Tuesday, November 07, 2006

Independencia




Desde que John Cassavetes diera el pistoletazo de salida al cine independiente norteamericano (vamos a dar por valida esta afirmación que también podría ser discutible) allá por 1959 siempre que aparece el termino “independiente” asociado a una película existe una tendencia a considerar dicho término como algo positivo y si uno lo piensa bien ¿por qué carajo tiene que ser así? ¿qué significa exactamente ser independiente? ¿una película producida fuera de los grandes estudios? Bueno ¿y a mí que me importa que hayas financiado tú película ejerciendo la prostitución o de alguna otra heroica manera? ¿me van a cobrar más barata la entrada cuando vaya a verla? ¿Por qué no ponernos de acuerdo en que al final lo único que hay son buenas o malas películas sin ningún valor añadido léase “cine independiente” “cine de denuncia” “cine español” etc…?

Esto viene a cuento de que desde hace ya algunos años con esta etiqueta tan fastidiosa han conseguido llegar hasta nosotros una serie de bodrios que de no tenerla posiblemente nunca hubieran salido del asqueroso agujero donde fueron filmados.

Así pues cuando uno va a ver “Little miss sunshine” y escucha cosas como “cine independiente” y/o “Sundance” siente más repulsión que atracción.

Y la verdad el comienzo de la película parecía dar a entender que nos encontrábamos precisamente ante uno de estos productos,. En primer lugar se presenta una típica (por lo menos en esta clase de películas) familia disfuncional con un padre que disfraza su fracaso con la verborrea americana de la filosofía del ganador, una hija pequeña fea –o más bien afeada-, un hijo adolescente lector de Nietzsche que guarda voto de silencio hasta que consiga ingresar en las fuerzas aéreas, un cuñado homosexual y suicida y un abuelito rockero que esnifa heroína y compra revistas porno. En fin, la acostumbrada reunión de personajes extravagantes que parece imprescindible en este tipo de filmes. En esta ocasión la excusa es que toda la familia debe acudir en apoyo de la hija a uno de esos escalofriantes concursos de belleza para niñas pequeñas (por cierto todos los horrores que se muestran en dicho concurso son reales, en cierta ocasión vi un documental sobre el tema que lo confirma plenamente)

Afortunadamente a pesar de todos estos presagios “Little miss sunshine” logra convertirse en una película excelente y para ello no tiene más que usar las herramientas de toda la vida que se resumen en saber apoyarse en un guión que, sin olvidar las intenciones satíricas de la historia, consigue humanizar a unos personajes que en primera instancia se nos habían presentado como unos monigotes de feria al mismo tiempo que es capaz de generar situaciones divertidas sin caer en la parodia ni en la astracanada, ejemplo de ello es la escena que constituye el clímax de la película y que sin ese cuidado trabajo de guión podía haber resultado una ridiculez absoluta.

En fin, una película altamente recomendable y una muestra de que cuando alguien tiene oficio de verdad no necesita de ninguna ayuda externa ni enarbolar su pertenencia a ninguna clase de género y creo que esta película es una muestra de ello.

18 Comments:

Blogger Reality Bit said...

Prímer! Vi un tráiler en el cine y la verdad es que me pareció interesante. Pero también me dio la sensación de que iba a ser un poco decepcionante, en el sentido que venden algo diferente a lo que luego eso. Quizás me equivoque y vaya a verla. En todo caso, en DVD no me la perderé.
Saluditos apretados

12:03 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Todavía no he leído tu entrada. Sólo quería decirte que leas esto: http://apuntesperdidos.blogspot.com/2006/11/manifiesto-del-mal-blogger-o-cmo.html. Igual es interesante para tu decálogo.

12:39 AM  
Blogger Zar Polosco said...

El sarcasmo como herramienta crítica. Soy partidario.

12:44 AM  
Blogger SisterBoy said...

Reality ¿que has querido decir con Primer? ¿te refieres a la peicula homónima?

Zar el link está guillotinado, vuelve a ponerlo

1:22 AM  
Blogger Cinephilus said...

Excelente tu comentario sobre el cine independiente y las fastidiosas asociaciones semánticas de ese adjetivo... Yo también estoy harto de que algo que es un bodrio deje de serlo por haber sido financiado con cuatro duros. Para mi gusto eso no es cine independiente. Es cine malo, solo que más barato que un bodrio con Will Smith como protagonista.

1:23 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Más fácil. Entra en mi blog, luego en el enlace denominado Apuntes perdidos y es la entrada más reciente, de fecha 7/11/06.

1:26 AM  
Blogger Slim said...

en el blog de nuestro mutuamente admirado Fran Fernandez ya se hablo de ESTO (refiriendose a la musica indie, claro)
basicamente pasa lo mismo con el cine que con la musica. esta claro que lo que es bueno, es bueno, etiquetas aparte. otra cosa es que valoremos mas lo que esta hecho con cuatro perras, y ademas es bueno.

3:16 AM  
Blogger 3'14 said...

Por un momento al empezar a leer tu post creí que íbamos a estar en fraternal desacuerdo "de nuevo" ;)

Me alegra que disfrutases de la peli. A mí más que los términos que se usen para un tipo determinado de música o película o lo que sea, me repatea infinitamente más, ese tipo de personas que haciendo bandera de ello, creen que por consumir este tipo de producto son más "guais". Yo a estos les denomino los pseudointelectuales y francamente, me aburre su limitada capacidad por abrirse a todo tipo de propuestas. ¿Alguna cabeza más para cortar? :))

Por cierto, escribí comentario en el post sobre Children of men. Ayer la ví.

4:58 AM  
Blogger cachodepan said...

Hola Sister boy...pasaba por aqui ;-)

5:19 AM  
Blogger Deckard said...

Es que el cine independiente es la gran mentira. Ni siquiera es independiente del dinero porque limita casi siempre sus puntos de partida y sus géneros.

¿Realmente hay alguien más independiente que Spielberg?

Pequeña Miss Shunshine es una gozada de principio a fin. Cuando un cómico salta al drama te suele dejar helado. La mirada de desolación de Steve Carell en el comienzo y durante toda la película es simplemente espectacular.

7:18 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pi, te respondo al comentario de "Hijos de los hombres" la única canción que recuerdo de la BSO es una versión de Ruby Tuesday (es la canción de despedida de cierto personaje que es asesinado no sé si me entiendes) interpretada por Franco Battiato.

Respecto a lo otro yo como dice Slim puede entender el "independentismo" como un valor añadido pero siempre y cuando la pelicula sea buena, si no lo es el hecho de ser independiente o financiada por la United Fruit Company para mi es irrelevante

8:30 AM  
Blogger cucumber said...

a bote pronto, el cine denominado independiente es el que no es dependiente de una major y se supone que son peliculas baratas, con algo de riesgo( o mucho) que exploran nuevos caminos y si puede ser politicamente incorrectas. además los actores son o bien desconocidos o conocidos que quieren quitarse el cartel de comerciales y vendidos a la industria. Por todo esto y mucho más necesitamos el cine independiente y si encima nos divierte y es bueno, ya es la ostia.

10:07 AM  
Blogger SisterBoy said...

Ya pero si no es bueno ¿de qué nos sirve? :)

11:26 AM  
Blogger Deckard said...

Y además la mayoría de ese cine independiente la pagan también las mayors con filiales y similares.

1:50 PM  
Blogger La chica de la tele said...

la cosa es saber diferenciar... se acuerdan cuando nos vendían El paciente inglés como independiente?
El género "Indie" más que algo que tiene que ver con el dinero tiene que ver con lo que dice cucumber. Pelis con dos cosas fundamentales, un guion que está por encima de lo demás y una narración efectiva (que parte del poco dinero claro).
Pero claro, estas dos cosas no son garantia de que vaya a ser buena. Es más, una peli indie buena no es más buena que otra de major.
Yo cuando veo premio en Sundance me tiro de cabeza, generalmente las pelis me encantan. Creo que es una garantía, tienen un criterio fantástico (con la excepcion de "Primer").
Pequeña miss sunshine es un ejemplo de guion, de contundencia narrativa y de elegancia.
Pero lo mejor de la película es ese homenaje a las comedias italianas de los 50 (fíjense en la música). Esa familia esperpéntica, esa furgoneta destartalada parece que en cualquier momento van a pasar por delante de la Fontana di Trevi, y que un de Sica va a decir corten.
Steve Carrell efectivamente toca el cielo (lo peor es el público que se ríe de cualquier cosa que hace solo por ser quien es, también pasa en los dramas de Jim Carrey)

2:09 AM  
Blogger SisterBoy said...

Sí, esa gente que se empieza a reir cuando sale el nombre de Jim Carrey en los créditos, antes de que haga cualquier cosa graciosa o no.

8:21 AM  
Blogger Vargtimen said...

"Primer" es un peñaaaaaaazo como la copa de un pino. Qué tormento de película.

"Little Miss Sunshine" es agradable. Con algún punto realmente bueno, como el número musical de la niña.
Por lo demás, en algunos tramos el guión me resultó demasiado extravagante, (SPOILER) como lo de robar el cadáver de un familiar y atravesar el estado con él en el maletero sólo por ir a un concurso infantil. Ya sé que la pelicula es una comedia excéntrica sobre personajes excéntricos, pero giros argumentales como ese me parecen demasiado exagerados y poco creibles.

1:15 PM  
Blogger SisterBoy said...

Bueno de hecho yo hubiera eliminado al abuelo y al chico mudo

3:57 PM  

Post a Comment

<< Home