Monday, January 21, 2008

Los crimenes del museo de yeso



En los pocos comentarios que he leído sobre la película hay un acuerdo general en considerarla como un cambio en el estilo narrativo habitual de Alex de la Iglesia. Esto afirmación podría no ser tan cierta si tenemos en cuenta también la opinión general –yo no las he visto- que existe sobre otra dos obra suyas: Perdita Durango (una road movie rodada además en México y en inglés) y Muertos de risa (un filme de ambiente al parecer un tanto tétrico que desconcertó a un público confundido por la promoción previa).

Las otras películas del realizador vasco que he visto (“El día de la bestia”, “La comunidad”, “800 balas” a la que añadiría una visión fragmentada y desinteresada de “Acción mutante”) sí que se enmarcan en una orientación que podríamos denominar característico y que resulta del uso de géneros no demasiado habituales en nuestra cinematografía (ciencia ficción, terror, suspense, western) pero adaptados a la idiosincrasia española en una visión de nuestra realidad con intenciones semejantes a las de Ferreri o Berlanga (dos de sus influencias más reconocidas) pero con una mirada más entrañable que amarga.

“Los crímenes de Oxford” se aleja notablemente de ese pretendido estilo y ofrece a cambio un thriller de corte bastante clásico: crímenes bizarros, detectives aficionados que usan técnicas heterodoxas (en este caso las matemáticas), múltiples sospechosos, giros inesperados etc…., Las referencias previas son innumerables, a mi se me vinieron a la cabeza por ejemplo “El nombre de la rosa” o “La tabla de Flandes” . En este sentido la película es bastante correcta o mejor dicho rutinaria, la verdad es que no produce demasiado entusiasmo ni demasiada intriga, la trama es algo confusa, el guión es atropellado y brusco y las escasas situaciones de comedía únicamente producen indiferencia (y no sólo a mí, el predispuesto público de viernes de estreno que medio llenaba la sala estaba más muerto que algunos de los asesinados). Tampoco contribuyeron a mejorar el conjunto algunos defectos como el horrible doblaje o una sorprendente forma de fotografiar los ojos de Elijah Wood que le daban un aspecto que recordaba horriblemente a un batracio.

En resumen todo lo que tiene la película de trama detectivesca resulta desangelado y torpe. Los méritos de “Los crímenes de Oxford” hay que buscarlos en otra parte. En algunos flashbacks que funcionan como pequeñas historias independientes del argumento principal, en las reflexiones del personaje interpretado por John Hurt que se manifiestan a través de sus monólogos y sus diálogos con el personaje de Elijah Wood y sobre todo en la filosofía que parece ser la esencia de la historia, es decir, la dualidad que existe entre los que tienen una visión del mundo como un ente ordenado e interrelacionado y los que niegan la existencia cualquier verdad absoluta y sostienen que no hay más leyes que las del azar. Lastima que esta dialéctica se reduzca al prólogo y al epílogo de la película que son además dos de los mejores momentos, especialmente el susodicho epílogo ejecutado de forma brillante tanto en lo formal como en lo argumental.

Por último señalar que Leonor Watling encarna al personaje más prescindible desde los tiempos de Jar Jar Binks. Resulta vulgar y desconsiderado decir que su única función en la película es enseñar las tetas pero eso es exactamente lo que pensé.

.

19 Comments:

Blogger Deckard said...

Pues de acuerdo en casi todo, por no decir en todo. El personaje de Watling es que no tiene otra utilidad, si no llega a enseñar cacho ya me dirás que pintaba allí.

1:47 AM  
Blogger 3'14 said...

Qué lástima... me has quitado las ganas de verla, si es que en algún momento las había tenido.

Y me sorprende (no por que lo digas tú, si no que se así) el comentario sobre Leonor, no creo que sea una actriz que necesite enseñar tetas. Aunque más de uno/a disfrute de ello.

6:38 AM  
Blogger g. said...

Sister te quiero, cada día más: enserio. Leer y descubrir no has caído rendido ante el culo y/o tetas de Leonor Watling o como se escriba y su dichoso delantal me reafirma.

Nada más para decir. Punto.

Enfin sí, que hay hombres que se distinguen de otros en la tierra ¡Viva el Teide!

;-)

8:06 AM  
Blogger SisterBoy said...

Ningún desnudo compensa una mala pelicula :)

8:16 AM  
Blogger Ra está en la aldea said...

¿Y qué hay de las nominaciones a los Oscar? Yo no tengo nada que decir, pero ansío leer tus opiniones.

8:32 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues poco habrá que decir porque o bien no las he visto porque no se han estrenado o bien se han estrenado y no pienso verlas.

Pero habrá porra, habrá.

8:37 AM  
Blogger Adso said...

Yo no la he visto, ni creo que vaya a verla en pantalla grande, pero si algo me gusta de Alex de la Iglesia es lo que parece haber perdido en este film: su estilo. La excesiva "Perdita Durango" me gustó, y la fallida "Muertos de risa" me decepcionó, pero ambas eran características del autor de "El día de la bestia". ¿Y este es el director que rechazó hacer "Alien 3"? Lástima que el proyecto fallido de Fumanchú se fuera al garete, la cosa prometía. Esperemos que este no sea el comienzo de una filmografía de films "correctos" y "artesanos".Lo de Leonor (que es una actriz que físicamente me encanta) tiene gracia, lo llaman "belleza inteligente", porque la tipa va de cultureta y snob y dice que le gusta Tom Waits. De todos modos, no me parece una mala función la que comentas que realiza en la película.

8:56 AM  
Blogger Arual said...

Las escenas de Leonor enseñando sus encantos son simplemente el toque "spanish" de la peli o al menos eso pensé yo. Aún con todo a mí LOS CRÍMENES DE OXFORD me gustó. Puro entretenimiento en forma de película de misterio con matemáticas. Es mi opinión.

10:33 AM  
Blogger SisterBoy said...

A mi no me disgustó pero tampoco me volvió loco. Pero digo que es una pena que una pelicula con un argumento tan atractivo se haya resuelto de una forma tan poco brillante sobre todo cuando la dirige alguien que sí ha dado en el pasado muestras de brillantez

10:35 AM  
Blogger SisterBoy said...

Me acabo de enterar de que Heath Ledger ha sido encontrado muerto en su apartamento de Manhattan. Me confieso impresionado.

3:18 PM  
Anonymous dexter said...

Supongo que con esta película Alex De La Iglesia ha demostrado que es o que puede llegar a ser eso que se llama un artesano del cine. Ignoro si esto es bueno o es malo. A mi la peli me gustó más que por lo que cuenta por cómo se cuenta.
Lo de Leonor, el delantal y los spaghetti parece sacado de una película de Alvaro Vitali o de una porno directamente.

Lo de Heath Ledger... uf necesito asimilarlo

12:03 AM  
Blogger Cinephilus said...

La novela que sirve de base a la película ya era simplona y torpe, así que veo que el filme respeta esas dos premisas, por lo que cuentas... Personalmente, no me entusiasma de la Iglesia, aunque sí dos de sus películas -El día de la bestia y La comunidad. Las demás, a pesar de algunos hallazgos, me cansan sobremanera.
En cuanto a la Watling, al menos, tiene unas tetas preciosas. Algo es algo...

Y coincido con Dexter, a mí lo de Ledger también me ha conmocionado más de lo que esperaba.

5:09 AM  
Blogger g. said...

"... o bien no las he visto porque no se han estrenado o bien se han estrenado y no pienso verlas."


óle !!!!!!


ja ja ja ja


;-)

1:37 PM  
Blogger SisterBoy said...

Es cierto. La verdad es que esta año no hay mucha ilusión por los oscares, ninguna de las candidatas a la categoría principal me parece demasiado atractiva. Así que este año sólo queda ver si gana Bardem y por descontado ver la alfombra roja.

1:41 PM  
Blogger Adso said...

¡Si es que la retransmiten por televisión!

Por cierto, muerte a la Síñeriz.

2:56 PM  
Blogger SisterBoy said...

jejeje la Sin nariz que lo único que hacía era decir "How do you do? How do you feel tonight?"

3:38 PM  
Blogger ninive drake said...

cuando ví el "making of" pensé que era un mezcla de Agatha Christie + la serie Numbers...

por cierto, también ha muerto el rubito de Bully, más conocido como el niño de "El cliente"... Brad Renfro...

3:19 PM  
Blogger Sisterboy said...

Ninive yo pensé en N3umbers (esa sosa serie) pero tambien en Pi sobre todo en esa idea de usar las matematicas como ultima herramienta para itentar demostrar que no vivimos en el caos.

3:30 PM  
Blogger Anita Lorite said...

No he visto esta peli aún, quiero hacerlo. Pero a mí Alex de la Iglesia nunca me emocionó mucho, la verdad. Ya te contaré.

5:37 AM  

Post a Comment

<< Home