Thursday, February 01, 2007

El rincón de la poesia

Hace tiempo que tenía pensado en poner este poema (o lo que quiera que sea) pero un post reciente de Zar Polosco (también conocido como El ceporro altisonante en los links de la derecha) me lo ha recordado. La primera vez que lo leí debió ser en 1982 ó 1983. Por aquel entonces yo estaba en el periódico del colegio y algún chico de primaria nos lo mandó para que lo publicáramos, concretamente la primera estrofa. Veinte años más tarde todavía seguía recordando estos versos tan estrambóticos y claro ahí estaba el google para demostrarme que no se trataba de un invento de alguna mente infantil perturbada por el ovomaltine con mielitos sino de un autentico poema escrito por una persona de carne y hueso, concretamente las carnes y los huesos de Maria Elena Walsh cuya larga vida y escasos milagros se desgranan en este link http://www.literatura.org/MEWalsh/MEWalsh.html.

Y digo yo, cuando nos hemos pasado la vida alabando a maestros de la literatura y de otras artes pertenecientes a movimientos identificados con el surrealismo, el absurdo, el teatro de la crueldad, el nonsense (y en general todo lo que podríamos resumir como “pero-qué-carajo-es-esto”)¿por qué nadie ha reconocido nunca el trabajo de todos estos casi siempre anónimos profesionales de la canción, el cuento y el poema para niños que tan eficazmente han traumatizado la infancia de varias generaciones?. ¿Es que acaso la más inocente tonada infantil no puede ser tan perturbadora como la peor de las pesadillas de un Lovecraft hasta arriba de hongos de la risa?

Hay un relato de Isaac Asimos en el que un científico llegaba a la conclusión de que los chistes tenían un origen extraterrestre y eran usados como una especie de test por marcianos con aviesas intenciones. A veces imaginaba que alguien capaz de idear eso de “tachin tachin tachin tu padre es un borrachín” tenía que ser forzosamente una inteligencia no humana. Pero dado que por casualidad me he enterado de que al menos una de estas canciones tiene una autora con ombligo y meñiques flexibles me gustaría personalizar en dicha autora el homenaje a todos estos esforzados creadores de monstruos. Ahí les dejo con la reina batata y les comunico que con estos versos termina la sección de “El rincón de la poesía” ya que no me quedan más poemas que recuerde que me hayan gustado y quiera compartir con ustedes. Próximamente habrá una nueva sección que espero les agrade tanto o más que esta..

Estaba la Reina Batata
Sentada en un plato de plata
El cocinero la miró
y la Reina se abatató.

La Reina temblaba de miedo
el cocinero con el dedo
-que no, que sí, que sí, que no-
de mal humor la amenazó.

Pensaba la Reina Batata:
-ahora me pincha y me mata-.
Y el cocinero murmuró,
con esta sí me quedo yo.

La Reina vio por el rabillo
que estaba afilando el cuchillo.
Y tanto, tanto se asustó
que rodó al suelo y se escondió.

Entonces llegó de la plaza
la nena menor de la casa.
Cuando buscaba su yo-yo
en un rincón la descubrió.

La nena en un trono de lata
la puso a la Reina Batata.
Colita verde le brotó... (a la Reina batata, a la nena: no)
Y esta canción se terminó.

4 Comments:

Blogger Pinzón Azul said...

Yo se ve que me quedé en las canciones infantiles mainstream, como la del elefante, el barquito chiquitito o las de los Payasos de la tele y Torrebruno. No sabía que por aquel entonces ya existía el indie... :-)

2:02 AM  
Blogger SisterBoy said...

Jejeje Pinzón es que el Colegio San Fernando era una de los pilares del movimiento Underground.

2:09 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Doña Pitu Piturra tiene unos guantes.
Doña Pitu Piturra muy elegantes.

Gloria Fuertes también tiene unos cuantos.

Lou Reed decía que llevaba toda la vida tratando de crear una tonadilla muy simple pero de las que se quedan grabadas y que nunca se olvidan. Si eso es así, Lou Reed disimuló muy bien siempre sus intenciones (Legendario el título de la crónica de uno de sus conciertos: el hombre que vino del lado salvaje para aburrirnos).

Haré de mosca cojonera. Cierras la sección "El rincón de la poesía". ¿Y aquellas dos, galería del crimen y la crónica negra del rock and roll o cómo las llamases? ¿Qué pasa? Qué poco nos cuidas a los menos cinéfilos.

2:38 PM  
Blogger SisterBoy said...

Del abecedario del crimen hay una entrega seguramente la semana que viene. La historia negra del r&r no era una sección fija pero si encuentro alguna historia digna de ser contada no lo duden que lo será. :)

2:44 PM  

Post a Comment

<< Home