Friday, April 20, 2007

El jefe de todo esto

La última película de Lars von Trier gira alrededor uno de los argumentos clásicos de la comedia: la confusión de identidad.

El director de una empresa informática ha ocultado durante años a los demás empleados su condición de dueño del negocio otorgándole dicha condición a un inexistente Señor Sven que vive en América. Cuando la empresa se pone a la venta los compradores exigen tratar directamente con el jefe máximo y para no desvelar el engaño el falsario decide contratar a un actor para interpretar el papel del ficticio propietario.

Lo dicho, el argumento clásico del hombre obligado a representar algo que no es Podríamos mencionar muchos ejemplos precedentes como los de “El Prisionero de Zenda”, “La mascara del otro” “La tapadera” (la de Woody Allen) “El príncipe y el mendigo” “Ser o no ser” “Dave presidente por un día” y otros más.

Así pues tenemos una trama típica de comedia que está además plagada de situaciones que sobre el papel deberían resultar graciosas….pero no lo son, no lo son en absoluto.

Cuando ocurre esto debería ser en teoría culpa del director. Creo que he visto casi toda la filmografía de Lars von Trier y no recuerdo que hasta ahora haya dirigido ninguna comedia lo que no impide que uno se ría con algunas de sus películas aunque no fuera esa la intención del realizador (o puede que sí lo fuera que ya no estoy seguro de nada con este hombre) así que podría tratarse de simple impericia del danés a la hora de abordar un género nuevo para él. O puede que el problema sea de interpretación ya que quitando a dos de los actores que por cierto son también los rostros más conocidos del filme (Jeans Albinus el jefe de todos aquellos idiotas e Iben Hjelje a la que vimos en Mifune, y Alta fidelidad) el resto tienen bastante pocas aptitudes para la comedia. Puede también que algo tenga que ver el factor del doblaje en una película en la que los juegos de palabras parecen jugar un papel importante.

Desde luego a lo que no hay que echarle la culpa es al nuevo invento de Lars, esa extraña máquina llamada Automavisión que modifica los encuadres de forma automática, en ocasiones incluso cortando la cabeza de los actores. ¿Qué para qué sirve este armatoste? Para nada, es sólo otra excentricidad del vikingo pero repito que ese no es el problema de “El jefe de todo esto” El problema es que es una comedia sin gracia.

Lo único destacable es el personaje principal, es decir, el del actor que finge ser el dueño de la empresa (que es interpretado por el mencionado Jeans Albinus) y las únicas situaciones divertidas las que tienen que ver con él y con esa especie de animadversión (que yo desconocía) entre islandeses y daneses. Bastante poco la verdad.

Lo que sería interesante es que este guión lo cogiera algún otro cineasta y tratara de llevarlo de nuevo a la pantalla, así veríamos si el fallo está en el guión o en la persona encargada de llevarlo a cabo.

Labels:

11 Comments:

Blogger pep-ito said...

a q no adivinas quien ha vuelto a este mundo bloggero..

8:31 AM  
Blogger SisterBoy said...

Genial :) ya echaba de menos las competiciones

8:33 AM  
Blogger Deckard said...

Menuda sorpresa me acabas de dar! 6 euros que me ahorro (claro que no tampoco pensaba gastarlos). De todas maneras cuando toque me la bajaré y a ver si me animo de una vez y disfruto un rato con la tortura de Bjork.

Este tipo es la leche, en los dramas te descojonas y las comedias parecen funerales.

3:10 PM  
Blogger SisterBoy said...

Mis peliculas preferidas de él son aquellas en las que se muestra a pecho descubierto como en "El elemento del crimen" o "Europa" donde el apabullante envoltorio formal se justifica por sí solo y también en "Dogville" donde el tono sarcástico es claramente visible al contrario que en otras peliculas suyas.

"El jefe de todo esto" es una comedia sin gracia efectivamente.

3:29 PM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Pues yo que estaba tan contenta pensando que podría ver una película de Von Trier sin sufrir horriblemente... y ahora descubro que sólo obtendré aburrimiento. Bueno, más tiempo para ver "Tú la letra, yo la música", o algo similar.

3:55 AM  
Blogger 3'14 said...

Uhm... Discrepamos de nuevo, querido Sisterboy... Y es que una comedia no implica, al menos a mi gusto, estar constantemente riendo carcajadas.. no se, a veces me gusta reir por "lo bajo" o esa sonrisa boba que se te queda durante largo rato tras ver algo con verdadera gracia, que no necesariamente provoque risa.
La peli causo en mi exactamente lo que esperaba de ella, pasar un buen rato sin mas.
En lo que estoy de acuerdo contigo es en la interpretacion del protagonista, ya me gusto en Los idiotas y aqui volvio a fascinarme este actor, la capacidad que tiene de poner esa expresion tan particular del que no se cosca de nada, al igual es que es la suya propia :P
Y bueno, sin desvelar nada, pero el final... no te parecio simplemente glorioso? jajaja pues ahi no me rei yo poco ;)

Y ante una de Hugh Grant y esta, joder, ra... no lo dudes, por lo menos esta tiene la gracia de estar rodada de una manera distinta, a mi me gusto, al igual que las intervenciones del director. Pero sera que soy muy pseudo XD

4:59 AM  
Blogger SisterBoy said...

Ra por lo que tengo entendido ver "La flauta mágica" podría ser lo más aproximado a pasar un buen rato en lo que a la cartelera se refiere. Aprovecha que vives en una ciudad civilizada donde la han estrenado.

Pi, yo soy también una persona que no se rie nunca aunque las cosas le hagan gracia, digamos que soy de los que se rie por dentro. Pero en esta pelicula no sólo no me ha hecho gracia casi nada sino que tenia la sensación de que en otras manos los mismos gags sí que me hubieran hecho reir. Repito que debe ser culpa de Lars.

El personaje del actor-director me recordó al de Mister Tura en To be or not to be y confieso que la escena de la primera reunion con los islandese cuando el hombre intenta aplicar la técnica de Gambini me pareció desternillante. Pero claro, ahi se quedó todo :)

5:23 AM  
Blogger Vargtimen said...

Bueno, como mi ciudad es de todo menos civilizada, tendré que esperarme a que salga en DVD.

Tengo curiosidad por verla, pero me interesa menos que otras pelis del Lars.
Por cierto, a mí "El elemento del crimen" y "Europa" son las que menos me gustan.

10:47 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues yo sólo salvo esas dos y Dogville. Pero bueno, digamos que considero a Lars alguien que merece estar vivo

11:03 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Joseph Tura, ese gran grandísimo actor, ¿ha oído usted hablar de él?

¿Y dices que no te gusta Lubistch?

3:02 AM  
Blogger SisterBoy said...

Excepto esta y Nintotchka :)

3:07 AM  

Post a Comment

<< Home