Friday, February 11, 2011

Don´t come around here no more


El que quiera conocer toda la historia desde el principio puede encontrar aquí un resumen bastante completo.

La mayor parte de las opiniones expresadas a propósito de este tema oscilan entre la indignación por la broma a costa del Holocausto y la indignación por la caza de brujas subsecuente. En resumen: gente indignada vs gente indignada, algo que casi nunca trae nada positivo y que además suele ser una pesadez.

De todas maneras hay un par de detalles sobre este caso que sí me parecen interesantes. En primer lugar podríamos traer a colación el post de hace algunas semanas que trataba sobre la actuación de Ricky Gervais en los Globos de Oro, porque nos viene al pelo para hablar de este tema. Hace ya tiempo que la corrección política goza de bastante mala prensa, sin embargo yo opino que esa filosofía forma parte de unas normas de convivencia sin las cuales la vida no sólo podría ser menos agradable sino que incluso podría ser difícilmente tolerable. Lo mismo ocurre con las normas sociales de conducta generalmente aceptadas y que tampoco suelen tener buena fama por su señalada hipocresía (como si la hipocresía no fuera un pecado tan inevitable como tener páncreas), son esas que obligan a que, por ejemplo, cuando tienes un apretón te aguantes hasta llegar a tu casa y no te bajes los pantalones en mitad del vagón del tranvía.

Así pues al final todo se reduce a un problema de formas, hay cosas que no se dicen, no porque esté prohibido decirlas sino porque si lo haces te puede caer el mundo encima (y de paso también El Mundo lo que puede ser mucho más jodido), al igual que la ley no prohíbe robar sino que castiga al que roba. El único punto en el que opino que no deben entrar nunca las normas que rigen la corrección política es en el artístico, quizás por eso me preocupa más el reciente caso de censura contra la película “The Serbian Film” que el hecho de que alguien haya recibido una reprimenda por bromear en público con cosas con las que sólo debería bromearse en privado.

Sí, en privado ¿Por qué no? ¿De verdad nadie ha oído chistes más fuertes que ese? Yo mismo se algunos que serían irreproducibles incluso desde este relativo anonimato, y estoy seguro de que todos ustedes también, que alguien irrumpa en una conversación particular reprochando alguna de estas chanzas sería inadmisible, pero que un personaje público pague las consecuencias de un comportamiento similar me parece una actitud que incluso podría definir como muy saludable.

Desde que irrumpiera de forma brillante en la escena cinematográfica nacional con su cortometraje “7.35 de la mañana” (que por añadidura fue nominado a los Oscars del 2003), Nacho Vigalondo se ha convertido en un dinamizador de la industria nacional (no demasiado prolífico todo hay que decirlo), un personaje público que casi siempre dice cosas interesantes sobre multitud de temas y sobre todo un tremendo relaciones públicas de sí mismo (en este sentido me recuerda al joven Alex de la Iglesia). Resumiendo digamos que en estos ocho años Vigalondo ha ganado muchas cosas pero también ha perdido otras, y entre las cosas que ha perdido se encuentra el derecho a bromear con según qué temas, eso se queda para el común de los mortales, pero ¿alguien que fue elegido no hace mucho (aunque ya ha sido defenestrado) como la nueva imagen de “El País”? No way Nacho, quédate en el lado bueno y políticamente correcto de la vida, y no vengas más por el otro.

17 Comments:

Blogger cucumber said...

Coincido en el fondo con tus opiniones, pero ¿no te parece que circula por las redes como unos movimientos borreguiles que suben a los cielos y bajan a los infiernos a personas en horas?. A veces me da la sensación de ver otra vez a esos grupos de las peliculas del oeste, totalmente aborregados que iban de un sitio a otro chillando para colgar a alguien y en un minuto se iban a casa murmurando por que les había convencido el cherif o el heroe de turno.

11:45 PM  
Blogger SisterBoy said...

Las opiniones son como el comienzo de una carrera, alguien toca el pito y todo el mundo empieza a correr en la misma dirección.

12:08 AM  
Blogger Deckard said...

Todo terminó de engordar cuando El Mundo decidió que era una buen momento para darle unas hostias a El Pais en la cara de Vigalondo. Rsultado: retirada de la campaña y cierre del blog.

Curiosamente a los dos días de empezar el "escándalo" un chiste de 30 Rock incluía literalmente la frase "El holocausto fue un montaje"... Y muchos de los que corren a rasgarse cualquier vestidura que puedan aplauden que Vaya Semanita haga humor con ETA, o que la próxima película (comedia) de Cobeaga sea sobre un comando etarra.

Parece que la regla del humor es que solo los judios pueden nombrar el holocausto, los vascos ETA, los negros chistes de negros... Dentro de poco se creará un grupo en Facebook indignado porque hay gente que hace chistes de Lepe sin lepero.

12:56 AM  
Blogger SisterBoy said...

Hombre, como aquel escándalo de Las Vulpes hace más de 25 años, http://es.wikipedia.org/wiki/Vulpes_%28banda%29

Nadie escuchó la canción el día que la emitieron (era sábado por la mañana si no recuerdo mal)pero luego los del ABC la recuperaron y tras pasar varias horas descifrando la letra (quién hubiera estado presente en sesión de criptografía) la publicarón y ocasionaron el escándalo.

Pero repito que todo eso no desvirtua el tema principal de este comentario, y tú mismo has desvelado por qué: 30 Rock es una obra de ficción y Nacho Vigalondo no, y como personaje de no ficción no se puede andar jodiendo con según qué temas en una plataforma pública, lo dicho, una cuestión de formas.

Estoy deseando ver la película de Cobeaga y además defender el hecho de su existencia.

3:16 AM  
Blogger Deckard said...

¿Pero nuestro yo en las redes es real?

8:37 AM  
Blogger SisterBoy said...

Yo tengo dos, el real y el "otro", ahí radica el problema de Vigalondo, él no puede disociarse

10:01 AM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Toda esta historia me tiene fascinada. Es un castigo divino para Vigalondo por haber aceptado ser imagen del nuevo "El país", qué poco criterio, y a los de "El país" por haber ido de guays, jóvenes y modernos pensando en él para ser la imagen de su periódico en vez de elegir a... Rubalcaba, que les pega mucho más.

4:01 AM  
Blogger SisterBoy said...

Después de esto está claro que volveran a coger a algún famoso escarchado de la vieja escuela y que piense que el twitter es una marca de lavadoras.

Por cierto la lista de bajas de la plataforma diabólica empieza a ser muy largao, De la Iglesia, Alejandro Sanz, Vigalondo, Bisbal, Jordi Gonzalez...

4:35 AM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Es una maravilla que ciertos famosos utilicen de verdad sus twitters (no como Rania de Jordania, que todo son comentarios sobre orfanatos y visitas o hospitales); tan protegidos, rodeados de una cohorte de publicistas y asesores de imagen y luego se abren un twitter y hala, a confirmarle a todo el mundo las sospechas sobre su imbecilidad (o no).

5:30 AM  
Blogger Vargtimen said...

Yo no tengo twitter pero todo lo que viene pasando con Bisbal, Vigalondo, Jordi González, lo que es trending topic y lo que no... me tiene fascinado. Voy a tener que abrirme una cuenta ya, hombre.

Respecto a lo de Vigalondo, como bien dices, son bromas para hacer en privado (o ni eso, porque tampoco es que tuvieran mucha gracia) y sobre todo no son chistes para ir contando por ahi cuando se es un personaje público. En fin...

9:47 AM  
Blogger SisterBoy said...

Jo si yo te contara los chistes de judios que me se....

2:27 PM  
Blogger Deckard said...

Ayer vimos en grupo los Goya y uno de los comentarios más celebrados fue: "me lo pasé mejor en el holocausto". Espero que no nos cierren los blogs.

2:56 AM  
Blogger Mandrakechoni said...

This comment has been removed by the author.

8:29 AM  
Blogger El Impenitente said...

Yo voy a redundar. Me suele dar bastante repelús la facilidad con la que la gente se escandaliza. Y no sólo eso. La secuencia es la que sigue.

-Han dicho no sé qué.
-¿Quién lo ha dicho?
-Fulanito.
-¿Fulanito es de los nuestros?
-No, es de los otros.
-Pues entonces poneos las vestiduras fácilmente rasgables.

10:43 AM  
Blogger SisterBoy said...

Sí bueno como ya hemos dicho aquí en España todo se reduce a pandillas, como en el colegio

12:20 PM  
Blogger 3'14 said...

A mí este tío ya me caía mal antes de esta anécdota... y es una animadversión sin fundamento, porque no le conozco, y todo cuanto he visto de él es el corto ese de 7:30 o como se llame que me dejó bastante fría, la verdad... no entiendo tanto revuelo, ni en catapultarle a la fama primero, ni en apedrearlo después... Hay que ser moderno y decir que te gusta Vigalondo, luego para seguir siendo el irreverente Vigalondo parece que tienes que soltar la más grande para polemizar... Entonces de nuevo comienza el ciclo, creo que ese tan mal usado del: no importa que hablen bien o mal de uno mismo, lo importante es que hablen... No se, no he leído uno solo de sus artículos en su ex-blog de El País, me causaba una gran pereza. Estoy cargada de prejuicios, lo se, todo cuanto unos pseudo-expertos tachen de superultracool a mí ya me repele... supongo que me perderé muchas cosas... casi es mejor descubrir joyas sin determinadas influencias. Más que nada porque sin saberlo, en infinidad de ocasiones he manifestado mi gusto por gafapastismos varios, y no me averguenzo de ello, pero al saber que la ola moderniqui se hace con ello como un ítem más referencial en su vanguardismo de tendencias supérfluas, automáticamente dejan de interesarme... que lástima... y hay talento en algunos casos... Pero debería reservarse el derecho de admisión/fan para determinados colectivos :D

10:55 PM  
Blogger SisterBoy said...

Ya te digo que el problema ha sido querer ser Doctor Jeckill y Mister Hyde en la misma fiesta.

8:31 AM  

Post a Comment

<< Home