Monday, August 28, 2006

Air America



Es un poco absurdo hablar de spoilers en esta pelicula pero si yo fuera tú esperaria a verla antes de leer esto.

http://www.imdb.com/title/tt0475276/



“La batalla de Argel” de Gillo Pontecorvo. Un comando parapolicial francés decide poner una bomba en la Kasbah como represalia a los atentados del FLN. Se produce una masacre. Como contra represalia los terroristas argelinos deciden a su vez iniciar una oleada de atentados indiscriminados contra lugares públicos frecuentados por los franceses. En uno de ellos una activista entra en una cafetería llena de adolescentes con una bomba en su bolso. A pesar de las tensiones entre argelinos y franceses la mujer no es acogida con hostilidad, incluso uno de los chicos le cede su silla. La mujer coloca la bomba, y luego pasea la mirada por el local y mira a los muchachos que se divierten ajenos al peligro, su rostro es un enigma ¿qué le pasará por la cabeza? ¿quizás siente escrúpulos? ¿está pensando que aquellos chicos no tienen nada que ver con la sangrienta lucha que tiene lugar? ¿quizás ha decidido marcharse y llevarse la bomba salvándoles la vida?. La mujer se levanta dejando la bomba donde la ha puesto. La bomba estalla y se produce otra matanza.

Hay una escena en “United 93” que me recuerda mucho a la de la película de Pontecorvo. Uno de los terroristas, precisamente el que ha de guiar el avión hacia su destino final se sienta en la zona de embarque y contempla con el mismo rostro inexpresivo a los pasajeros que le rodean, los que compartirán con él el fatídico vuelo y por lo tanto a los que se dispone a asesinar.

Todo el que haya visto “Bloody Sunday” la hasta el momento película más prestigiosa de Paul Greengrass sabía el buen trabajo que el realizador británico podía hacer con esta historia que se prestaba a ser contada con la misma estructura, a saber: una brevísima introducción que presupone al espectador al tanto de los sucesos que se van a narrar, un montaje en paralelo desde los diversos puntos donde tienen lugar los acontecimientos que son descritos prácticamente en tiempo real, una equilibrada mezcla entre el rigor de los hechos históricos y la humanización que se hace de los mismos a través del acercamiento personal a los protagonistas de la tragedia y por último una extraordinaria habilidad a la hora de filmar las escenas de acción.

Todos estos elementos deben ser manejados con maestría dado que siendo como es una historia cuyo desenlace es suficientemente conocido los autores de la película no pueden confiar en que los recursos del suspense y la incertidumbre ayuden a disimular las torpezas del guión o la dirección como sucede en cualquier thriller al uso.

En la película la acción se centra hablando a grosso modo en dos escenarios principales: lo que sucede en el interior del vuelo 93 y lo que tiene lugar en el exterior, en los distintos centros de mando de la aviación civil y del ejercito. Aunque evidentemente son historias conexas las dos funcionan por separado de modo igualmente eficaz.

Hablando en primer lugar de la acción exterior es notable el modo en el que los extraordinarios sucesos que tuvieron lugar ese día van introduciéndose lentamente en la rutina diaria y como se pasa de la extrañeza a la incredulidad, luego a la confusión y por último al pánico. Incomparable esa perspectiva del World Trade Center desde la sala de control del aeropuerto de Nueva York y el efecto que el impacto del segundo avión produce en los testigos. Da la impresión de que este fragmento de la historia ha sido filmado tras un escrupuloso proceso de documentación y tratando de ajustarse lo más posible a lo que sucedió en realidad. Los acontecimientos son narrados de forma neutra y objetiva, no hay culpabilidades ni denuncias y los errores y la descoordinación descritos son presentados como el resultado de la confusión causada por unos acontecimientos totalmente imprevisibles.

Algo diferente sucede con la parte del filme que tiene que ver precisamente con lo sucedido en el vuelo 93. La primera pregunta es ¿por qué se elige precisamente lo ocurrido en este avión como el leit motiv de la película? ¿Cuál es la diferencia entre la odisea ocurrida en este vuelo y la de los otros que tan solo son mostrados en la película a través de una serie de puntos luminosos en una pantalla de radar (un recurso austero aunque no carente de dramatismo)?

Se podría entender que el hecho de que, según las evidencias que se conocen, los pasajeros de este vuelo en concreto trataron de recuperar el control de la situación sería un tipo de argumento que se aproxima bastante a la idea que el público en general (influenciado por una visión del mundo ya inseparable de la fantasía creada por la películas de Hollywood) tiene de cómo deben comportarse los protagonistas de un drama como este. Nadie encuentra atractivo ver como un grupo de personas aterrorizadas son llevadas dócilmente al matadero.

Pero no creo que sea este el caso, se me ocurre que lo que verdaderamente interesaba a los autores de la película es reflejar como un grupo de personas absolutamente normales que son sorprendidas por un acontecimiento insolito ajeno a sus experiencias vitales y que tienen además el conocimiento del terrible destino que les espera (conocimiento sin el cual su comportamiento hubiera sido tan pasivo como el que tuvieron los pasajeros de los otros aviones) se enfrentaban a la ineludible decisión de acometer un lucha desesperada por salvar sus vidas.

Además está el hecho de que lo sucedido en la cabina de pasajeros continua siendo un misterio del que sólo se conocen treinta minutos de grabación y dos docenas de llamadas telefónicas hechas por los pasajeros al exterior lo cual permite a Greengrass (también autor del guión) usar la especulación en lugar de la trascripción rigurosa de los hechos que predomina en las escenas exteriores.

En el comienzo de esta parte de la historia se describe un vuelo más como el de los miles que tienen lugar todos los días, con la misma rutina que casi todos hemos presenciado alguna vez. El único elemento perturbador es la presencia de los terrositas, una presencia que naturalmente sólo conoce el espectador, algo que sucederá donde la mayor parte de la acción incluso cuando ya en el exterior todo el mundo está contemplando lo sucedido en Nueva York. Los pasajeros del vuelo 93 son presentados sin ningún rasgo especialmente destacado, sus conversaciones y su comportamiento hasta que se desencadena el drama son completamente convencionales, incluso después tampoco hay características que les muestren como personas sobresalientes. Hasta que tiene lugar la desesperada rebelión se comportan del modo que uno imagina que se comportaría en una situación como esta. Incluso están todos interpretados por actores desconocidos. Me figuro que este hecho no es tampoco casual, estas personas somos nosotros, nos representan en la película, a través de sus figuras anónimas y su comportamiento irrelevante es como se produce la identificación con el espectador y como éste (al menos en mi caso) puede tomar conciencia del horror en el que se vio involucrada esta gente.
Una vez que se desencadena la tragedia en el interior del avión se abandona, a mi entender significativamente, las referencias a los sucesos exteriores como si Greengrass quisiera marcar una frontera a partir del cual se diferenciara la realidad de la elucubración. A partir de ese momento entramos en el territorio del drama en el que el director muestra de nuevo su maestría a través de escenas como las de la irrupción de los terroristas en el pasillo de la cabina de pasajeros que da paso a una larga secuencia invadida por la confusión y la violencia más aterradora.

El clímax y el final de la historia tiene que ver con la culminación del intento de rebelión del pasaje en esa embestida desesperada hacia la cabina de mando del avión en lo que se convierte en una larga sinfonía del horror. En ese momento tiene lugar una experiencia sorprendente que en mi opinión es una buena muestra de las habilidades del director. A pesar de que, como se ha dicho, todos conocemos bien el desenlace de la historia en el momento en el que los pasajeros llevan a cabo su sangriento avance uno siente deseos de levantarse y gritar ¡AL CARAJO CON LA REALIDAD! ¡ HAZ QUE SE SALVEN! pero bueno eso no es lo que va a ocurrir y la película se cierra con ese sobrecogedora escena final que termina con una fugaz visión de la verde campiña de Pennsilvania.

5 Comments:

Blogger Cinephilus said...

Excelente crítica... A mí, lo admito, me ha decepcionado un poco, tal vez por el exceso de acción en el exterior que, aunque necesaria, me resulta sobreabundante... No sé, quizá tenía demasiadas expectativas, ya que Bloody Sunday sí que me dejó impresionado en su momento.
Tengo curiosidad por ver el World Trade Center de Oliver Stone, aunque me temo que estará por debajo de esta otra.

5:39 AM  
Blogger SisterBoy said...

Todo lo que he visto y leido del WTC de Oliver Stone me huele a chamusquina. Creo que el tono será diametralmente opuesto al de Greengrass.

6:17 AM  
Blogger Vargtimen said...

"World Trade Center" es bastante peor y sí, su tono es muy diferente, un melodrama bienintencionado con Nicolas Cage al frente.
Tiene un buen comienzo y algún detalle impactante, como la escena del derrumbe de las torres, y sobre todo la buena factura visual habitual de las películas de Stone.
Pero aparte de esta primera media hora, el resto es mucho más plano y cae con frecuencia en tópicos, sentimentalismos, flash-backs innecesarios, etc...

Sorprende que sea una película políticamente tan neutra viniendo de quien viene.

"United 93" me gustó mucho. La parte de los controladores aéreos puede ser algo menos intensa desde un punto de vista dramático o incluso puede parecer embarullada, pero resulta muy interesante ver como se vivió el 11-S desde esa perspectiva.
La parte del avión, aunque solo sea una suposición de lo que realmente pudo pasar a bordo, me parece soberbia. La manera en que maneja todos los mecanismos del suspense, el montaje, su visceralidad, su fuerza y el modo en que consigue que el espectador empatice con esos pasajeros, que sienta su rabia, frustración, impotencia, coraje y que, a pesar de conocer el desenlace de la historia, estés con el corazón en un puño durante los 20 últimos minutos.

10:37 AM  
Blogger SisterBoy said...

Quizas Stone quiere purgar su pasado rojeras y castrofilo

1:36 PM  
Blogger foscardo said...

Ya lo dije con anterioridad. Una peli de Oliver Stone con Nicholas Cage nada bueno puede salir de ahi.

Adems si lo dobla quien le dobla ultimamente puede ser de derrame cerebral sin posibilidad de recuperacion.

deberian tener un poco mas de respeto con las victimas y familiares y no permitir que frivolicen con actores y directores tan pesimos.

7:38 AM  

Post a Comment

<< Home