "Memoria de mis putas tristes" me parecen una paletada.

¿Extevarria o Exteberria? Ahora mismo me dejaste en la duda

11:57 AM  
Blogger El Impenitente said...

En euskera no existe la v. O Echevarría o Etxebarría.

Es del 66, lo cual de por sí no significa nada. No he leído nada de ella, ni corto ni largo. Pero si su compañero de stand hubiese sacado una faca y le hubiese rebanado el gaznate hubiese sido un acto muy elegante.

1:38 PM  
Blogger SisterBoy said...

El divismo en un jefe de negociado es algo inadmisible pero en alguién que se dedica al arte deberia ser obligatorio. El compañero de firma se limitó a contar esta anécdota. Yo también hubiera preferido lo de la faca.

1:53 PM  
Blogger Mery said...

Al lmenos Lucía Etxeb/varría escribe, si lo llega a decir la típica folklórica que sólo saca una novela pa la feria... aunque eso se ve más en Barcelona, en la feria de Madrid se ven más escritores y menos "caras de pantalla", aqui Sant Jordi es insoportable. El que lee durante el año prefiere no pisar la calle.

4:58 PM  
Blogger 3'14 said...

Tengo un par de libros de ella en casa: Beatriz y los cuerpos celestes y Nosotras que no somos como las demás. El primero creo recordar que me gustó en el momento en el que lo leí, hoy por hoy, no creo que su lectura me interesase. Del segundo no recuerdo gran cosa, sí que lo compré por el rollo de ser un libro sobre mujeres (lo cual me arrepiento profundamente, pero mira, de todo se aprende)
Personalmente no la conozco, pero las personas con aire de soberbia no suelen ser de mi simpatía.

8:01 AM  
Blogger Mery said...

Yo me escandalicé cuando fue a la cena del planeta con manga corta y sin depilarse los sobacos...

9:49 AM  
Blogger SisterBoy said...

DIOOOOOOOOOOOS eso sí que es inadmisible. Retiro lo de que me cae maja.

10:17 AM  
Blogger Cinephilus said...

He tenido que leerme sus novelas por pura curiosidad profesional y este año incluso he propuesto una de ellas para mis alumnas quinceañeras (de poco más me sirven sus textos). Escribe de manera simple y ramplona; sus personajes carecen de profundidad y no digamos ya de honestidad; sus argumentos no son más que anécdotas personales mal hilvanadas; y su discurso feminista resulta trasnochado y facilón. Lo malo no es que sea comercial -ahí tenemos otros bestsellers actuales como los lamentables Boris Izaguirre o Angel Mañas-, lo malo es que ella se crea escritora y que parte de la crítica comparta esa opinión. Solo Almudena Grandes, Elvira Lindo y Rosa Montero son otro bluff comparable en lo que a la novela se refiere. Aburridas hasta la extenuación y escritoras mediocres próximas al olvido. Aunque de momento, la verdad, dan bien la tabarra...

6:17 AM  

Post a Comment

<< Home