Sunday, June 28, 2009

Man in the mirror



18 Comments:

Blogger SisterBoy said...

Me enteré del fallecimiento de Michael Jackson minutos después de haber puesto el comentario sobre la muerte –el mismo día- de Farrah Fawcett. De haberlo sabido antes sinceramente no sé que hubiera hecho pero luego pensé que más valía dejarlo como estaba y además me daba pena que la muerte del ángel rubio quedará eclipsada (aunque no podía adivinar yo entonces hasta qué punto) por la desaparición del rey del pop.

Generalmente cuando uno escribe en un blog personal y semi privado sobre la muerte de algún famoso lo suele hacer acudiendo a los recuerdos personales que te relacionan con el fallecido y con su trabajo, y me parece la manera más adecuada de afrontar el asunto dado que no somos escritores profesionales y en los diferentes medios de comunicación suele haber gente mucho más capacitada y con más conocimientos para escribir una necrológica como es debido.

Hablando ya de Michael Jackson podría acudir, como he dicho, a mis recuerdos personales sobre el artista, a cómo veía de pequeño los dibujos animados basados en los Jackson Five, a la sensación que causó el disco Thriller (uno las cien millones de copias que vendió fue adquirida por mis hermanos) al imborrable impacto que dejó en el país el pase del vídeo homónimo durante la gala de fin de año de 1983, a cómo no se podía ir a ninguna parte en 1987 sin escuchar alguna canción de “Bad”, a lo que estaba haciendo o a lo que pensé en cada uno de los momentos en los que se iban destapando todas las inacabables excentricidades del genio: cuando se blanqueó la piel o se puso esa nariz horrible, cuando adquirió el catálogo de los Beatles, cuando se dijo que quería comprar también el cadáver de John Merrick (El hombre elefante), sus escándalos de pederastia etc…etc…

Pero creo que no voy a hacer nada de eso, en primer lugar porque creo que en estos días se está escribiendo bastante (y en los días que vengan se va a seguir escribiendo mucho más) sobre Michael y, como he dicho, seguramente por personas más adecuadas que yo. Y en segundo lugar porque en un breve repaso de las últimas veinte entradas del blog he visto que cinco de ellas han estado dedicadas a gente que acababa de morir (Mari Trini, James G. Ballard, Antonio Vega, David Carradine y Farrah Fawcett) y sinceramente estoy un poco harto ya de tanto obituario. La próxima vez tendrá que morirse alguien que verdaderamente me importe mucho para volver a abrir la habitación de la memoria.

Pero de todos modo, y una vez pasados algunos días para no faltarle al respeto a la gran Farrah, tampoco quiero dejar de rendir homenaje a Jacko y creo que lo más adecuado es mostrar una pequeña parte de la enorme influencia que el artista ha tenido en la sociedad de su tiempo. Me refiero a que una canción que puede ser bailada en una boda Dios sabe donde o en una prisión de Filipinas tiene que ser necesariamente algo grande. ¿No les parece?

11:11 AM  
Blogger bolboreta said...

Un muy acertado post. En vida pudo ser muchas cosas, buenas y malas, pero se ha muerto. Dejémosle descansar en paz.

12:38 PM  
Blogger El Impenitente said...

Los vídeos son fabulosos. La entrada, pues un poco lo que hemos comentado estos días. Escuchas "Billy Jean" o "Man in the mirror" y el resto te importa tres cominos.

Este vídeo no es tan bueno pero tiene su gracia.

http://www.youtube.com/watch?v=hpCM9HIhNrg

No es mala idea una merendola Thriller.

1:19 PM  
Blogger SisterBoy said...

No creo que sea posible que MJ descanse en paz. Pronto empezaran las teorías conspirativas, las dudas sobre si realmente está muerto y los avistamientos en playas del Caribe.

Es el segundo video de Que vida más triste que veo y de momento gana dos a cero :)

1:35 PM  
Blogger 3'14 said...

No es que fuera una gran fan de Michael Jackson, pero eso no resta reconocer la estrella que era y la repercusión mundial de sus canciones y, como tu dices, sus excentricidades. Tras su muerte, pasa a ser ya parte de la historia, aunque ya en vida lo consiguió ser.

1:46 PM  
Blogger Vargtimen said...

Mi hermano mayor también fue uno de los millones de compradores de "Thriller".

Nunca fui muy fan de este hombre, pero me impactó la noticia porque es un personaje público con el que crecí y al que fui escuchando desde que tengo uso de razón. En fin, una lástima.
Por cierto, me has pisado el nombre que le iba poner a mi próxima entrada.

1:53 PM  
Blogger SisterBoy said...

Tienes títulos de canciones donde escoger :D

2:16 PM  
Blogger Armin Tamzarian said...

Una gran perdida, su vida privada sería un caos, pero en lo musical nos dejó maravillas como Billie Jean, Beat It o Smooth Criminal canciones que revolucionaron la música pop.

Descanse en paz.

3:39 PM  
Blogger Mery said...

http://www.youtube.com/watch?v=wO0810JIF4Q

DEP.

8:22 AM  
Blogger Shut said...

No conocía ese video, me lo apunto para la antología thrilleriana

9:00 AM  
Blogger SisterBoy said...

El tal Shut soy yo

12:33 PM  
Blogger Mery said...

No lo conocías porque no eres fan de la Garner (Alias forever) y/o de las pelis pasteleras... menos mal qeu pa eso estoy yoXD

3:31 AM  
Blogger Shut said...

De la Garner nunca he sido ni seré fan y en cuanto a las pelis pasteleras prefiero verlas a toro pasado los domingo por la tarde. El otro día sin ir más lejos me ví "Sixteen Candels" ¡ya era hora!

5:15 AM  
Blogger Mery said...

Eso es qeu no has visto Alias... aún odio a Ben Affleck por preñarla.

11:37 AM  
Blogger Doc Moriarty said...

Suena a tópico pero se ha muerto un cacho del siglo XX.

8:05 AM  
Blogger Shut said...

Al menos un buen cacho del último cuarto de siglo

10:18 AM  
Blogger Realice said...

¿Y Karl Malden, moreno? Esperaba encontrar, al menos en tu blog, un obituario en condiciones a uno de los tipos que contribuyó a una de las dos o tres pelis más emocionantes de la historia del cine... hablo de 'La ley del silencio', claro.

Hace unos meses le ví en 'El ala oeste de la Casa Blanca'. Debía tener casi 90 años... y nadie lo hubiera dicho.

Besos clásicos.

5:35 PM  
Blogger SisterBoy said...

Como dije estoy agotado de obituarios pero vamos de otro modo sí que hubiera contado algo de Karl un actor de carácter al que recuerdo sobre todo por sus colaboraciónes en filmes de Elia Kazan como el que has nombrado y como "Un tranvía llamado deseo" en el que daba vida al ingenuo obrero que trata de salvar a Blanche y que al final la hiere de forma más profunda de lo que podría haberlo hecho el brutal Kowalski.

También le recuerdo por su alocada interpretación en la alocadísima Baby Doll.

Otros trabajos suyos que me llamaron la atención fueron los de "Rostro impenetrable" (One-Eyed Jacks) esa oda al narcisismo dirigida y protagonizada por Marlon Brando en el que Malden interpretaba a un sheriff calculadamente sádico un papel que repetiría con más o menos variantes en Cheyenne Autumm (de lo poco memorable de esa película por cierto).

También me llamó la atención las insospechadas dotes para la comedia que demostró haciendo de ratero simpático y silencioso en Hotel la película antecedente de la sudorosa serie que todos vimos en los ochenta.

Que yo sepa siempre hizo de secundario excepto en dos trabajas para televisión: Las Calles de San Francisco (otro caso de producto muy popular en su época pero hoy por hoy totalmente irrecuperable)y la mucho menos conocida Skag.

Lo último que supe de él fue su empeño por que la Academía homenajeara a Elia Kazan, un empeño que se tradujo en esa extraña ceremonia en la que un tercio de la platea aplaudió con fervor, otro tercio con desgana y un último tercio se cagaba en los muertos del chivato.

En fin, in pace requiescant

12:36 AM  

Post a Comment

<< Home