Sunday, July 06, 2008

¿No pensariais en serio que nos habíamos cargado al maldito koala?




Remake calcado plano por plano de una película homónima rodada en 1997. Un poco al estilo del “Psicosis” de Gus Van Sant pero hay varias diferencias. La principal es que nadie entiende por qué carajo Van Sant hizo aquella tontería pero en el caso de “Funny Games” es el propio Haneke el que hace el remake de su película y no creo que lo haga por dinero sobre todo porque es improbable que esta película haya tenido ninguna clase de éxito comercial en Estados Unidos.

Podríamos decir que el “Funny Games” original era una película conocida siempre y cuando hablemos en términos cinéfilos, cualquiera que sienta un mínimo de interés por este arte al menos habrá oído hablar de ella, al igual que un aficionado al fútbol sabrá qué es el Hércules de Alicante aunque nunca haya visto un partido de ese equipo. Pero aquellos que van al cine para pasar la noche del sábado igual que podrían haber ido a la Pizzeria Rigoletto ¿por qué razón tendrían que ver una película austriaca, dirigida por un alemán con actores desconocidos y con una estética similar a la de un capitulo de “Rex, un policía diferente”?.

Pero quizás la misma película presentada como una producción estadounidense con formato de thriller habitual y con un reparto de más empaque (Naomi Watts y Tim Roth no son Bruce Willis y Jennifer López pero algo es algo) sí que podría atraer más público y ese es el motivo que el propio Haneke ha confesado como la razón que le llevó a realizar este insólito experimento cinematográfico. Y parece algo bastante lógico que un artista trate de llegar a la mayor cantidad de público posible y Haneke no es un director para minorías (seria un idiota si tan sólo lo pretendiera), lo que pasa es que sus películas las va a ver poca gente lo que no es lo mismo.

De tal modo que siendo como es, repito, un calco de aquella películas de los noventa se podría decir de ella lo mismo que se hubiera dicho entonces.

Yo veo Funny Games como una gran trasgresión de las convenciones técnicas y artísticas del cine.

En el aspecto técnico tenemos esas continuas apelaciones de los dos asesinos a la complicidad del público y por supuesto ese gran escupitajo a la tradicional narrativa cinematográfica (me refiero por supuesto a la conocida escena de “¿Dónde está el mando a distancia”?). Es un efecto parecido al que se produce cuando por una mala proyección se cuela el micrófono en un plano sólo que en este caso es un efecto totalmente provocado.

En el aspecto dramático tenemos otra trasgresión, la del crimen sin castigo. La trasgresión tiene que ver con el desarrollo de la ficción tradicional en cuanto al drama criminal se refiere con esa tropa de policías infalibles, criminales sanguinarios pero torpes y ciudadanos corrientes que se transforman en fieras en cuanto se ven atacados. “Funny Games” acaba con esta fantasía de justicia al mostrar un cuento de horror en el que los inocentes no pueden evitar ser sacrificados sin que ninguna de las posibles salidas que, de forma sarcástica y también paródica, se ponen a su disposición (y que serian sin duda adecuadamente utilizadas en alguno de los mencionados thrillers tradicionales) sirva de nada. No hay escapatoria para los protagonistas, las escopetas y los cuchillos que parecen a su alcance nunca llegan a sus manos, igual que en las pesadillas.

Esta historia desarma al espectador negándole la satisfacción de una conclusión si no feliz por lo menos justa. Incluso en las más violentas y vulgares películas de los setenta era casi seguro que el malo al final recibía su merecido aunque durante la primera parte del filme se nos hubieran mostrado sus fechorías con toda clase de sádicos detalles.

Así pues se da la paradoja de que un producto cinematográfico que durante su desarrollo quiebra continuamente las normas que dan apariencia de realidad a una ficción (lo que en Teatro se llama “romper la cuarta pared”) sin embargo ofrece un relato bastante aproximado del comportamiento real de una victima en una situación como la que se describe (y créanme que hay sucesos reales que hace que las desventuras de la familia protagonista parezca una fiesta de cumpleaños). Por una y otra razón “Funny Games” (al margen de otras razones algunas de las cuales aducidas por el propio realizador) es un producto hecho sobre todo para desconcertar y perturbar al espectador y en ese aspecto es y siempre ha sido un éxito.

En una entrevista con Haneke se habla del cambio de la perspectiva del esperador desde la primera visión de “Funny Games” aduciendo que ahora las películas son más brutales que en aquella época (se mencionan nombres como “Saw” o “Hostel” aunque yo considero “La casa de los mil cadáveres” como la legítima heredera de “Funny Games”). No sé si esto será así pero en las dos sesiones de la película a las que he asistido (separadas por once años de diferencia) la gente se marchaba de la sala exactamente en la misma escena. Curioso.


23 Comments:

Blogger Deckard said...

¿En cuál se larga la gente?

A mi la primera me pareció una tomadura de pelo y está como es igual... Vamos que lo veo como un Viernes 13 para gafapastas.

Supongo que lo discutiríamos hace años pero lo del mando a distancia me sigue pareciendo una estafa denunciable.

3:11 PM  
Blogger SisterBoy said...

SPOILER

Se van justo cunado Beavis y Butthead vuelven a aparecer, ahi parece que la gente dice "dios otra vez no".

3:22 PM  
Blogger 3'14 said...

Realmente has puesto en acción la táctica del cine para sobrevivir al calor, ¿eh? ¿Ahí ponen el aire acondicionado tan alto como aquí? Por que si no quieres acabar con una pulmonía más vale que lleves puesta una chaqueta :S

Ehem... esta no la he visto ni la voy a ver, con una tengo suficiente. Ya hablé sobre este remake en mi blog (en la era presoygilipollasyeliminoelblog) y si repecto a la original tengo mis reservas, con el hecho de hacer una versión americana exactamente igual tengo una firme opinión: el posible éxito de esta tan sólo puede deberse a que la humanidad está muy enferma. ops! todavía arrastro el efecto Shyamalan :P

10:48 PM  
Blogger SisterBoy said...

Pues ahora ni se nota pero recuerdo que en el pasado había que ir al cine con jersey en plena canícula.

Quizas la vea un poco más de gente que la primera vez pero dudo mucho que sea un éxito, a pesar de la popularidad de Hostel, Saw y otros festivales de la crueldad no creo que estemos hablando de la misma clase d peliculas.

2:03 AM  
Blogger Slim said...

a mi me gusta "rex un policia diferente." me gustara esta?

4:24 AM  
Blogger SisterBoy said...

La de 1997 era parecida a Rex en estética pero no en ética. No creo que nadie le guste esta pelicula (salvo que como dice pi se trate de un perturbado) de hecho no está hecha para gustar sino para golpear.

4:36 AM  
Blogger Slim said...

;-) lo imaginaba.
cuando van a hacer la version cinematografica de REX? eso si que molaria!

4:42 AM  
Blogger Reality Bit said...

a mí en general los remakes me dan un poco de urticaria, pero ésta tengo ganas de verla porque es algo especial, espero que no me decepcione. Saluditos apretados!

12:12 PM  
Blogger SisterBoy said...

Imposible la decepción ¡Es exactamente igual!

12:36 PM  
Blogger Adso said...

A mí me impactó en su día. Creo que éramos cinco en el cine y al final quedamos tres. ¿Se mantiene la música del pirado de John Zorn?
No sé si me interesa si es un calco, más allá de la curiosidad (para eso está el emule), pero el que no la haya visto, debe hacerlo, aunque termine saliéndose.

1:43 PM  
Blogger SisterBoy said...

Mira el video del final ahi comprobaras que la musica es la misma. Cómo cambiarla si era una de sus señas de identidad

1:45 PM  
Anonymous Marta said...

Qué gran explicación haces de la dinámica deconstructiva de la peli, Sisterboy. En mis clases he usado la versión del 97 para que mis alumnos se cuestionen su papel de consumidores de cine pseudohiperrealista violento (perdona el palabro!) ¿Podría citar el próximo curso esta entrada de tu blog?

Te sigo desde hace tiempo, y debo decir que eres para mí un "guilty pleasure": elegante aliviadero de mi poco confesable y morbosa pasión por la vertiente violenta del ser humano. Muchas felicidades por tu blog. :)

2:07 PM  
Blogger SisterBoy said...

Ops cuanto honor ¿qué tipo de clase es? ¿y como reaccionarion a la peli? Esta era una de las cosas que más me interesaban de este remake, traté de ir a una sesión numerosa pero sólo había cinco personas adeás de mí, y dos de ellas se fueron antes de tiempo.

Puedes usar cualquier cosa de mi blog y gracias por tus lisonjas :)

3:05 PM  
Anonymous Marta said...

¿Dos se fueron? Me encantaría averiguar por qué. Vi el trailer y me pareció muy ambiguo, no te sé decir si vendían la peli como lo que es (o Haneke quiere que sea) o como una orgía visual para sádicos de nuevo y refinadísimo cuño. Igual esos dos se marcharon desencantados de poco gore que veían...

Te lo cuento, pero no te rías: es en la asignatura de alternativa a la religión, en 1º de bachillerato. :) Intento aprovechar esas dos horas para lograr algo de alfabetización audiovisual, ya que ven entre dos y cinco horas de tele al día, y el asunto de cómo se representa la violencia en la producción fílmica me resulta de lo más escandaloso. En cuanto a las reacciones... hay para todos los gustos. Nadie se marcha (claro, están en clase), pero muchos se ponen muy nerviosos, otros protestan contra los personajes-víctimas y les reprochan que no intentan escapar, o que no se enfrentan a Beavis y Butthead (en plan, "pues yo habría tirado la mesa contra ellos" o "a mí me hacen eso y les reviento"); la mayoría me fríen a preguntas y me piden el análisis en cuanto la escena les deja respirar (es la última del curso que pasamos ya, están acostumbrados a que haya una explicación más allá de lo que se ve a simple vista en la pantalla). Los más inteligentes acaban frustrados por enterarse de cómo han consentido que muchos de los directores de sus pelis favoritas les tomen por tontos.
Lo que aún no sé muy bien cómo tratar el curso que viene es lo del remake calcadito. De momento me inclino por no introducirlo como algo importante en el planteamiento de la clase, pero ya veremos. ¿A ti qué te parece?

Por cierto, que puntazo lo de la estética de Rex. Llevas toda la razón!!

Besets,

Marta

4:14 PM  
Blogger SisterBoy said...

Podrías ponerle "La casa de los 1.000 cadaveres" que trata exactamente de lo mismo: el nihilismo, el sadismo sin motivo, el personaje victima sin redención posible, etcc.. pero que además está presentado con el disfraza de una "inocente" película gore.

Y que suerte tienen los chicos, a mí en el Instituto lo más moderno que me pusieron fue "Ausencia de malicia" del recientemente finado Sydney Pollack, de resto ponian Los Diez Mandamientos, Ben Hur...

12:57 AM  
Anonymous Marta said...

No he visto "La casa de los 1000 cadáveres", pero me apunto la recomendación. Lo pasaré fatal viéndola, ¿verdad...? (Sigh!)

Mil gracias!

2:58 AM  
Blogger SisterBoy said...

Si lo pasas MAL es que todo va BIEN :)

4:58 AM  
Anonymous Marta said...

:)

6:15 AM  
Blogger Tomás said...

Nada de devoluciones prefijadas. Se merece, se siente el impulso, el interés ...

Sobre Funny Games, te recomiendo este foro (seguro que lo conoces) y el hilo hilo donde se debatió y debate, de forma sincopada, sobre los méritos y vilezas de este experimento cinematográfico y estrategia comercial, enfocada a un target teenager que en EE.UU será muy receptivo. Ya veremos que oportunidades le reporta a su director.

Un saludo

Tomás

12:48 PM  
Blogger SisterBoy said...

Me sonaba el nombre del foro pero creo que no había estado nunca, voy a seguir el hilo a ver si me gusta la madeja.

No sé si la pelicula habrá sido un éxito en USA, lo dudo mucho, por sus características es un NC17 seguro. Ni siquiera cre que sea un éxito en España. Estoy convencido de que Haneke no lo ha hecho por dinero.

12:58 PM  
Blogger Torrance said...

Yo tuve la suerte de entrar a la sala donde ponían Funny Games (la del siglo XX) sin tener ni idea de lo que me disponía a ver, con lo que me resultó aún más impactante. Recuerdo que cuando salí el portero del cine me preguntó si me encontraba bien.

La nueva versión no quiero verla porque, por muy calco que sea, me rechina un poco Tim Roth en el papel del padre...

SPOILER

Para mí, la escena más dura es la última, la forma en la que matan a la madre. Esa indiferencia con la que la empuja, ridiculizando su último intento de salvar la vida...

1:47 AM  
Blogger SisterBoy said...

No dejes que eso te detenga, yo soy un convencido odiador de Tim Roth desde hace años y te aseguro de que aquí lo hace razonablemente bien. Y efectivamente esa última escena es una especie de resument de la filosofía de la pelicula: el crimen sin motivo y sin barreras morales y la imposibilidad de una resolución socialmente aceptable

1:58 AM  
Blogger Cinephilus said...

de acuerdo en toooodo, contigo
abrazos

12:29 PM  

Post a Comment

<< Home