Wednesday, July 09, 2008

No pesa más de un gramo todo lo que amo



Yo hablé una vez con Sergio Algora. La verdad es que en ese momento no sabía quien era y nuestra conversación se limitó a un “¿Al baño por donde se va?” (él) “Por ahí” (yo). Luego creo que los dos vaciamos la vejiga hombro con hombro.

Esa breve conversación tuvo lugar en la sala “Ruta 66” mítico local de las noches de Santa Cruz de Tenerife allá por los años noventa. No he conseguido averiguar la fecha exacta porque todo lo que queda de aquella sala y de los grupos que tocaron en ella pertenece ya únicamente a la memoria de los que estuvimos allí. Debió ser en algún momento entre 1993 y 1997 En aquellos años hacía furor (es un decir) la denominada música “indie” española, un término que englobaba a un puñado de grupos (Los Planetas, Penelope Trip, El inquilino comunista y muchos otros) que no tenían mucho que ver entre sí pero que consiguieron montar algo parecido a una escena durante aquellos últimos años de la música (al menos yo los considero así).

Yo, la verdad, contemplaba todo aquel movimiento con algo de distancia y no creo que me hubiera acercado al Ruta a ver el concierto de no haberme convencido mi hermano (que es, siempre fue y siempre será mi asesor musical particular). No recuerdo gran cosa de aquella noche, sólo que me llamó la atención la forma de cantar y moverse de Sergio, que estuvo bastante animoso ante una escasa audiencia (era entre semana y además era un local eminentemente rockero que sólo se llenaba con Sociedad Alcohólica y grupos por el estilo), y algunas de sus canciones: la conocida (es otro decir) “La mujer portuguesa”, “Sobrinito” así como una chusca versión de “Hoy no me puedo levantar”.

Ahí quedó todo, en el recuerdo de una velada musical extraña, algo que visto lo que había entonces y lo que hay ahora debería ser más que suficiente. Hoy me ha llegado la noticia de la muerte repentina de Sergio Algora que arrastraba desde tiempo algunos problemas de salud. Es obvio, teniendo en cuenta lo escrito hasta ahora, que no soy el más adecuado para hablar de la vida y la obra de Sergio, para eso pueden acudir al blog Pedaleando (donde me he enterado de la noticia) de mis queridos Slim y Cucumber así como al de Francisconixon escrito por Fran Fernández antiguo componente de Australian Blonde y compañero de Sergio Algora en “La Costa Brava”. Por mi parte sólo quería aportar este lejano y confuso recuerdo de una noche insólita de los muy lejanos noventa. Descanse en paz.

Labels:

7 Comments:

Blogger ninive drake said...

no importa, si está feliz con su música, sus poemas y sus historias, todos podemos cantar la canción.

un saludo para tí muy grande

11:05 AM  
Blogger Slim said...

snif.

gracias, sister, por tu pequeño homenaje a un gran tipo.

nos quedan eso si sus canciones y sus versos, pero la pena de que todavia le quedaba mucho por decir y por escribir...

11:58 AM  
Blogger 3'14 said...

No conocía a este artista, ni había escuchado nada, tan sólo tenía alguna referencia al grupo (ahora que lo leo en el youtube que has colgado), por mención de un amigo que creo sí los escuchaba.
La noticia de una muerte siempre nos golpea de una forma u otra. Personalmente, no puedo evitar pensar en quienes he conocido y ya no están entre nosotros. Y me asaltan esos pensamientos, que trato no se prolonguen demasiado en el tiempo sobrela fugacidad de este, el sentido de la existencia, la relación entre muerte, enfermedad, dolor, interrupción abrupta de la vida etc... después intento seguir con mis cosas, tal vez resulte un tanto fría, pero, no es la muerte a la que temo, es el dolor, el sufrimiento, tanto por quien lo padece directa como indirectamente (amigos, familiares y demás del difunto)

Pues eso, Descanse en paz, y deseo que haya llevado una vida mayormente satisfactoria y su trayecto final haya sido lo menos traumático.

2:26 AM  
Blogger El Impenitente said...

"El efecto lupa" y "El escarabajo más grande de Europa" son dos de los mejores discos que yo haya escuchado jamás.

Siempre tuve la esperanza de que El Niño Gusano volviese a juntarse. Ya no. Ya no.

Estoy jodido. Me enteré ayer tarde y no estoy bien, no.

2:47 AM  
Blogger SisterBoy said...

Estoy impresionado por lo que leo aqui y en otros foros sobre Sergio Algora, creo que definitivamente es alguien a quien debo conocer más en profundidad. En cuanto pueda me pondré a ello.

5:13 AM  
Anonymous Refrescospepito said...

Juaz, yo también me acuerdo de ese concierto. En los albores de lo que se dio en llamar Indie Pop o Noise Pop.

Si no recuerdo mal, Sisterboy, sería por 1996.

Teníamos su primer EP: "Valladolid buenos días", con una versión aún maquetera de "La mujer portuguesa" (mejor que la que se dio a conocer con posterioridad).

Recuerdo que pasé el concierto gritando a voz en cuello que cantaran "Pintalabios gris", una cara b rarísima: No me hcieron caso, los jodíos.

Qué tiempos:
La Laguna vibraba y los pobres canarios nos sentíamos felices de ver grupos así... aunque sólo acudierámos unas 30 personas.

11:25 PM  
Blogger SisterBoy said...

Sí que vibraba sí, lo malo de los buenos tiempos es que no te das cuenta de que fueron buenos hasta que se vuelven malos.

11:33 PM  

Post a Comment

<< Home