Thursday, October 27, 2011

Sesion doble (una vez más)

Un par de películas más antes de un nuevo capítulo del Abecedario del Crimen que espero coincida con la noche de difuntos.


1. La ciudad y los perros



He aquí algo que podríamos definir como un “drama financiero”, subgénero al que pertenecen filmes como “Wall Street” o “Boiler room” (llamada en España “El informador”) por nombrar los dos únicos títulos que me vienen ahora a la memoria. Es este un tipo de película con un desarrollo curioso dado que la mayor parte de las personas que acuden a verlas (incluyéndome a mí desde luego) se caracterizan por un casi total desconocimiento de los complicados tecnicismos que desgranan sus protagonistas. De hecho es fácil observar, como casi siempre que ocurre esto, los guionistas deslizan algún personaje cuya ignorancia representa la del espectador y al que se le encarga que pronuncie frases como “explícame esto de forma más sencilla, sabes que no entiendo de números” o “cuéntame lo que pase y exprésate como si estuvieras hablando con un niño”.

Quizás son detalles como este los que hacen que esta clase de películas resulte una visión tan agradable al espectador (hablo de la forma, no del tenebroso fondo), se trata por lo general de historias bien rodadas, con un ritmo y una duración adecuados, con un –como hemos visto- especial cuidado en que el espectador no se pierda en vericuetos lingüísticos para especialistas y generalmente bien interpretadas y sin sobreactuaciones (aquí hasta Jeremy Irons está bien que ya es decir mucho, aunque me quedo con el trabajo de Kevin Spacey). Además esta película resulta de plena actualidad ya que se trata de una dramatización sobre un acontecimiento real, el día en el que comenzó a venirse abajo la monstruosa tramoya financiera en la que estaba asentado nuestro ingenuo mundo. De hecho algunos aspectos de dicha dramatización podrían ser considerados como uno de los puntos débiles de “Margin Call”, me refiero a que la película está salpicada de numerosos subrayados en forma de momentos climáticos, declaraciones solemnes y en resumen todo suerte de recursos estilísticos que en cualquier otra producción podrían resultar afectados y redundantes pero que en este tipo de historias son casi una marca de fábrica. Además resulta inevitable echar mano de todos los trucos del oficio cinematográfico para conseguir mantener el interés en un argumento en el que resulta fácil perderse. De todos modos si alguien quiere un análisis más riguroso de lo ocurrido con la última crisis financiera puede echar un vistazo al documental “Inside job”.

2. This planet earth




Oí hablar de esta película por primera vez en el blog de Absence en el que se hacía un repaso a los títulos exhibidas en el festival de Sitges, hay que decir que el señor Ausente no mostró mucho entusiasmo por este filme aunque desde luego él mismo manifiesta su poco apego al género al que pertenece “Otra tierra”.

¿Y qué género es ese? Pues el cine “Indie”, o lo que es lo mismo “gente con gorros de lana caminando bajo un cielo umbrío”. Bueno es broma, no tengo nada contra este tipo de películas con tal de que sean buenas, aunque hay que reconocer que las que conocemos como películas independientes no son otra cosa que tratamientos más personales y menos afectados por la parafernalia de Hollywood de los temas de toda la vida. El de “Otra tierra” trata sobre la culpa y la redención, algo que ha dado lugar a toneladas de celuloide. Pero en este caso un argumento tan clásico está además trufado con una variante muy llamativa: la historia de cómo la protagonista de la película trata de conseguir el perdón de un hombre al que ha causado un daño indescriptible se entremezcla con un argumento próximo a la ciencia ficción en el que se narra el descubrimiento de un planeta idéntico a la tierra. No es la primera vez desde luego que se usa la ciencia ficción como metáfora para analizar aspectos más aparentemente profundos de la naturaleza humana, aunque la diferencia es que en este caso resulta bastante complicado (aunque tampoco es que le haya puesto mucho interés) adivinar de qué manera se emplea dicha forma metafórica en esta historia.

De todos modos al menos quedan un puñado de imágenes poderosas (como la que ilustra este comentario) y también un drama bastante solvente en el que destaca la interpretación de William Maphotter, el inolvidable Ethan de nuestra serie favorita.





Pero si lo que quieren es un auténtico ejercicio de armonía entre drama y ciencia ficción mejor véanse una de Tarkovski

4 Comments:

Blogger SisterBoy said...

Por razones ajenas a mi voluntad la entrada del Abecedario del Crimen especial Halloween no estará disponible en la fecha adecuada, pero no crean que se van a escapar HA HA HA HA HA HA

2:12 PM  
Blogger Slim said...

brrr te esperaremos impacientes!!

esta semana no hemos coincidido, que yo me he ido a ver Tintin, y no estas que tienen pinta de rollico las dos :D
(por cierto me lo he pasado como una cria)

4:46 AM  
Blogger SisterBoy said...

Me da bastante mal rollo esa animación de Tintin, a lo mejor me animo.

6:52 AM  
Blogger Vargtimen said...

No sabía que habían estrenado ya "Otra Tierra". Ésta era una de las que quería ver en Sitges pero me venía mal de horario. Así a priori me parece curiosa, aunque el tema indie gorrito de lana ya cansa.
Y sí, la animación de Tintín da mal rollo.

4:35 AM  

Post a Comment

<< Home