Monday, January 28, 2008

Muerte de un ciclista



La noticia ha salido de las cloacas del programa de la TVE “Gente” (unas cloacas en las que yo habito) y ha reptado por las alcantarillas de la actualidad hasta hacerse un hueco en la primera división de los telediarios, los programas de opinión y los columnistas de contraportada.

Por si alguien no sabe de lo que estoy hablando aquí hay un link con una breve descripción del caso.

La noticia

Por encima de las reacciones más primarias y viscerales que suscita la noticia (y de las que yo mismo participo) hay un par de aspectos que me parecen interesantes si uno hace esfuerzo por abstraerse de dichas reacciones.

En primer lugar reflexionemos un poco sobre la sorprendente decisión de Tomás Delgado Batalomé. ¿Qué motivos podría tener nadie para hacer algo así? ¿Simple codicia? Por lo que he leído se trata de un empresario con una posición como mínimo desahogada y no un “miserable” al que motiva la falta de dinero. Además si sólo se tratara de una cuestión monetaria dudo mucho de que este individuo se hubiera prestado a hacer acto de presencia de una forma tan manifiesta. Porque el hombre ha hecho acto de presencia, ¡y de qué modo!. No se ha tratado de ninguna aparición fugaz sino de una amplia y descarada presentación pública con entrevistas incluidas en las que el hombre no ha tenido ninguna objeción en mostrar su rostro y expresar sus peculiares opiniones sobre el caso. En un principio pensé que se trataba de simple estupidez o chulería, un poco como la del noi del desagradable incidente que también trascendió a primera plana en el otoño pasado.

Historia del Noi

Pero Tomás Delgado no parece ser un estúpido fiestero suburbial sin el suficiente seso como para saber que cuando se suscita la indignación del pueblo es mejor esconder la cara que asomarla. Debe tratarse de otra cosa, algo más complejo e incomprensible aún, una suerte de morbosa complacencia en el mal. Porque esto es un acto de maldad con mayúsculas, un acto tan vesánico que parece más bien propio de un villano de fantasía de comportamiento tan retorcido que llega a la parodia más grotesca, digno pues de un Montgomery Burns (que desayunaba huevos de pájaro Dodo o llegaba tarde para derribar el orfanato) o de los malos de Pink Flamingos (que embarazaban a autoestopistas para luego vender a los recién nacidos en el mercado negro y así financiar redes de distribución de heroína en las escuelas). ¿Es Tomás Delgado un psicópata? ¿Es un sádico? ¿O más bien un masoquista? ¿Es un ególatra que se niega a admitir que la culpa del accidente podría ser suya? ¿Es un individuo amargado que encuentra algún tipo de expiación sometiéndose de esa manera al odio unánime de todo un país? Sea como sea es posible que Tomás se haya dado cuenta de que tal vez ha ido demasiado lejos. A lo que ha hecho se le llama desafiar las fuerzas de la naturaleza, seguramente ya habrán empezado a llamarle hijo puta por la calle y eso será sólo el comienzo. Si recupera la cordura quizás no se presente al juicio del próximo día 30 de enero pero si lleva su locura hasta el final quien sabe como puede acabar esto.

Pero aparte de la compleja personalidad del malvado hay otro aspecto que puede resultar aún más perturbador. ¿Qué pasaría si la justicia le diera la razón?. Según lo que sabemos del caso el coche de Tomás iba a una velocidad superior a la aconsejada en la carretera donde se produjo el atropello y por lo visto también había bebido (aunque su índice de alcoholemia era inferior al limite legalmente establecido) pero a pesar de todo la justicia no vió indicios de delito en su día. Aquí está el quid de la cuestión. Podemos estar ante un caso de algo moralmente reprobable pero legalmente posible. Y pocas cosas hay más chocantes que eso. Me hace recordar aquella vez en la que Yon Idígoras solicitó (y obtuvo) una pensión de la Seguridad Social en una decisión que levanto la indignación general pero que desde un punto de vista puramente administrativo era irreprochable.

Este tipo de contradicciones son dolorosas pero necesarias porque no debemos olvidar que este es un sistema impuro e imperfecto por mucho que nos quieran convencer de otra cosa y este tipo de aberraciones legales son inevitables. De todos modos da igual, incluso aunque la justicia le de la razón, aunque aquel día hubiera ido a 50 kilómetros por hora, aunque no hubiera bebido desde el día de su boda, incluso aunque pueda tener su parte de razón lo cierto es que….. Tomás estas cosa no se hacen, simplemente no-se-hacen.. Que hijoputa eres Tomás. A ver que pasa el miércoles.

22 Comments:

Blogger 3'14 said...

Ya eres el segundo que lo más bonito que le dice en su blog es hijo de puta a este despreciable supuestamente ser humano.

Totalmente de acuerdo en toda tu reflexión respecto a la fisuras que sufre el sistema, sólo deseo que esos padres no tengan que sufrir más tiempo la incompetencia del poder, por que el dolor por la pérdida de su hijo es algo ya irreparable que arrastrarán para el resto de sus vidas, algo que aun si hubieran recibido un indemnización no alcanzaría a subsanar. Hijo de puta! Ahí se encuentre calcinado cada uno de los coches que se compre este cabrón.

1:01 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Maldad, egolatría, exhibicionismo y un abogado detrás buscando los recovecos de la ley, las trampas de la ley. Falta de ética, falta de decoro. Ni formas ni fondo. Lo peor de lo peor. Es mejor que no muera. Es mejor que viva muchos años y que lamente cada segundo que viva.

1:17 AM  
Blogger Slim said...

ayer vi en la tele que la Fiscalia quiere reabrir el caso a raiz de la ola de pasmo e indignacion que ha levantado el caso. en estos momentos me alegro de vivir en la "Sociedad de la Informacion", esa que nos permite enterarnos de estas injusticias y apretar para que se subsanen (pese a que nada subsanara la muerte del chico).
de todas formas es increible que pasen cosas asi, tal como lo lees parece que estes viendo una pelicula, con su Malo Malasombra (y que pintas de malo tiene) y los buenos, esos padres con esa cara de buenas personas que tienen..pena que la realidad siempre supere a la ficcion.

4:06 AM  
Blogger Realice said...

Huy, yo lo veo simple: creo que estará convencido de que la razón le asiste, y se verá a sí mismo como un llanero solitario luchando por el triunfo de la ley en contra de la histeria de la opinión pública. Hay personas a las que esas cosas les excitan, más cuanto mayor sea la censura generalizada que provoca su postura. Yo no le he oído ni le he leído, pero no me extrañaría nada que vaya diciendo por ahí que la suya es una causa moral. Cuando la pierda (que debe saber que la va a perder con certeza... la ley es paradójica a veces, pero ningún juez se la va a jugar con esto), aún tiene para un tiempo más de victimismo y de diatribas contra el linchamiento mediático.

Yo en estos casos lo que siempre me imagino es al grupito de incondicionales (que éste también lo tendrá, no lo dudes... aunque sean tres) ahí alentando: ‘Claro, hombre... pues poca indemnización has pedido todavía... ¿Tú sabes el tiempito que te has pasado a costa de ese chiquillo imprudente? ¿Y no reclamas daños morales?’ La capacidad del ser humano para creerse en posesión de la razón me parece prácticamente infinita.

6:48 AM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Yo, simplemente, no entiendo los mecanismos mentales que pueden haberle empujado a hacer algo así, tan encantado de conocerse. Qué poca vergüenza. Si tuviera monóculo, se me caería de la indignación.
Y cambiando radikkkalmente de tema... ¡cómo mola Cita con Mamá! Es tan gracioso y entretenido... Me encanta ese momento madre e hija en el que puedes ver en qué tipo de morsa (con perdón, pero ¡qué cuerpos! ¡qué papadas!) se va a convertir la actualmente buenorra hija.

7:35 AM  
Blogger Sisterboy said...

Sí yo también lo vi Slim y debo confesar que la iniciativa de la fiscalia de abrir de nuevo el proceso penal es algo que me preocupa.

No por que me interese el destino de este indiviudo (si mañana perdiera pie en un andamio y acabar con el femur enterrado en el paladar me daría lo mismo) sino por la inquietante certidumbre de que tenemos una justicia que funciona a golpe de escandalo mediático. Un poco como lo que pasó con Farruquito que NO había quedado libre en primes instancia por ser Farruquito (más bien había sido exonerado porque la ley era muy mala) sino que fué condenado precisamente por serlo. Y así funcionamos siempre a golpe de remiendo.

Pero como dice Ra lo que me sigue intrigando es el misterio del hombre, no estoy convencido de que ninguna de las posibles explicaciobnes a su conducta (incluyendo las que aportan Zar y Realice) sea la definitiva.

P.D.

Ra en ocasiones las madres estan más macizas que las hijas

8:22 AM  
Blogger Deckard said...

Hoy he visto las declaraciones del tipo y es alucinante cuando dice que él es el máximo perjudicado, luego reflexiona para añadir que tal vez el chico también pero que lo suyo tiene arreglo.

Lo del señor Burns lo veo acertado, yo me le imagino robando los caramelos a los niños por la calle y empujando a la gente con bastón.

11:44 AM  
Blogger Sisterboy said...

CONGA CONGA CONGA EL SEÑOR BURNS ES LA MONDA PONGA ALGO EN LA GORRA O LE HAGO CHISTORRA

Como digo mañana es la vista ya veremos que jeta trae, si aparece con el mismo talante con el que le hemos visto hasta ahora está claro que es un loco o un psicopata. Si aparece con los pañales puestos será simplemente un cretino.

1:06 PM  
Blogger ninive drake said...

Me parece que este tipo está aquejado de lo mismo que Aida Nizar, un complejo de superioridad insuperable que hace que le echen esa caradura en todo lo que hecen, pese a quien pese... además cuando dijeron la marca y el modelo del automóvil lo comprendí un poquito más: tienen un Audi y creo que no de los baratos (si es que los hay baratos), imagino que si fuera el afortunado poseedor de un Panda no hubiera llegado a esto, pero en este caso, ser dueño de un coche de lujo le confiere a uno una hijoputez en grado superlativo, como los que tienen un Mercedes, HP en un 90%, y nunca respetan los pasos de cebra... ¿complejo de inferioridad o envidia? no, lo tengo más que comprobado...
también puede ser que el tipo pertenezca a una secta satánica y necesite pasar esta prueba para pasar a un grado más alto en la jerarquía... eso ya será tema de Iker (pelucón) Jimenez.

saludosss

por favor, cuando usted tenga a bien, me gustaría que recrease más escenas, ya que ésta última me pilló en sus postrimerías...

1:40 PM  
Blogger Sisterboy said...

Tranki Ninive que tengo pensadas unas escenas que les haran frotarse la cabeza contra la pared intentando averiguar de donde salen.

Te iba a decir que cuando "ustede tenga bien" actualizara su blog pero ya veo que lo has hecho :D

2:11 PM  
Anonymous Marina Khalo said...

Aquella noche del 29 de Enero del 2008, la muerte estuvo en Samarkanda y en un pueblecito de la Rioja. El don de la ubicuidad le permite trasladarse en un último suspiro y no usar jamás carrocerías ni barcas. Mucho menos los vehículos lujosos y de gran cilindrada, tan caros de reparar. Su defecto nunca fue la vanidad ni la impaciencia. Si algo se le achacó desde siempre a la muerte (y aún ahora) es su impertinencia, su arbitrariedad y su falta de acierto.

Pero aquella noche llegó a la puerta de Tomás Delgado. Esperó unos minutos. Lo reconoció después de cuatro años. Lo había visto en la carretera, de noche, con su Audi A8 a 160Km/h. Ella cumplió su terrible e irrazonable tarea sin inmutarse ante la perdida de los padres huérfanos de hijo, ni la arrogancia con la que el conductor miraba su carrocería después del atropello. Nunca se había preguntado hasta entonces, si había elegido la persona adecuada. Cierto es, que el conductor del Audi había sido sorprendido por el ciclista en la oscuridad (sin llevar éste luces ni casco). Pero aquellos días anteriores al 29 de Enero había comprobado con tristeza de muerte, que se puede ser gente e incluso persona y carecer de humanidad y sentimientos. Y eso era algo que incluso a ella, la muerte, le remataba.

Tocó a la puerta. Al principio Tomás lo confundió con un vendedor de seguros (tal era su indumentaria) o ayudante becado del gabinete de abogados contratados por él para defenderle. También en su soberbia, pensó que podría tratarse de un periodista con la oferta de participar en un programa de corazón e hígado.
Tras unos segundos de espera, lo hizo pasar al salón. Se sentaron en el sofá frente al televisor de plasma encendido, último modelo. La muerte se acomodó desfallecida y sacó del maletín unos folios duplicados y un bolígrafo:

-Me ofrezco a repararle los desperfectos de su Audi A8. Dentro de una semana estará como nuevo. Le obsequiaré además, con una caja sorpresa de madera y un viaje con todos los gastos pagados a una isla paradisíaca. Allí podrá alcanzar la paz anhelada, tan lejos de la cotidianidad, y nos estará eternamente agradecido. ¡No podrá quejarse ahora, de que en este asunto ha sido usted el primero_segundo más perjudicado!.


Tómas firmó y pensó lo fácil que iba ser, comparecer por la mañana en el juicio. No perdonaba no salir en los medios con su traje azul de marca y su sonrisa encuadrada en el sofisticado afeitado de pincel. Tampoco hubiera podido imaginar, que un infarto agónico maquillara su muerte, ni que su Audi A8 (lustrosamente reparado) abriera la comitiva lúgubre de su funeral.



Y...¡Eso es todo amigos!. (That’s all folks)

*Epitafio de Mel Blanc, actor estadounidense que daba voz a Porky de los Looney Tunes.

Un saludo, sister

4:07 PM  
Blogger Sisterboy said...

Vaya Marina me acabas de hacer recordar a "Diez negritos". Uno de los invitados a la mansión era un petimetre que había matado a dos niños por ir demasiado deprisa aunque se había librado de cualquier condena. Al contar su historia decía

-Fue un caso de mala suerte

-¿Para los niños o para usted?

-Para mí por supuesto

10:12 PM  
Blogger Queer Enquirer said...

Al final no se ha presentado al juicio y ha retirado la demanda. EL PAÍS publica hoy un artículo donde comenta que no es el primer caso de este tipo y que efectivamente, este individuo tiene opciones para ganar. Es que también tiene su lógica aunque como dice Sister sea moralmente reprobable. Si uno tiene un accidente y la justicia dice que no eres el culpable ¿no tienes derecho a que te indemnicen?
El video que has puesto me da muchisimo miedo.

3:47 AM  
Blogger Sisterboy said...

Queer si sus demandas no tuvieran alguna clase de fundamento legal jamás hubiera dicho una palabra sobre el caso. La paradoja es que legalmente podía tener razón y era esto lo que me resultaba chocante.

Es como aquel caso de un individuo que denuncio a un hombre por agresión. La cosa es que esa agresión se produjo cuando el ciudadano numero dos defendia a una mujer que estaba siendo atacada sexualmente por el ciudadano numero uno. ¿Derecho a presentar la demadna? por supuesto. Pero que hijoputa ¿no?

En fin como no se ha presentado está claro que en el fondo es sólo un pobre hombre, esperemos que se archive también el caso penal que se ha reabierto y Don Tomás regrese al anonimato del que nunca debió salir. Pero quien sabe, las fuerzas de la naturaleza tardan en apaciguarse.

La explicación del video es que cuando pensaba en alguien muy muy malo enseguido me vino a la memoria el primo Kevin

7:41 AM  
Blogger Slim said...

vivan los escandalos mediaticos!!!

3:16 AM  
Blogger g. said...

Indigna escuchar a ese tipo. tremendo.

2:02 PM  
Blogger Sisterboy said...

No estoy tan convencido Slim. Ahora nos alegramos porque la victima de la marea era una mala persona, pero ¿qué ocurrirá cuando no lo sea?.

G no te preocupes, ya nunca más oiras hablar de él.

Parece que el asunto está resuelto de todos modos si alguien quiere comentar algo más aqui estamos. Mientras tanto si no voy al cine el fin de semana y si no hay ningún otro tema de actulidad que nos atropelle la próxima entrada será un nuevo capítulo del Abecedario del Crimen.

3:17 PM  
Blogger Ivan said...

Que angelito el tipejo y que miedito que da nuestro sistema judicial.

3:47 PM  
Blogger Deckard said...

Pues por lo visto hay otro (creo que en Valencia) que está en la misma situación. Reclama 7000 euros para reparar su Mercedes, parece que al no ser ciclista se le jodió menos el coche.

11:40 PM  
Blogger Zar Polosco said...

Que sea truculento el nuevo capítulo, por favor. Dejaste el listón muy alto la última vez.

Y no vayas al cine este fin de semana y que la actualidad se quede tranquila.

4:05 AM  
Blogger g. said...

Sister save me. Dime que Juno es la más repugnante, reacconaria y tramposa de todas las películas que jamás he visto (y mira que he visto). Ve x fa, y hablemos.
He estado a punto de escribir-te un post desesperado en mi blog que se titulaba "Sister, no sé cuánto" es que en el cine , recién, era el título perfecto (comentarios apart) ahora estoy en casa y lo he olvidado. Pero no olvido la indignación, hacía tiempo que no veía un panfleto tan obvio y tan reaccionario, y la gente en el cine RIENDO.

en fin.

me a mirar a Dave, que será tontito y mal músico, pero al menos no es tan chungo.

besos.

3:11 PM  
Blogger Sisterboy said...

¡Santo cielo g! Que casualidad, hoy mismito decidí no ir a ver esa pelicula. No es que tenga nada a priori contra ella pero despues de 30 años viendo peliculas uno ha desarrollado cierto instinto animal y más o mneos detecta lo que le va a gsuatr y lo que no. Y la verdad en este caso mi sentido aracnido estaba vibrando bastante fuerte.

Lo siento mi querida G haria cualquier cosa por tí excepto ir a ver una pelicula que sé que no me va a gustar. Pero si necesitas mi brazo derecho no me lo pidas, ven y arrancamelo.

Mañana en cambio iré a ver Cloverfield que aunque fuese mala al menos se ve un monstruo gigante destruyendo una ciudad y eso siempre es un placer.

El siguiente capítulo de la historia del crimen tendrá que esperar por ese motivo y porque no me acaba de convencer lo que estoy escribiendo. El problema es que contando la historia tal y como fue resulta irreproducible (al menos en este blog) pero una vez aplicada la autocensura resulta por el contrario demasiado sosa. Tratare de buscar un punto medio y publicaré lo que haya entre semana. Bye bye

3:23 PM  

Post a Comment

<< Home