Friday, March 26, 2010

See me, feel me, touch me, heal me



Gran estreno mediático (o al menos ha salido mucho por la tele) de esta semana y que además viene con la vitola de "Alejandro Amenabar presenta" como marca registrada, una nueva muestra del status de estrella que tiene nuestro segundo cineasta vivo más internacional. Por eso habría que insistir en que esta película la dirige el desconocido y practicamente debutante(ha dirigido algunas cosillas anteriormente pero dudo mucho que alguien las haya visto)Oskar Santos y no el propio Amenabar, de hecho el único parecidohabría que establecerlo con "Mar adentro" y eso por el hecho de que en ambas películas nadie sabe que carajo pinta Belen Rueda.

Dejando a un lado los toscos (pero efectivos) trucos de promoción tengo que decir que "El mal ajeno" me ha gustado bastante y eso que contaba a priori con el demérito de estar protagonizada por Eduardo Noriega actor al que yo había rebautizado como "dos caras" por que tenía la sensación de que en todas sus películas se limitaba a alternar dos expresiones faciales:

alegría




y desconcierto.



Pero no, resulta que Noriega hace un trabajo bastante bueno, de hecho casi todo el elenco (incluyendo los habitualmente insufribles actores adolescentes o que interpretan a adolescentes), salvo Belen Rueda, está impecable. Además la película está basante cuidada en relación a los aspectos técnicos (fotografía y música aunque en este último apartado al final se les escapa un poco la mano) y con unos diálogos sorprendentemente bien escritos y además -lo que es aun más sorprendente- bastante audibles.

Lo curioso es que la película transtimitía todas esas sensaciones agradables incluso mucho antes de entrar en faena en lo que es el principal argumento, que, se puede adelantar sin revelar gran cosa, gira en torno a cierta cualidad sobrenatural con la que es investido el protagonista. De hecho yo ni siquiera estaba deseando que llegara el nudo de la historia e incluso no me hubiera importado que se tratara simplemente de un drama hospitalario (no sé si existe ese término pero desde luego no debería existir) como esos que hacen o intentan hacer en la televisión española aunque elaborado de un modo más excelente.

Lo cierto es que cuando efectivamente se entra en materia la película se resiente sobre todo porque no se adivina muy bien hacia donde se dirige (y me temo que no es un efecto buscado sino accidental), lo que se está viendo sigue siendo bonito pero sin destino, como un hermoso yate con el timón roto. El desenlace de la película resulta muy alargado y lastrado por una excesiva afectación lo que contribuye a estropear un poco las buenas sensaciones del principio. Al menos el filme sirve como descubrimiento de un nuevo Noriega, más maduro, hasta el punto que es capaz de interpretar, sin provocar carcajadas, a un médico y padre de familia, algo que hace cinco años nadie hubiese podido creer.



6 Comments:

Blogger El Impenitente said...

El otro día me estuvieron contando batallitas de los Who, todas muy pedagógicas y educativas: broncas, peleas, alcohol, groupies, habitaciones destrozadas, drogas... En fin, que ver a Roger Daltrey tan lleno de buenos sentimientos me ha chirriado un poco.

Ni he visto la película ni la veré (cada vez que Belen Rueda viene a Valencia yo me voy a La Coruña) pero me he reído mucho con la crónica. Sin ánimo de meterme donde no me llaman, debieras sacar el sarcasmo a relucir más a menudo y afilar los colmillos de vez en cuando. Al menos a mí me divierte un montón.

12:07 PM  
Blogger 3'14 said...

Pues no la he visto... y tampoco es que me llame mucho la atención ni con toda la promo que le están haciendo.
La que vi recientemente es "Brothers", si hablas sobre ella ya comentaré. Y hoy tenía una apetecible invitación para ir a ver "El escritor", pero 3'15 a vuelto de "colonies" (una especie de campamentos) y como que después de dos días separados era prioritario pasar la tarde-noche juntos... así es que no se cuando se me volverá a presentar la oportunidad de ir al cine... :(
Bueno, espero verla al menos desde casa y que también la podamos comentar.

12:07 PM  
Blogger SisterBoy said...

Pues yo me estoy leyendo la biografia de John Belushi y madre mia, desde luego los setenta hicieron una masacre.

Pi ya he visto Brothers, colgaré el comentario la semana que viene pero te advierto que será corto y desfavorable

4:16 AM  
Blogger Vargtimen said...

Hombre, si dices que está bien habrá que verla, pero esa pareja protagonista y ese productor me tirán mucho para atrás.
Yo estoy deseando ir a ver la de Polanski, a ver si encuentro un rato libre.

6:39 AM  
Blogger bolboreta said...

Como diría el personaje de Antonio de la Torre en Gordos: "¡qué pereza!" Creo que se me entiende :)

8:08 AM  
Blogger 3'14 said...

A mi Brothers, ya te adelanto, no me parece gran cosa, pero bueno, ver a Gyllenhaal siempre es agradable. Soy así de superficial :D
Pero claro, si además de recrearse la vista la peli es buena pues ya tenemos, no se, "El escritor"? (Varg, yo también le tengo ganas, y no sólo por McGregor :P)

6:08 AM  

Post a Comment

<< Home