Monday, March 08, 2010

Who rigs every Oscar night?



Una nueva edición de los Oscar que, si todo va como espero, será la última que pueda ver dado que tendré algo útil que hacer el día siguiente a la gala.

La estructura de la retransmisión en España fue similar a la de años anteriores: un plató en el que una presentadora ejercía de maestra de ceremonias (en este caso la elegida, por razones inexplicables, fue Manuela Velasco más conocida como “la de REC”) rodeada de un coro de ayudantes que aportaban la nota frívola -aunque sinceramente tenían menos gracia que ver a un niño cayendo de un quinto piso- y que se alternaban con una fiesta (patrocinada por Pikolin, toma paradoja) en la que una serie de personajes del celuloide nacional comentaban lo que iba sucediendo.

Yo sinceramente preferiría una retransmisión “pura” en la que simplemente se mostrara la ceremonia en directo pero eso parece poco viable y al menos la parte española de la retransmisión se limitó la mayor parte de las veces a rellenar los huecos que dejaban las pausas publicitarias de la televisión USA. No molestaron demasiado si exceptuamos el hecho de que pisaron unos segundos de la despedida de la gala.

Como es costumbre también, el programa en España tenía su corresponsal en la alfombra roja (Cristina Teva de la que lo mejor que se puede decir es que NO es Ana García Siñeriz) lo que permitió entrar en un primer contacto con la parte más frívola de la gala, sobre todo en lo referido a los artistas nacionales que se dejaron ver por allí como Pedro Almodóvar (que lucía unas gafas estilo Elton John y que por lo visto lo defendían de algún problema de foto sensibilidad) y un Antonio Banderas cuya barba multicolor (al estilo de Chase Gioberti) supongo que tenía su explicación en algún papel que está interpretando. Junto a él su esposa Melanie Griffith con un aspecto bastante menos horrible del que todos esperábamos.




Tras esta introducción vino ya la tradicional (y siempre escasa) media hora de alfombra roja presentada directamente por la televisión estadounidense. Lo más destacado de este fragmento fue cuando reunieron a las cinco nominadas a la mejor actriz de reparto. Penélope Cruz iba bastante bien. Maggie Gyllenhaal en cambio lucía un traje estilo pareo-sacado-de-la-cortina-de-un-hotel-barato-de-waikiki definitivamente desastroso





Aunque dicho desastre se quedó en nada comparado con el de Vera Farmiga que parecía una de esas chillonas estatuillas de gitana que venden en una tienda de souvenirs para turistas (creo que este chiste ya lo usé el año pasado). Es curioso como actrices que nos parecen tan guapas en las películas por las que son nominadas meten la pata de este modo en la ceremonia. Por mí Vera podía haber ido vestida con uno de esos estupendos trajes chaqueta que lucía en “Up in the air” antes que embutirse en semejante adefesio.




En cuanto a Anna Kendrick y Mo´nique simplemente respondieron a la imagen que el público tiene de ellas (pija petarda y gordita graciosa respectivamente).
Otra gran decepción vino de la mano de la encantadora Carey Mulligan que nos sorprendió con un aspecto que la asemejaba de forma estremecedora con Soraya-Poyeya









Sandra Bullock por su parte escogió el look “sirenita”



Jennifer López no estuvo mal para ser quien es pero no se olvidó de colocarse la cola de costado para que la parte más célebre de su anatomía siguiera quedando al descubierto (de hecho cuando la entrevistaron en la alfombra se dio una vuelta para mostrar sus poderes)




Entre lo peor de la noche se coloca en primer lugar Sarah Jessica Parker que prosigue con su escalofriante metamorfosis en el monstruo de “Pesadilla a 20.000 pies” (la nueva versión)








Miley Cyrus (o Hannah Montana tanto montana montana tanto) dio una lección de que con hombros de yesista no se puede llevar escote palabra de honor. Y eso que la iba a poner en la categoría de lo mejor de la alfombra hasta que caí en la cuenta de ese desagradable detalle.






Hacer referencia al caso de Gabourey Sibide puede resultar cruel y políticamente incorrecto pero no creo estar cayendo en ninguna de esos charcos cuando digo que esta chica es obesa (de hecho por eso la eligieron para interpretar el papel por el fue nominada) y lo que no puedes hacer es ponerte algo que realce ese aspecto (al igual que una persona de baja estatura no debería usar zapatos planos) y eso fue exactamente lo que sucedió cuando se puso ese traje que dejaba al descubierto los bíceps de Ramona que posee.




Entre lo mejor de la noche el elegante look a lo Verónica Lake de Cameron Díaz y Kate Winslet, no nos extraña de la segunda que casi siempre está perfecta pero nos complace especialmente de la primera acostumbrada a meter la pata en ocasiones como esta.







Y por último no queda otro remedio que caer de rodillas ante Meryl Streep, aunque en el aspecto artístico nunca ha sido santo de mi devoción, hay que reconocer que al menos en el aspecto presencial es definitivamente una de las pocas autenticas estrellas que quedan. Y sólo lamento no haber podido encontrar una foto mejor.





En cuanto a los hombres…bueno ya sé que lo tenemos muy fácil en eventos como este y que es difícil meter la pata cuando sólo tienes que llevar un esmoquin por eso los pocos defectos detectados hay que denunciarlos con más firmeza. En esta ocasión a alguno le falló el apartado de peluquería, tal es el caso de George Clooney que llevaba el pelo como si acabara de llegar de un vuelo transoceánico de los de 1948.





Zac Effron también fracasó en este aspecto salvo que se esté caracterizando para un remake de “Cabeza Borradora”, tampoco he encontrado una foto mejor pero en esta ocasión no lo lamento.






Por último preguntarme si Morgan Freeman está pensando en hacer una segunda parte de “Street Smart”, una de sus primeras películas con un rol destacado y en la que interpretaba a un proxeneta de la calle 42.








Y esto es todo respecto a la alfombra roja, seguramente pasaron más cosas y se presenciaron más horrores o maravillas pero prefiero centrarme en lo que vi en directo.

Por fin comenzó el acto. Como es habitual la traducción fue simultánea y con la voz del traductor sonando por encima de la voz original, algo inevitable en una ceremonia en directo aunque siempre he pensado que la gala debería repetirse al día siguiente en su integridad y con subtítulos, algo que no se suele hacer. Para empezar posiblemente el número musical a cargo de Neil Patrick Harris (“Como conocí a vuestra madre”) tenía una letra interesante y alusiva al espectáculo de esa noche pero no tengo ni idea de lo que dijo el muchacho.


A continuación salieron a escena los maestros de ceremonias elegidos para esa noche, Steve Martin y Alec Baldwin. El trabajo de Hugh Jackman el año pasado fue excelente pero definitivamente bastante naif algo que quizás los organizadores de la gala trataron de cambiar eligiendo a esta pareja de comediantes (uno profesional y el otro recién llegado al medio). En esta ocasión se volvieron a notar los defectos de la traducción simultánea, muchos chistes seguramente no fueron transcritos de forma correcta y otros posiblemente sólo fueran comprensibles para la gente del mundillo (no entendí nada del vacilón que se trajeron con George Clooney) pero en general y salvo excepciones (el detalle de las gafas en 3D cuando hablaron de “Avatar” o los comentarios sobre “Inglorious Basterds”) me pareció un humor en ocasiones bastante fácil y que no fue demasiado bien acogido atendiendo a las caras de algunos espectadores. De todos modos la intención era buena y la dinámica clásica de los dos cómicos antagonistas parecía una idea acertada. A mí me recordaron en cierto modo a Stadler y Waldorf, los dos viejos gruñones del palco que atormentaban a los Teleñecos.




Lo cierto es que tras esta introducción la presencia de pareja fue más bien escasa (excepción hecha del genial gag de “Paranormal Activity”) y eso creo que perjudicó a la ceremonia que echó de menos la presencia de alguien que la dirigiera en el escenario. En líneas generales (y exceptuando una pequeña parte que no vi porque me quedé dormido) encontré la gala aburrida, parece que no hay manera de hacer digerir al público las categorías menos interesantes y para colmo se decide aligerar excluyendo el Oscar honorífico (que fue entregado en una ceremonia previa) lo que me pareció una falta de respeto a gente como Roger Corman y sobre todo a gente como Lauren Bacall, sinceramente preferiría haber vivido esos momentos en directo en lugar de contemplar cómo se recibía el Oscar a la mejor edición sonora.

Aparte de eso hubo otro número musical (no lo vi porque fue el momento en el que me quedé dormido), un homenaje al cine de terror (que sólo parecía justificado por el hecho de que lo entregaran los chicos de la saga Twilight) y para mí uno de los momentos culminantes de la noche con el homenaje a John Hughes, un homenaje que todo el que tenga menos de treinta o más de cincuenta años encontraría excesivo y posiblemente injustificado, no para mi desde luego por más que todos los de my generation tuvimos ocasión de horrorizarnos ante lo mal que han envejecido los chicos de Hughes (mención especial para Macaulay Culkin) excepto Molly Rigwald que mantiene el tipo.





El momento musical del recuerdo a los fallecidos corrió a cargo de James Taylor a quien los españoles (al menos este español) sólo conocemos por su cameo en un episodio de Los Simpsons.


Del barrido general por la platea me quedé con la escena que teníamos que haber visto el año pasado -esto es Penélope Cruz y Javier Bardem juntos y haciendo manitas- y también con lo mucho que el realizador se entretuvo mostrando imágenes de Ed Asner, a buen seguro se trataba de un fan de Lou Grant como lo era yo de niño.



Por último destacar el momento que se está convirtiendo ya en un clásico de la gala, la intervención de Ben Stiller en esta ocasión parodiando a uno de los humanoides de “Avatar”.



Pasando ya a los premios propiamente dichos y centrándonos en las ocho o diez categorías que verdaderamente importan señalar que no se notó ninguna grave injusticia en los premios otorgados. El de mejor actor de reparto fue para Christoph Waltz premiando su antológico trabajo en Inglorious Basterds aunque no me hubiera importado que el gran Stanley Tucci se lo hubiera robado. Waltz estuvo muy emocionado en su agradecimiento y es que efectivamente debe ser algo emocionante alcanzar la fama a los 54 años tras una larga carrera en el soso ambiente artístico de centroeuropa.

Mejor actriz secundaria para Mo´nique por Precious, también muy merecido, también agradecido con mucha emoción por más que también hubiera preferido que se lo llevara Vera Farmiga.

Me sorprendió en cambio el Oscar al mejor guión original para “En tierra hostil” (en lo sucesivo “The hurt locker”) porque siendo como es una gran película no es definitivamente un película de guión, quizás en este caso merecía más el premio Tarantino haciendo un poco de justicia a una película que, salvo el galardón ya mencionado, no iba a tener demasiado reconocimiento esa noche.

Otra pequeña sorpresa fue el Oscar a la mejor película de habla no inglesa ya que todas las apuestas se inclinaban por “La cinta blanca”. Tuve ocasión de ver “El secreto de tus ojos” hace muy poco y me pareció una película extraordinaria, de un modo distinto a “La cinta blanca” pero desde luego un peliculón. Ambos filmes son absolutamente incomparables por lo que ambos hubieran merecido igualmente la estatuilla.

Para terminar con la participación española (o de habla hispana) comentar que no he visto los cortos de animación que competían con “La dama y la muerte” pero creo que tenían que ser muy malos para que la producción española (que yo encuentro flojísima) se llevara el Oscar.

De resto fue más o menos lo esperado con la también esperada competición entre “Avatar” y “The hurt locker” en los oscars técnicos. El premio al mejor actor fue para Jeff Bridges en lo que casi todo el mundo reconoce como un desagravio por otras ocasiones en las que tanto él como la película en la que trabajaba merecieron más suerte. No he visto el filme en cuestión porque quiero verla en versión original pero a buen seguro que Jeff lo habrá hecho tan bien como siempre. Mi preferido era Jeremy Renner pero era ciencia ficción pensar que podían dárselo. Por cierto que Jeff se extendió bastante en su agradecimiento algo entendible ya que la de actor es una de esas categorías en donde a nadie le importa que el premiado se explaye, no creo en cambio que haya mucha gente interesada en oír los agradecimientos del premiado al mejor maquillaje.

La que tampoco he visto y no creo que vea es la película por la que Sandra Bullock recibió su estatuilla, me da la impresión de que es uno de esos papeles de mujer de carácter, un poco al estilo Erin Brokovich que son muy de agradecer para quien los interpreta, pero que a mí me resultan una pesadez. Su discurso fue emotivo pero correcto o al menos no hizo el ridículo como Julia Roberts (siguiendo con las comparaciones entre ambos trabajos). La Bullock a mí siempre me ha chirriado bastante aunque en ocasiones también ha demostrado que puede ser una buena actriz como fue el caso de “Infamous”. Como muestra de esta dicotomía ahí tenemos la curiosa anécdota de que este año ha recibido también un razzie por otra película, anti premio que por cierto tuvo el buen gusto de ir a recoger.

Y por fin el momento culminante de la gala con los dos galardones más importantes, en esta edición se había producido un enfrentamiento artístico que posiblemente sea el único motivo por el que esta edición será recordada. Me refiero al enfrentamiento entre la multimillonaria (en presupuesto y espectadores) “Avatar” y la modesta e ignorada en taquilla “The hurt locker” o lo que es lo mismo el enfrentamiento entre la idea de lo que puede ser el cine en el futuro y una historia apegada al terreno tanto artística como técnicamente. Y por si esto fuera poco el morbo de tener como adversarios a dos personas que habían sido pareja en el pasado (y que a pesar de ello parece que no se llevan mal ni mucho menos).

El Oscar al mejor director lo presentó de manera encantadora (una novedad pues el resto de presentaciones fueron bastante sosas y apegadas al guión) Barbra Streisand y tras anunciar el nombre del ganador se produjo un momento verdaderamente desconcertante para alguien que, como yo, admira el sentido del espectáculo que tienen los norteamericanos. Como sabrán los que vieron la gala la organización había sentado a Cameron justo detrás de Bigelow y cuando se anunció el nombre de la directora el realizador cambió el primer plano de la Bigelow a un plano general con lo que los espectadores nos perdimos el histórico momento en el que Cameron felicitaba a su ex mujer. Incomprensible y digno de aficionados.

A continuación salió Kathryn (esta mujer no tiene 58 años y el que diga lo contrario tendrá que vérselas conmigo en el terreno que mejor le parezca), expresó su agradecimiento y luego se produjo el segundo momento insólito de la velada. Salió Tom Hanks y sin mencionar si quiera las (¡¡¡diez!!!) nominadas disparó el nombre de la ganadora pillando a todo el mundo en gayumbos. Confusión, bruscos cambios de plano y por fin el último agradecimiento y seguidamente despedida y cierre.




That´s all, mi opinión sobre la gala ya ha sido más o menos expresada, mi opinión sobre la película ganadora también. ¿Se hizo justicia? Pues lo ignoro porque todavía no he visto “Avatar” y no sé si algún día lo haré aunque casi todo el mundo que sí la ha visto han coincidido en alabar sus cualidades técnicas mientras hacen mención a su simple ( no en un sentido peyorativo) y algo edulcorado planteamiento argumental. Si esto es cierto creo que ha sido algo bueno que una película que sí tenía algo interesante que decir se haya impuesto a otra que al parecer no lo tenía.


Buenas noches y hasta el año que viene. O no.


Labels:

24 Comments:

Blogger El Malvado Ming said...

Imagino que a estas alturas ya sabes que Ed Asner pone la voz al vejete de "Up" :)

3:11 PM  
Blogger Slim said...

que buena crónica, y espero que al año que viene la vuelvas a hacer, porque si no..como me voy a enterar yo??
hoy estas acertado hasta en los comentarios de los vestidos. de lo poco que he visto tambien me fije en cameron diaz que llevaba el guapo subido en la cara.
que pena que no tengas otra foto del homenaje a john hughes, me gustaria ver mas de cerca a todos ellos! yo tambien soy fan de esas pelis.
en cuanto a "el secreto.." tambien me parece un peliculon y me alegro de que se lo hayan dado.

y tienes que ver avatar. de verdad que es chulisima!! y en 3D!!

11:54 PM  
Blogger SisterBoy said...

Lo cierto es que lo sabía antes pero se me había olvidado por completo pero reconoce que es más romantico pensar que el realizador era un fan de Lou Gran cuando era nene :D

En el blog de Francisco Nixon habían puesto el vídeo completo del homenaje a Hughes pero lo han quitado, de todos modos volveran a ponerlo, ninguna censura puede con millones de fans de los oscars.

Avatar la iré a ver mañana para no estar presente en el partido de vuelta de champions del Real Madrid

5:00 AM  
Blogger Mer said...

si buscas en febrero del año pasado, en mi entrada de los Oscars también comentas que el presentador dejó de aparecer. Todos los años es igual, están bastante tiempo al principio y luego salen poquísimo.

creo que la gala de este año siempre se recordará como la gala de la realización nefasta. Me temo que más de uno no volverá a trabajar en Hollywood en su vida.

10:41 AM  
Blogger SisterBoy said...

Cielos pues entonces será verdad que el presentador tendría que salir más o al menos siempre tengo esa sensación. Juraria que Billy Cristal tenía más presencia.

Es cierto, la realización era tan mala que parecía española.

10:52 AM  
Blogger El Impenitente said...

Creo que si no fuera por ti igual ni me enteraba que era la gala de los Óscar.

Y habiendo visto sólo una película no sé por qué no le han dado todos los premios a "Up". Bueno, también vi "Wathever works" y le habría dado otro carro de Óscar. Mi objetividad es objetiva.

Y a mí me gustaba Lou Grant hasta cuando salía en "La chica de la tele".

11:43 AM  
Blogger 3'14 said...

¡Mierda! Ayer estaba a punto de publicar un hipermegacomentario de los míos cuando te salvaste por que la luz se fue (una vez más...) así que del mosqueo decidí dar por zanjado el intento de seguir conectada a la red, cerrar todo, TV incluída, e irme a dormir, que dado el temporal que teníamos era lo mejor que podía hacer...

Escuché en directo la gala a través de la radio desde el curro.

Me hizo especial ilusión que fuera una mujer quien se llevase POR PRIMERA VEZ y haciendo historia el Oscar a la mejor dirección, más coincidiendo en que aquí ya era el día de la mujer trabajadora, todo un homenaje ;)

Aunque todo es promoción y politiqueo... eso ya lo sabemos, pero por lo menos, aunque estoy de acuerdo contigo en que no está bien criticar una peli que todavía no he visto, Avatar resultase la gran derrotada de la velada también me agradó (malvada que es una...)

Lo de Sandra Bullock no tiene nombre, bueno sí, premiar a quien tantos beneficios ha dado y está dando a la industria... como en su día hicieron con Julia Roberts, cosa que también señalas. Y para no desmerecerla del todo, un punto a su favor que fuera a recoger el Razzie.

Flipé con el sprint final para terminar la gala a la hora programada... fue como un final de fiesta sin fuegos artificiales (lo cual venía bastante acorde con la resultante película ganadora...valeee chiste fácil y malo...)
En general una gala sosa, más insípida que los goya, lo cual ya es decir. Pero bueno, ni para bien ni para mal, a mí me la trae bastante al pairo... la comento porque el domingo por la noche era una opción para hacer la guardia más llevadera :)

Y lo de la alfombra roja me voy a abstener de opinar, por mí como si van todos en chándal a recoger sus premios. Ropa que, por otra parte, con las prisas que les daban les hubiera pegado más... O directamente en pelotas, eso sí dispararía la audiencia XD

12:14 PM  
Blogger Vargtimen said...

Qué razón llevas en todo. Me gustaron mucho Pe, Kate Winslet y Meryl Streep. Y me dio miedo como de costumbre Sarah Jessica Parker (genial el parecido razonable con el bicho ese).
¿Pero qué demonios se puso Vera Farmiga? Parecía mi destascador de Lola Flores. Con lo guapa que salía en "Up in the air"...

Los Oscars por lo general merecidos: Christoph Waltz, Jeff Bridges, Kathryn Bigelow, Up...
A mí, sintiéndolo mucho, "El secreto de sus ojos" me parece un película resultona pero a años luz de "La cinta blanca", que es una de las mejores películas de la década.

Me encantó el momento homenaje a John Hughes y me asustaron esas apariciones sobre el escenario, con la excepción de Molly Ringwald.

La pelicula de Sandra Bullock es la peste. Y ella hace una interpretación de lo más corriente, ni de coña digna de un premio. Pero bueno, yo iba con ella a muerte y lo celebré por todo lo alto.

Los presentadores regular y menos, mucho mejor Hugh Jackman el año pasado.

Me has dado una idea. Mañana lo mismo me escapo al cine a ver "Shutter Island" mientras confío en que el Olimpic de Lyon cumpla su cometido y mantenga viva la maldición de octavos de cierto equipo odioso.

12:36 PM  
Blogger SisterBoy said...

Pi no encuentro una forma mejor de pasar una jornada de trabajo que viendo los Oscar aunque sería mejor que el año que viene te llevaras una mini tele. Lo que dices de la gente en pelotas me ha recordado algo que pensé durane la alfombra roja. Como es sabido casi todas las nenas iban en escote palabra de honor y como las entrevistaban en primer plano daba la impresión de que todas iban en bolas.

Varg, como te dije son dos pelis distintas en fondo y forma, a lo que me refiero es que siendo incomparables y gustandome las dos no puedo poner a una por encima de la otra, vamos que me hubiera jodido más que se hubiera llevado el oscar "La teta asustada" (que también me gustó por cierto aunque menos que las otras)

12:46 PM  
Blogger Mery said...

Yo tambie´n espero que el año que viene tengas mejores cosas que ver los Oscars pero admito que tu comentario anual es lo único que veo de esta ceremoniaXD Así que lo echaré de menos.
Vi El Secreto de sus Ojos y salvo una escena al final que para mi gusto sobraba (mejor que el espectador intuya, que tampoco es tan difícil) me encantó.

2:06 AM  
Blogger SisterBoy said...

Bueno Mery vimos la película varias persona, algunas intuyeron el final y otras no, supongo que los autores del filme pensaron que era mejor que nadie se quedara con la duda

7:03 AM  
Blogger Deckard said...

Siendo los dos tan crípticos no se si habláis de la misma escena, pero si es la que creo hay una frase escalofriante que no se podría quitar bajo ningún concepto.

8:08 AM  
Blogger SisterBoy said...

Tienes razón Deck deberíamos específicar. ¡Mery especifica!

9:03 AM  
Blogger SisterBoy said...

Tienes razón Deck deberíamos específicar. ¡Mery especifica!

9:03 AM  
Blogger Mery said...

Vale vale, yo no había especificado por no spoilear y que nadie se cagara en mí... AVISO SPOILERS QUE NADIE SIGA LEYENDO SI NO HA VISTO (y piensa ver) EL SECRETO DE SUS OJOS:






Me refiero a cuando nos enseñan al pavo en el zulo... coño, que ya lo sabemos que el tio no lo ha matado, está clarísimo. Desde el momento mismo en que ves que se ha mudado a una casa perdida en el campo está claro. Pero por si había alguna duda cuando Darío se va en coche y tiene la serie de flashbacks ya está más que claro. No es necesario enseñarnos al pavo ahí rollo preso, eso sobraba. Me sentí un poco como un espectador yanki al que se lo tienen que explicar todo, sin dejar nada en el aire.

2:16 AM  
Blogger SisterBoy said...

Mer suponía que te referias a "ese" final, por eso digo que la película la vimos tres personas, yo me empecé a escamarme cuando vi que el tipo vivía solo en tremendo caserón, luego até cabos y llegué a la msma conclusión que tú. Pero en cambio mi amigo no lo adivinió hasta que vió la celda, supongo que Campanella no queria correr el riesgo de que más gente no llegara a caer en la cuenta de ese detalle.


En otro orden de cosas al final vi Avatar y bueno, durante las 3/4 partes de la película me he dicho "chico esto es espectáculo", mensaje no demasiado complejo (por no decir que es más simple que el mecanismo de un botijo cosa que por cierto no es ningún demérito tratándose del gran cine tradicional para todos los públicos), buenos efectos y un ritmo excepcional.

Sin embargo Cameron vuelve a meter la pata tal y como hizo con Abyss (película por cierto que me parece el más claro referente de esta) cuando se carga un final pesimista pero perfecto por una vuelta de tuerca (que sucede a partir de la liberación de los cientificos por la pilota del helicoptero) que provoca un happy end forzado y por ende lastra la película que a partir de este punto sí que deja sentir su excesiva duración. Que lastima jamie

4:37 AM  
Blogger Deckard said...

SPOILERS DEL SECRETO DE SUS OJOS
SPOILERS DEL SECRETO DE SUS OJOS
SPOILERS DEL SECRETO DE SUS OJOS

Pues entonces si estamos todos hablando de los mismo.

Yo tardé en darme cuenta de que estaba allí, pero a mucha gente podía habérselo pasado y el sabor de boca sería malo, tampoco hay que pasarse de sutil. Pero en la escena en la que Darín entra en la celda y el otro dice "Dígale que por favor me hable" me dio un escalofrío. ¿Cómo podemos medir un castigo justo? Me pareció terrorífica.

5:44 AM  
Blogger Mery said...

Hombre, pero cuando el prota ata cabos en el coche y te hacen los flashbacks del otro diciendo que pena d emuerte no, que ese se merece vivir y sufrir toda su vida está claro. No sé, yo hubiera preferido quedarme con "la duda", y no ver al preso.

3:16 AM  
Blogger Torrance said...

This comment has been removed by the author.

9:01 AM  
Blogger Torrance said...

SPOILERS DEL SECRETO DE SUS OJOS
SPOILERS DEL SECRETO DE SUS OJOS
SPOILERS DEL SECRETO DE SUS OJOS





Yo estoy con Deckard. Para mi esa frase pasará a la historia del cine. Cuando estaba allí, a oscuras y espantando de lo que ocurría, pensaba que nada podría resultar peor que lo que estaba sufriendo el personaje. Pero sí, era aun peor. Por cierto creo que la frase era "dígale que _al menos_ me hable". Creo que eso "al menos" la hace aún más escalofriante (o quizás exagero).

En todo caso, creo que la mitad del público no se enteró de lo que decía (el sonido era malo y la dicción horrible. Justificada por las circunstancias, pero horrible).

Sister, llego tarde para des-recomendarte Avatar. Acabo de leer en tu crónica que aún no la habías visto, y yo iba a decirte que sí, que ya la habías visto. Al menos es la sensación que tuve durante toda la película: esto ya me lo han contado cien veces. Ir a ver Avatar porque es en 3D es como ir a ver "Condemor" porque es en color. Vale, ahora sí que exagero, pero ya me entienden.

¿En serio te perdiste el Lyon por ver Avatar? x_D

9:02 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues reconozco que yo tampoco comprendí muy bien la frase algo que me pasa mucho ultimamente con películas en español o dobladas, supongo que ya estoy mal acostumbrado por tanta ersión original.

Sí que me perdí la debacle de Lyon pero la posibilidad de disgusto por una remontada compensaba los placeres de una derrota.

9:26 AM  
Blogger Slim said...

jaja como ya comentaba en shuttler island yo soy el tipo de espectadora que necesita que se lo expliquen un poquico todo..que poca imaginacion tengo! el caso es que esa escena si la vi necesaria. aunque esta vez imaginaba que no lo habia matado, pero a mi me gusta que se vea QUE HA HECHO.

avatar mola y el happy end tambien, pero no ves que es para todos los publicos?si lo quitas los niños y preadolescentes del mundo no te lo perdonarian

11:33 AM  
Blogger SisterBoy said...

¡Por el amor de Dios Slim! ¡Esos Na´vi sentados canturreando como boy scouts frente a hoguera!

11:45 AM  
Blogger Slim said...

siiii les faltaban los jamones (o nubes) pinchados en el palo y asaditos en el fuego!!!

12:57 AM  

Post a Comment

<< Home