Saturday, September 01, 2007

Una revelación mesmérica del angel de lo estrambótico




Algunas películas españolas hay que ir a verlas. No es que uno lo haga porque tenga el presentimiento de que van a ser algo bueno o al menos de que va a pasar un buen rato viéndolas, es que resulta casi obligatorio hacerlo si se siente algo de interés por lo que pasa en nuestro cine y bueno yo al menos todavía siento ese algo. Y eso incluye o debería incluir tanto a nuestros cineastas más renombrados (los de la doble A) como a otros que han logrado desarrollar para bien o para mal un estilo propio y uno de estos últimos que duda cabe es Julio Medem. Una vez hecha esta aclaración previa pasemos a la paella.

No es que yo sea un fan de Medem, de hecho ni siquiera he visto “Vacas” ni tampoco “Tierra”, con “La ardilla roja” me pasa algo curioso teniendo en cuenta que se trata de una historia sobre la inconsistencia de la memoria y es que se me ha borrado completamente de la cabeza algo que también me pasó con “Los amantes del circulo polar” (aunque de esta última al menos recuerdo que me gustó en su día) de “Lucia y el sexo” en cambio sigo acordándome y además para bien.

Ahora, tras haber probado en su propia carne con “La pelota vasca” las miserias de apartarse del pensamiento ortodoxo en lo que a determinados asuntos se refiere, Julio Medem ha vuelto a lo que una vez más podemos denominar su estilo. Pero algo ha pasado en el largo camino previo porque de otro modo no se entiende que un director y guionista con algo de experiencia haya parido algo tan increíblemente absurdo como “Caótica Ana”. En sus películas anteriores es posible que Medem se haya enredado en complicados e incluso innecesarios vericuetos a la hora de contar sus historias pero….al menos había una historia que contar, algo que comunicar al público ¿qué historia había que contar aquí? ¿qué se supone que quería comunicar?, en resumen ¿de qué carajo va esta película?. Imposible saberlo, al menos para mí, si ese presunto argumento existe yo desde luego no sé cual es y sinceramente espero que la culminación de todo este embrollo no resida en esa grotesca escena (que aunque no vean la película todos acabaran sabiendo cual es) que pone fin a la historia (y que la conecta con un prólogo igualmente grotesco) porque entonces dicho argumento pasaría de ser inexistente a convertirse en una autentica mierda (nunca mejor dicho).

Pero aun así esto no es lo peor, lo peor está en lo que rodea a la nada: ese comienzo ibicenco digno de una peli española de hippies de 1970, esa mugrosa (y no me refiero al aspecto físico) escuelita de artistas, esos personajes inútiles e incomprensibles (la presencia de Bebe además de inútil es decididamente molesta) esos giros del argumento tan mal ensamblados como las rimas de una canción de Mecano, esa complaciente aura pseudo feminista que impregna toda la historia, esa orientación política tan digna de un trabajo de octavo de EGB de Fernando León de Aranoa. En las anteriores películas del director vasco, incluso si no te gustaban, al menos podías reconocer no sólo una idea central que dominaba el relato sino un elaborado trabajo en la construcción del guión. Aquí no existe esa idea (y, como se ha dicho, si existe es una mierda) sino que además el guión ha sido escrito de la misma manera descuidada que predomina en la actualidad y que básicamente se resumen en: si el desarrollo del argumento te plantea alguna contradicción, tú simplemente hazla desaparecer . En fin Julio que, una vez más nunca mejor dicho, la has cagado.

En cuanto a la debutante Manuela Vellés decir que resuelve bastante bien la papeleta a pesar de que durante el primer tercio de la película su actuación se reduce a reírse como una idiota todo el rato pero esto supongo que no es culpa suya.

De todas manera sigo pensando que es una película que hay que ver y recomiendo a todo el mundo que lo haga.

Labels:

12 Comments:

Blogger 3'14 said...

A pesar de haber manifestado mi más absoluto desinterés por ver esta peli (y mira que he visto unas cuantas de Medem y un par me han gustado mucho), nunca he negado que no la vería. Lo que no voy a hacerlo es en cine por varios motivos:

1. Tengo menos oportunidades de ir al cine de las que a mí me gustaría.

2. Me duele rascarme el bolsillo por una peli que se que no me va a entusiasmar, o por lo menos que mi inicial predisposición ya es negativa...

3. Si se te ocurre otro argumento a parte de Tiempo+Dinero dímelo.

La veré, pero desde casa. Y a regañadientes.

2:41 PM  
Blogger Vargtimen said...

Veo que la opinión sobre "Caótica Ana" es unánime. A mí también me gustaron otras películas anteriores de Medem, por eso no daba crédito a la sucesión de gilipolleces que bombardeaban la pantalla. Te digo que si hubiera sabido donde vive este hombre, a la salida del cine habríamos ido a buscarlo.

1:38 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pi el tiempo sí, el dinero no. A pesar de cada vez está más caro el cine todavía sigue siendo barato para el entretenimiento que te da en tiempo real y lo bien que lo pasa uno poniendo a parir la peli después :)

Varg la crítica oficial sí que había puesto bien la pelicula lo que no debería importar mucho teniendo en cuenta lo falsa que es la critica española con las peliculas españolas pero si te das un garbis por el film affinity comprobaras que la mayor parte de los comentarios también son positivos pero es que Medem es un director con fans y ya se sabe lo que pasa con los fans

4:01 AM  
Anonymous Marina Khalo said...

Ya sabía, después de ver la película, que ésta iba a provocar amores y desencuentros. A lo que no me apuntaré es al linchamiento de su director y a pedir su cabeza. Me basta con valorar su trabajo objetivamente. He leído críticas que del 0 al 10 le daban un cero aludiendo que de un director como él se hubiera esperado más. Esto es como corregir un examen y ponerlo un cero a alguien considerado aplicado, que al menos ha contestado bien cuatro o cinco preguntas, pero que con total subjetividad del profesor se le arrea el susodicho cero y con dos tiene la moto. El todo o nada, a mí personalmente, no me vale. Reconozco en Medem un autor que trabaja en la difícil línea que dibuja la poesía de sus historias y los recovecos de sus estructuras narrativas. Es posible que esta vez se le haya escapado de las manos; pero no dejo de reconocer en su trabajo el acierto de algunas escenas y el intento de abordar mensajes difíciles de trabajar, cinematográficamente hablando. Del 0 al 5 le colocaría un dos o un tres. El Cero lo dejaría a la película “Sigo como Dios”.
Ahora, las hostias igual me vienen como las pelotas…a la cara y sin raqueta.

11:59 AM  
Blogger SisterBoy said...

Como digo el problema es problema es

a) Yo no veo ningún intento de abordar ningún mensaje sobre nada

b) Esa dificil linea que dibuja la poesía de sus historias a la que aludes aqui es efectivamente reconocible en sus otras peliculas pero no en esta.

Es decir, ni el fondo ni la forma. Y con Medem sí que se puede aplicar lo del todo o nada. Y eso aunque no lo creas es algo que le honra

12:04 PM  
Blogger Vicisitud y Sordidez said...

El tema "poético" me ha parecido siempre una excusa muy fácil.

De Medem, su única película disciplinada no lastrada por una tontería que me parece inherente a su persona, es "Los amantes del círculo polar".

Del resto, decir que Medem hace ideológicamente bueno a Fernando León.

Gracias por la crítica, me acabaré bajando esto de al mula.

2:21 AM  
Blogger Slim said...

hola sister! ya estoy por aki.

a mi si me gusto la ardilla roja, tambien los amantes, y lucia...una pena que esta sea mas floja. de todas maneras si sale la petarda de Bebe era de esperar...si es que donde este emma suarez...

3:15 AM  
Blogger SisterBoy said...

Bien Slim la que faltaba del "aura" por volver de las vacaciones, espero crónica completa.

V&S bienvenido al blog, como veras la traslación de tu post sobre las rimas de Mecano ha sido un brillante éxito por aqui

7:50 AM  
Blogger Deckard said...

Mi favorita de Medem siempre ha sido la Ardilla Roja. A patir de Tierra no me han gustado demasiado, los amantes del CP me emocionó tanto como lavarme los dientes y Lucia y el S me pareció una tomadura de pelo.

Esta después de leer tanta crítica negativa me produce una atracción morbosa tremenda, pero no creo que me gaste los euros en ver este accidente.

1:43 PM  
Blogger Cinephilus said...

Me interesa, a pesar de las continuas decepciones que hemos sufrido todos este año, el cine español.. Sin embargo, esta vez creo que no voy a ver la de Medem. He visto todas las suyas hasta la fecha y, si bien nunca me ha fascinado (salvo en La ardilla roja y Tierra), al menos aportaba ideas diferentes, personales y, en muchos casos, de fuerza casi hipnótica. Tras leer tu crítica, la de Varg y la de tantos otros cinéfilos de pro de los que me fío, creo que me abstengo de perder dos horas de mi tiempo en su empanada mental...

Estoy cansado del cine español complaciente que, o bien hace tostones supuestamente cómicos (como esa horrenda El club de los suicidas) o bien adaptaciones literarias flojas y lamentables (terrible La carta esférica, con la peor Aitana en años) o bien nos quiere vender la moto del cine de autor para camuflar los vacíos de pelis como esta Caótica Ana o las idas de olla de Aranda y Bigas Luna, que llevan años anclados en una serie B no confesa.

No, la verdad es que, por primera vez en mucho tiempo, estoy cansado del cine español... Salvo películas dignas y honestas como Azuloscurocasinegro, La noche de los girasoles o la -a ratos fallida, pero al menos notable- Salvador, poco más he visto en los últimos meses que no me produzca vergüenza ajena. Incluso estoy dispuesto a pagar por superproducciones como Alatriste, que si bien siguen presentando deficiencias, al menos presentan una valentía narrativa y una ambición fílmica por encima de la media.

De lo que nos llega, me provocan cierta curiosidad las 13 rosas y, cómo no, los trabajos de Iciar Bollaín y Gracia Querejeta, que son dos de las directoras que rara vez defraudan, aunque sus mejores películas sigan siendo sus espléndidas óperas primas.

Besotes, guapo. Ah, y a ver si es cierto eso de que te vemos en breve por Madrid ;-)

5:38 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues la de 13 rosas la temo mucho, vamos que temo que sea "Libertarias 2, el regreso de los moros salidorros" Pero bueno esperaré sus referencias

8:20 AM  
Blogger Adso said...

Vista como comedia, quizá tenga algo de "La última noche de Boris Grushenko". En serio, creo que soy fan de "Caótica Ana", pero por razones totalmente opuestas a las pretendidas por Medem. La pregunta es, ¿ha rodado este film sobrio, limpio o consciente? Es que he leído que Medem, para el film, se sometió a hipnosis. ¿Es posible que no haya regresado de una de esas regresiones?

11:06 AM  

Post a Comment

<< Home