Monday, February 26, 2007

Castillo Interior



Preferiblemente para los que ya la han visto.

No afirmaré nunca que “Carretera perdida” es una buena película pero lo que si digo es que cambió mi forma de ver el cine. Quiero decir que cuando terminé de verla pronuncié unas palabras que unos años antes nunca pensé que pudiera llegar a decir “No he entendido un carajo pero me ha gustado”.

Llegar a esta conclusión no es tan fácil como parece, requiere tomar un par de decisiones que afectan al amor propio tanto cinéfilo como personal. Requiere en fin reconocer primero que hay cosas que uno no ha podido entender de una película (y no porque no tengan explicación) y segundo que eso no es un obstáculo paras disfrutar de un espectáculo artístico por lo que se establece una diferencia entre “entender” y “sentir” que quedan definidos como términos que no necesariamente tienen que ir ligados. Una buena lección que no quise olvidar en el futuro.

Decía Carlos Boyero en su último encuentro digital en la página web del mundo que no entendía porque a los fans del cine más radical de Lynch no les había gustado “Inland Empire”. Estoy de acuerdo con esa afirmación por más que el estrafalario crítico lo dijera en un sentido negativo. “Inland Empire” es una película que sigue la estela de “Carretera Pérdida” y “Muholland Drive” o al menos yo la he interpretado en el mismo sentido. Estamos hablando también en el caso de esta película de una dislocación en el tiempo y el espacio que tiene lugar en el interior de la mente humana y es provocada por un hecho traumático que se intenta resolver con la invención de una realidad alternativa.

En Carretera Pérdida y Muholland Drive estos intentos terminan en dolorosos fracasos cuando ni siquiera el imperio de la mente logra imponerse a la dura realidad. En cambio en Inland Empire el experimento termina de forma esperanzadora lo que se muestra a través de algunas de las más hermosas imágenes que ha rodado Lynch.

Nada de esto se presenta desde luego de una de forma sencilla , el núcleo de la historia esta envuelto y rodeado por una dura capa de imágenes desconcertantes, un principio que es en realidad un final, mundos paralelos aunque comunicantes, personajes distintos que comparten la misma realidad y el mismo personaje que es capaz de vivir realidades alternas, la música y la representación teatral que siguen funcionando como catalizadores de la acción pero sin dejar de mostrar el escenario mítico de Hollywood como la ciudad de los sueños rotos, el misterioso arquitecto del universo (presente en casi todas las películas de la línea dura de Lynch) y los Ángeles-demonios que siguen guiando, ayudando o aterrorizando al protagonista en su paseo por los infiernos de la mente.

Porque ese es el territorio de la película, el interior de la mente al que hace referencia el titulo (además de ser también un zona interior del sur de de California) en el que es posible y también admisible cualquiera de los milagros y extravagancias que se describen en la historia.

Puede ser acusado David Lynch de jugar con las cartas marcadas al elegir para sus películas un marco en el que prácticamente todo está permitido pero no es un sitio en el que sea fácil desenvolverse y menos aún consiguiendo ordenar todo esa orgía de imágenes en una historia con lógica (heterodoxa y surrealista pero lógica al fin y al cabo) imponiéndose al desafío de la duración de la película (tres horas que personalmente no me hubieran importado que fueran siete) o la textura granulosa del video digital (de la que sinceramente llegué a olvidarme mientras veía la película).

Porque yo sí creo, al contrario que otros, que la historia existe. Dudo mucho que haya estado contemplando tres horas de imágenes inconexas, y aunque así fuera preferiría mil vece eso a la clase de productos a los que nos enfrentamos cada semana los días de estreno. La excitación que se siente a la hora de sentarse a ver una nueva película de David Lynch es una experiencia que difícilmente se puede aplicar a la obra de ningún otro director. Y para mí esto es el verdadero cine.


16 Comments:

Blogger Reality Bit said...

Tengo muchísimas ganas de verla, y eso que reconozco que las pelis de este tío me desconciertan y me dejan un regusto amargo que me cuesta olvidar. Pero también reconozco que es adictivo dentro de su extravagancia. Creo que ahí reside precisamente la importancia de su filmografía: que despierta pasiones y odios a partes iguales, pero nadie queda indiferente ante lo que produce.
Saluditos apretados

11:41 PM  
Blogger SisterBoy said...

Bueno Reality ¿y que más se le puede pedir a una pelicula? Ojala todas causaran esos efectos :)

12:40 AM  
Blogger Zar Polosco said...

La sensación de no entiendo una castaña pero podría ver mil veces esta película sin cansarme la tengo cada vez que veo "El sueño eterno".

Quizá por eso nunca me tatuaré en el pecho a una bailarina balinesa.

Quizá no sea por eso.

2:31 AM  
Blogger SisterBoy said...

Si Zar esa sensación es a la que me refiero :)

2:48 AM  
Blogger Tratadelamerla said...

Estoy de acuerdo contigo en lo esencial. Pero hay algo en lo que difiero. Yo también creo que hay una historia real detrás de todo eso, una trama concreta. Me refiero a la historia traumática que desencadena todo ese magma de fantasías dentro de otras fantasías contaminándose unas a otras y también con impurezad de la propia realidad.

Creo que he deshecho el puzzle y he dado con esa trama real. Pero según mi interpretación el final no es esperanzador en absoluto. Sé a lo que te refieres, unas imágenes del final en las que parece que el problema se ha resuelto, pero yo creo que eso no es real, sino otra fantasía de alguien que imagina que las cosas hubiesen pasado así. En este aspecto no se distingue de Carretera ni Mulholland. Lo que voy a decir a continuación no deberían leerlo quienes no hayan visto la peli, pero yo creo que la prota, la mujer real que fantasea, al igual que en las dos pelis que preceden a ésta, está más muerta que Torrebruno.

5:45 AM  
Blogger SisterBoy said...

SPOILERS

Estoy de acuerdo en que esa es la veradera historia, es decir la de la mujer que espera frente al televisor que está tan atrapada como Betty/Diane en Muholland Drive y como Bill Pullman en Carretera Pérdida pero si recuerdas en estas dos pelis la realidad acaba contaminando la ensoñación y anulandola, aqui al menos se le permite a Susan Blue tener un final feliz aunque como tú dices esté mas muerta que la Zarzuela

6:10 AM  
Blogger Deckard said...

Yo soy de la opinión de que cuando alguien te dice que no hay nada que entender es que no se ha enterado de nada. Y lo escuché mil veces con el estreno de Mulholland Drive, película que requiere que pongas tus cinco sentidos en ella pero que tiene un historia clara.

Con Carretera Perdida nunca puse nada de mi parte porque siempre me ha parecido una tomadura de pelo.

Con ésta tengo mucho miedo...

10:55 AM  
Blogger Vargtimen said...

Me ha gustado mucho tu comentario sobre la película, Sisterboy.

También soy de los que piensan que las películas de Lynch tienen una historia, más o menos clara, que se puede interpretar y de la que se pueden sacar conclusiones.

Creo que si nos limitamos a "sentir" las atmosferas audiovisuales de Lynch como proponen muchos de sus defensores, sin pensar en la historia que hay debajo, estamos simplificando mucho su obra.

"Terciopelo azul", "Carretera perdida" y "Mulholland Drive" tenían unas historias comprensibles pero abiertas a multiples interpretaciones. Viendo los trailers de "Inland Empire" (esa polaca llorando viendo la TV como Laura Palmer al final de Twin Peaks; ese beso entre la polaca y Laura Dern en que desaparece la segunda, o esos extractos de la conversación entre Grace Zabriskie y Dern que han puesto en los programas de TV) uno intuye la historia que hay debajo de I.E. y que no parece muy distinta a las que había debajo de C.P. y M.D.

Digo esto sin leer vuestros spoilers del área de comentarios y sin haber visto aún la película, que espero que caiga pronto.
De momento ya la he votado en el Filmaffinity, porque uno es un chico muy intuitivo y sabe que va a ser muy buena :)

P.D.: Por lo que he podido ver, la imagen de video digital, la fotografía y esos zooms exagerados me encantan.

10:43 AM  
Blogger SisterBoy said...

Bueno como este post ya no estará cuando la veas trasladeremos la plática a tu foro si es que escribes algo sobre la peli. Mira que como al final no te guste :)

10:46 AM  
Blogger Vargtimen said...

Claro que escribiré sobre la peli. No voy a estar un año dando la tabarra en el blog para luego verla y no decir ni pío.

Hombre, yo creo que me gustará. Muy raro sería lo contrario. De Lynch me gusta (y mucho) practicamente todo, quizá con la salvedad de la serie "On the air" y "Dumbland". Y bueno, con la película de Twin Peaks tengo una extraña relación.

3:45 PM  
Anonymous estanley said...

Yo muero por verla. Estoy de acuerdo con que en Lynch se trata más de sentir que de comprender pero sus historias siempre cierran... aunque de manera ilógica, lo que no está nada mal ya que está bien que alguien nos descoloque de vez en cuando.

5:48 AM  
Blogger SisterBoy said...

A mi me gusta pensar que tras cada una de sus peliculas hay una lógica-ilógica ya sea o no verdad, pero yo tengo la sensación de que éxiste y a mí me basta :)

6:02 AM  
Anonymous FiveJacoby said...

"No he entendido nada, pero qué pasada..." He ahí mi variante, pronunciada tanto después de ver "Carretera...", "Mulholland..." y ahora "INLAND EMPIRE".

Ciertamente, ahora mismo no sabría bien qué decir sobre la película. Las películas así, tan lynchianas, me provocan eso, me dejan sin palabras durante un tiempo. Coincido en gran parte con todo lo que has expuesto. Yo sí que sabía a lo que iba y salí más que encantado. Lynch en estado puro... Estoy deseando volver a verla una y otra vez...

7:32 PM  
Blogger SisterBoy said...

¡Por fin! Alguien con tan ilustre nick tenia que ir a er la pelicula. Yo tambien espero verla multiples veces, de hecho no me la he "comprado" por respeto al viejo Lynch, esperemos que en esta ocasión no sea tan tacaño como otras veces con sus ediciones en DVD

12:37 AM  
Anonymous Fivejacoby said...

"¡Por fin! Alguien con tan ilustre nick tenia que ir a er la pelicula."
Sí, bueno, pero ya ves qué mierda de input, el mío.

Según he leído por ahí, la edición en DVD que tiene Lynch en mente promete ser de infarto... Otra cosa es lo que al final le dejen meter. Algunos llevamos la tira de años luchando (más bien, tocando los huevos) para que se dignen a meter las escenas eliminadas en el DVD de "Twin Peaks: Fuego...". Por cierto, hablando de ediciones... Los recientes DVDs españoles tanto de "Carretera Perdida" como de "Twin Peaks: Fuego..." están bastante bien (lástima lo de las escenas suprimidas...). Hasta se incluye un libreto escrito por mi amiguete Javier J. Valencia, la mar de mono.

6:53 PM  
Blogger SisterBoy said...

Pues buena oportunidad para ver Fire que nunca la he visto ¿donde se consiguen esas cositas?

12:30 AM  

Post a Comment

<< Home