Sunday, August 31, 2008

La película recuperada. "Fearless"



Quizás había motivos suficientes para hablar del accidente de Barajas de la semana pasada, incluso por motivos personales. Siendo alguien que ha vivido toda su vida en un archipiélago situado a miles de kilómetros del territorio nacional más cercano yo, y por extensión todos los canarios, somos gente que nos sentimos especialmente afectados por cualquier incidente que tenga que ver con la navegación aérea: subidas de precios, huelgas y, por descontado, accidentes.

Además de eso resulta que vivo en un lugar en el que en el plazo de 12 años tuvieron lugar cuatro incidentes graves relacionados con aviones, incluyendo la mayor catástrofe aérea de la historia de la aviación civil de la cual guardo bastantes recuerdos. Y por si todo esto fuera poco resulta también que yo cogí un avión con destino a Canarias dos días antes del accidente desde ese mismo aeropuerto y además ocurre que tengo miedo a volar.

No se trata de un miedo insuperable que me haya impedido alguna vez tomar un avión, pero sí reconozco que la perspectiva de viajar en este medio de transporte no me resulta agradable, especialmente durante el momento del despegue, en esos pocos segundos que pasan entre que el avión no acaba de dejar el suelo y todavía no ha cogido el impulso suficiente para decir que el despegue ha sido un éxito.

En fin, que había motivos pero al final he decidido no escribir nada sobre el tema, al menos de una forma directa. Cuando se conoció la magnitud de la catástrofe ya sabía que los medios de comunicación se volcarían sobre la noticia, sobre todo en pleno mes de Agosto. Pero la verdad es que no esperaba que se produjera este autentico tsunami de mierda de treinta metros de altura que no tiene pinta de acabarse nunca. No me gustaría sumarme a esa gran ola ni siquiera para ponerla a parir.

Así que he decidió aprovechar la coyuntura para inaugurar una nueva sección del blog. Es una idea que tenía desde hace tiempo, mucho ante incluso de que existiera blogger. Se trataba, tal y como dice el título de esta entrada, de recuperar películas que por alguna razón habían caído en el olvido. Se dice con frecuencia que el tiempo es un juez que pone a cada uno en su lugar (paradójicamente era una frase que decía mucho José María García, y hay que reconocer que al menos en su caso el dicho se ha cumplido a la perfección). Esto referido al campo del arte se traduce en que una obra maestra o al menos eminente consigue salir siempre del anonimato temporal y con el transcurso del tiempo ocupar el lugar que le corresponde en la historia.

Yo no creo que esto sea siempre así. En muchas ocasiones esa justicia poética no se produce y, al menos en el mundo del cine, hay muchas películas que sin merecerlo han caído rápidamente en el olvido o que ni siquiera han sido reconocidas como deberían. “Fearless” (“Sin miedo a la vida” como se llamó en España) es una de ellas. Y dado que la trama gira en torno a un accidente aéreo me parece adecuado empezar esta sección con ella.


“Fearless” fue dirigida por el australiano Pete Weir en el año 1993 entre dos de sus películas más conocidas: “Matrimonio de conveniencia” (Green Card) y “El show de Truman”. Weir es un director peculiar debido a que se prolifera más bien poco (algo más de 15 películas en treinta años de carrera) y que además ha conseguido aunar siempre, si exceptuamos el desastre merecido o inmerecido de “La costa de los mosquitos”, cine de calidad con éxito de taquilla.

Al margen de eso no recuerdo si “Fearless” fue un éxito en su día. Desde luego no tuve noticia de que su estreno en cine fuera un acontecimiento especialmente memorable (yo la descubrí al año siguiente durante su pase en Canal Plus) pero aunque así hubiera sido se puede afirmar que hoy en día es una película olvidada. Puede que no sean datos muy fiables pero consultando la imdb se puede ver por ejemplo como esta película sólo ha recibido 7.728 votos mientras que la obra posterior del director, la ya reseñada “El show de Truman”, cuenta con mas de 100.000. También se puede ver como en el film affinity sólo cuenta con dos críticas y por último –y para mí definitivo- podemos ver que en el youtube, el juez supremo sobre lo que está y no está de modo en el mundo, ninguno de los clips dedicados a "Fearless" supera las 10.000 visitas.

Quizás la explicación de todo resida en que este título dista mucho del estilo narrativo popular (pero no exento de calidad como se ha dicho anteriormente) de las películas de la etapa norteamericana de Weir, y por el contrario se acerca más al tono trascendental y esotérico de dos de sus películas australianas: las inquietantes “Picnic en Hanging Rock” y “La última ola”.





Pasando ya a hablar de "Fearless" directamente, lo primero que hay que decir es que la película está basada en parte en un hecho real: el accidente del vuelo de la United 232 que se estrelló durante un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Sioux City, Iowa.



Una historia que también fue objeto de una dramatización -más ajustado a lo que sucedió realmente- en un telefilm.

La impresionante secuencia (de la que seguramente es deudora la también secuencia inicial de la serie “Lost”) que abre la película con los supervivientes del avión saliendo de entre un campo de maíz es totalmente verídica.



El hombre que encabeza la marcha es Max Klein un empresario que efectuaba un viaje de negocios con su socio. Pero ¿es realmente Max Klein ese hombre que ha escapado a la muerte?. Tiene el mismo semblante pero la figura que emerge del maíz parece ser una persona totalmente diferente, algo que se manifiesta desde el primer momento cuando el hombre niega ser uno de los supervivientes y se marcha sin más del aeropuerto para alquilar y un coche e irse a visitar a una novia del instituto sin ni siquiera comunicar a sus familiares que sigue con vida. Durante esta visita tiene lugar un incidente que revela el nacimiento del nuevo hombre. El Max Klein de antes del accidente padecía una intolerancia grave a las fresas de tal manera que la ingestión de una sola de ellas podía provocarle un shock alérgico e incluso la muerte. El nuevo Max Klein en cambio puede comerlas sin ningún peligro.

Cuando por fin es localizado Max manifiesta a la compañía aérea su deseo de volver a casa usando nuevamente el avión sin manifestar el menor temor a ello. Durante el viaje de regreso Max es “custodiado” por un psicólogo de la compañía (John Turturro) por el que el superviviente manifiesta un claro desprecio y al que incluso llega a agredir en una escena que regocija a todos los que, como yo (y reconociendo que posiblemente de forma injusta), no aciertan a comprender esa figura del psicólogo de catástrofes.

Por fin Max llega a casa donde es recibido por su esposa (interpretada por Isabella Rossellini) y su hijo hacia los que a partir de ese momento manifiesta si no desden sí un cierto distanciamiento.

El nuevo Max Klein se convierte en una figura mesiánica, inmune no ya al miedo sino a cualquier convención social de las que le sujetaban en el pasado. Sigue negándose a recibir tratamiento psicológico, huye de la prensa, se niega mentir para conseguir una indemnización más sustanciosa (perjudicándose no sólo a sí mismo sino también a la mujer de su socio muerto en el accidente) y todo ello mostrando un comportamiento extravagante, intransigente e incluso violento. Max Klein más que un superviviente se conduce como un resucitado, un hombre que ha escapado a la muerte y que se siente ahora invulnerable, un fantasma al que se le ha concedido una prórroga divina para que pueda vagar por el mundo sin miedo a la vida y ocupándose únicamente de su propio bienestar moral. Para el psicólogo en cambio se trata de un caso claro de síndrome de stress postraumático.

Lo único que parece animar al alucinado Max es el rescate espiritual (ejecutado a su peculiar manera) de otra de las supervivientes del desastre (Rossie Pérez) que se autoinculpa de la muerte de su bebe al que no pudo sujetar en el momento del choque.

Pero el mundo sigue siendo el de antes y reclama al Max de antes negándose a admitir el estrafalario comportamiento del superviviente. Quizás ha llegado el momento de que finalice el hechizo y de que el espectro que ha estado suplantando la identidad de Max le abandone para que el hombre pueda regresar por fin con todas las ataduras de la carne y del espíritu que le eran características.

La secuencia del accidente en sí (que se muestra al final de la película y que sirve para explicar bastante de lo que ha sucedido antes) ocupa un lugar muy elevado en el top ten de escenas ficticias de catástrofes aéreas que tenemos todos los que padecemos miedo a volar (en la mía particular figuran otras como la de “Destino Final” o todo el episodio de “Pesadilla a 20.000 pies” de “En los límites de la realidad). Y el punto culminante de esa terrorífica secuencia se localiza en el minuto tres del video que se muestra a continuación (lamento lo de la musiquita de mierda que le han puesto a dicho video pero no he podido encontrar otro en el youtube), cuando la azafata, tras retirar todos los objetos punzantes de los pasajeros, los arroja dentro del cuarto de baño y se vuelve hacia la cámara con una indescriptible expresión de horror en la cara como confirmando que efectivamente la cosa está jodida.



En fin, el propósito de este tipo de entradas es reivindicar un poco una película de la que nadie parece acordarse y sobre todo estimular a los que no la conocían o nunca la han visto (en cuyo caso espero que tampoco hayan visto los videos que han ilustrado este comentario). Les aseguro que la contemplación del drama que se describe en “Fearless” es mucho más recomendable a la hora de entender lo que ha pasado en Barajas, o al menos es un ejercicio mucho más digno que todo lo que hemos estado viendo y lo que aún nos queda por ver.

Labels:

26 Comments:

Blogger Slim said...

hola sister!
ya estoy aqui despues de las vacaciones que incluyeron un viaje en avion a los dos dias del accidente (menos mal que nos lo borramos de la cabeza rapidamente).
en fin yo siempre pienso que hay muchos mas accidentes de coche que de avion. pero tambien tengo que darle la mano a alguien en el despegue...ays que miedica soy.

en fin saludos y abrazos.sin miedo a volar.

8:14 AM  
Blogger SisterBoy said...

Yo me doy la mano a mi mismo y me santiguo. Soy más ateo que Pol Pot pero nunca se sabe.

8:25 AM  
Anonymous Anonymous said...

VARGTIMEN

Suena interesante la película. Y más viniendo de Peter Weir, que no suele defraudar.

Respecto a lo de Barajas, el verano es época propicia para que el periodismo más amarillista busque gallinas de huevos de oro donde pueda; ya sea por un accidente de avión o por una niña perdida en Portugal. La explotación que han hecho del tema en 20 minutos ha sido casi amoral.

9:16 AM  
Blogger Realice said...

A mí también me han dado ganas de verla. Y a mí también me pone nerviosa despegar.

3:01 PM  
Blogger SisterBoy said...

Pues si dos cinéfilos insignes como ustedes no la conocían y les desperté el interés entonces este post está justificado. No olviden voler y decir qué les pareció.

3:08 PM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Me encanta el post, y una vez más, no puedo estar más de acuerdo contigo, excepto por lo del miedo a volar (que no tengo, pero sí una hipersensibilidad en los oídos que hace que haya terminado algunos vuelos llorando a lágrima viva, silenciosa en mi asiento, lidiando con esa sensación de que me están perforando los tímpanos).
Si yo tuviese como esposa a Isabella Rosellini también volvería corriendito a mi casa sin pararme a dar explicaciones ni aguantar a uno de esos "psicólogos de catástrofes", cuya existencia tampoco entiendo muy bien, ni la de los psicólogos en general (conozco a un montón y están bastante "más fatal" que sus pacientes).

3:58 AM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Bueno, y otra cosa: he pasado el fin de semana en un pueblo de Navarra y el tema estrella ha sido el caso del médico de la Universidad de Navarra que asesinó a una estudiante de enfermería porque ella se negó a follar con él, más o menos. Supongo que estarás al día, el caso es que el tema era apasionante porque alguna de mis contertulias conocía al individuo de la universidad y de ir a clases de judo con él (¡!) y decía que era un hombre encantador, que le llamaban "Doctor Amor" (jojo, cuánto daño ha hecho Anatomía de Grey). El caso es que, aparte de todo el tema de si no se le va a ver la cara ni saber su nombre porque es de una familia de dinero con impliaciones opusinas y ha contratado a unos abogados buenísimos y tal, yo creo que lo que es de verdad interesante es el cómo esta historia habla de si todos podemos ser asesinos y tal. No asesinos accidentales o en defensa propia en plan Charlize Theron (en defensa de su madre, en su caso), que eso supongo que todos estamos de acuerdo en que sí, sino en la actitud posterior. Supongo que está claro que el hombre no pensaba matar a la chicuela, sino que estaban de copas, fue a su casa, intentó follársela, ella no se dejó, se puso nerviosa y al taparle la boca para que no chillara, se la cargó. Bueno, puedo pensar que eso, estando endrogao, puede suceder "accidentalmente", no quería matarla en realidad (aunque igual sí sodomizarla contra su voluntad, que tampoco es moco de pavo). Pero después, la darse cuenta de "lo que había hecho", ocultó el cadáver tras cortarle un dedo para que fuera más difícil de identificar. Y ahí sí que ya me quedo a cuadros y me pregunto si hay que tener "mentalidad criminal" como decía Poirot, o ante el miedo y en una circunstancia así más gente de la que pensamos se comportaría de igual manera.
Se supo toda la historia porque llamó a un amigo para confesarse y él le denunció.
Bueno, perdona por monopolizarte el blog, este tipo de comentarios kilométricos boomer quedan fatal.

4:07 AM  
Blogger SisterBoy said...

Naturalmente que estoy al día del caso que además encuentro muy interesante. Porque vamos, que los asesinos natos (por genética o por ambiente) maten es algo que no sorprende a nadie pero este tipo de crímenes es mucho más perturbador.

Me recuerdo a otro asesinato que tuvo lugar hace años, el de una estudiante universitario en UK que fue asesinada por un paisano y compañero de estudios también de buena familia y tal.

Lo de que todos podemos ser asesinos es algo que tengo claro desde hace mucho tiempo, de hecho todos somos asesinos, lo que pasa es que sólo en algunos casos se dan las circunstancias para que tenga lugar el crimen. Hace años había una serie de televisión británica en el canal satélite que se llama “Mentes asesinas” o algo así (no confundir con la serie de t.v. actualmente en antena) que trataba precisamente sobre personas aparentemente normales que cometían un crimen debido a circunstancias extraordinarias. Lamento no haberla seguido como merecía.

No creo que el individuo tenga, como dices tú, una “mentalidad criminal”. Más bien se trata al parecer de alguien con un impulso sexual cerrado (familia navarra esto y lo otro) que estalló repentinamente y de forma violenta. Una persona con mentalidad criminal (que las hay aunque jamás lleven a cabo sus fantasías) tiene el crimen perfecto siempre en la cabeza y desde luego no cometería torpezas como la de cortarle el dedo (seguramente quiso cortárselos todos pero le falto estomago y eso que era médico) o dejar el cadáver tan a la vista y mucho menos llamar a un amigo para confesar el crimen. Repito que parece sólo alguien que perdió el control por un momento y luego se dejó llevar por el pánico.

Al menos el tipo tiene la suerte de que todo ocurrió en la judicialmente oscura España. En cambio al colega que tuvo la mala idea de matar en la Gran Bretaña tengo entendido que le cayó la perpetua.

7:27 AM  
Blogger 3'14 said...

No he visto la peli que rescatas, pero parece interesante, si más no, tener a Jeff Bridges entre el reparto ya apetece ;)
Verla va a resultar algo más complicado.. Ya te comenté que tengo If.... pendiente, y no encuentro el momento porque, entre poco tiempo que tengo libre y mi recién adicción a Lost, lo veo difícil. Y es que, he empezado a perderme desde la primera temporada, y ya está una quinta en camino!!!(hasta el jueves pasado no había visto ni un sólo episodio) Lo cual tengo que adelantar para seguir los jugosos comentarios de gente que se ya que la sigue sin que me revienten spoilers antes de llegar a los nuevos episodios. Por eso, al ritmo que voy devorando capítulo tras capítulo a la que tengo ocasión, tal vez os atrape ante de lo pensado... Es un puto vicio! La tentación de tragarse uno tras otro teniéndolos a disposición... Este fin de semana, sin ir más lejos, ha sido maratoniano, 8 episodios en un día. Si eso no es una adicción que suba el diablo y lo vea ;) Si es por cosas así que no quiero engancharme a series... que soy del tipo obsesiva XD

Respecto al accidente de unas semanas atrás, decir que, una vez más, indignación por la cubertura periodística de esta tragedia. ¿¿¿Para cuando la información dejará de verse teñida por el asqueroso morbo????

Pensé en ti al saber del accidente, y respiré con cierto alivio al ver que actualizabas el blog, luego esperé a ver si comentabas algo al respecto. Como no fue así, me sumé por respeto a tu decisión. Pero ahora que abres una grieta yo si quiero arremeter contra los medios, en concreto con la TV, me jode que, poco que veo la tele, me tengan a la espera de un programa esperado, que luego no emitan, por modificar la programación para ofrecer un "especial" el mismo día cuando las informaciones son imprecisas, cuando el único ánimo es alimentar ese morbo, me jode tener que ver y escuchar cosas que me parecen insultantes, me cabrea la presencia de miembros del gobierno y la realeza personándose en el lugar del accidente o en el improvisado tanatorio cuando el trato preferencial se debe en exclusiva a familiares y competencias real y directamente involucradas en la investigación del accidente, sea de las características que sea, por más que su magnitud sea impactante. Lo lamento, es mi opinión. Informar sí, ofrecer telediarios enteros (y alargados) monotemáticos no. Lo se, la única opción que me queda es apagar la TV, o directamente, deshacerme de ella.
Luego, mires donde mires, las mismas imágenes, la maldita recreacción virtual del fallido despegue, con su explosión y todo... fotos de personas totalmente quemadas trasladadas en camillas, menuda falta de consideración y tacto para las propias víctimas y sus familiares! Entiendo que haya quienes deseen que se hable de esto para esclarecer si hubo o no alguna negligencia, pero, el deber está de los reponsables llegar al fondo de la cuestión, no la de salir en primer plano, para encima, cagarla repetidamente con declaraciones totalmente desafortunadas. Que por más que quieras, acabas entrando en el circo que han montado, porque allá donde mires te encuentras con algo relacionado. Y se que es mejor no darles cancha, ni con críticas como esta, porque al final, resulta que acaba produciendo el mismo efecto que la última frase de la semana que colgaste. Porque al final todo parece resumirse en un índice de audiencia, y poco importa el dolor o las causas, los números son lo que cuentan... El barómetro de audiencia, el de los muertos... tanto da.

2:14 PM  
Blogger Adso said...

Yo había oído hablar (poco) de ella, pero estoy casi seguro de que no la he visto. Mi memoria es frágil. Suena muy interesante.

Y la idea de recuperar films olvidados es excelente. Entre las olvidadas y las desaparecibidas, a veces nos perdemos films atractivos.

Por cierto, al contrario que Eric Roberts, Jeff Bridges es de esos actores que dan empaque a un film. Si estás zapeando en la tele y pillas una peli en la que sale Bridges, aunque no la conozcas piensas "esto puede estar interesante". Si pillas una en la que salga Roberts, piensas "telefilme con loco homicida".

2:28 PM  
Blogger SisterBoy said...

¡Bienvenida a la lostmania! En realidad te envidio, yo llevo todos estos años siguiendola capitulo a capitulo y mordiendo el yeso de las paredes entre uno y otro. Creo que la mejor forma de ver una serie es precisamente esa, un par de años después de que haya terminado y con todos los capitulos fresquitos para darte un atracon de ocho seguidos durante un 1 de mayo o algo así.

Cuando te pongas al día avisa que te pasaré el link de un donde solemos juntarnos algunos fans de lost para comentar los capis.

Y no te preocuupes por ser del tipo obsesivo, como dijo John Waters por boca de Edward Furlong en Pecker, "la vida sólo vale la pena si tienes una obsesión"

De todo lo que ha pasado tras el accidente me quedo con una cosa, Zapatero viendo el video de AENA (el que no hemos visto aún) y comentando que el piloto se había comido la pista. Zapatero te voté dos veces pero hay que reconocer que eres un tolili

2:34 PM  
Blogger SisterBoy said...

Eric Roberts es una estrella de los telefilmes de sobremesa, por lo que he leído el tipo está encantado con esa vida. Pero lo prefiero a su hermana desde luego.

De todos modos Roberts (Eric) tiene un pequeña joya también poco conocida llamada "Its my party" http://spanish.imdb.com/title/tt0113443/
Un dramón de los de llorar las cataratas del Niagara, el Iguazú y el Salto de Angel juntos. Se las recomiendo también

2:36 PM  
Blogger ninive drake said...

me ha encantado,ardo en deseos de verla!!!

hace casi 20 años que cogi mi unico avión, en 3 semanas vuelvo a volar... ya te contaré, entonces no tuve miedo, ahora espero que tampoco, me voy a "jartar" de ver pelis catastróficas antes de ir: aeropuerto 77, maremoto, enjambre, el coloso en llamas... así me voy vacunada...

saludossssss

3:26 PM  
Blogger SisterBoy said...

Vaya a ver si entre todos levantamos la pelicula.

Hablando de pelis de porrazos pongo el link de la escena del avion de Destino Final por sí no te apetece ver el resto.

http://www.youtube.com/watch?v=PkmolMqM6Tk

3:35 PM  
Blogger El Impenitente said...

Espero que con Pol Pot sólo compartas el ateísmo.

Dentro de doce horas cojo un avión. Nunca me ha dado miedo. Todo lo contrario. Respecto a lo del accidente decir que Telecinco interrumpió su emisión para conectar con Valencia donde Fernando Alonso estaba mostrando su consternación y pesar. Periodismo de altura.

Ý puestos a monopolizar tu blog, anoche filmoteca y La notte. Salí preocupado pues la película me pareció un tostón y, sin embargo, me encantó. Y luego no he pegado ojo pensando en lo buenos que fueron los italianos en los cincuenta y sesenta y lo nocivos que se volvieron desde entonces. Y tampoco podía dormir pensando en que si tuviese que elegir entre Vitti y Moreau habría tardado lustros en decidirme.

11:04 PM  
Blogger SisterBoy said...

Pues La notte es una de las que más me gustan y desde luego una de las más asequibles, hay otras que tiene famas más justificada de tostón.

Jeanne Moreau siempre

11:55 PM  
Blogger El Impenitente said...

Moureau estaba demoledora pero a ver quién le dice que no a la nariz de la Vitti. No sería yo, vamos.

5:43 AM  
Anonymous Ivan said...

Pues tengo que decir que con esa cancion de coldplay por encima queda un conjunto ciertamente perturbador.

12:42 PM  
Blogger SisterBoy said...

Es que a mí Coldplay no me gusta y además no comprendo esa manía de musiquear cachos de peliculas ajenos :)

12:51 PM  
Blogger 3'14 said...

Vengo a monopolizar tu espacio también...
Empezando la 2ª Temporada de Lost, pásame ese link cuando quieras. He estado chafardeando por Lostzilla.net (intentado saltarme los spoilers) y también por microsiervos, que por lo visto son bastante fans y hay entradas curiosas respecto a la serie (aunque llego con cierto desfase de tres años XD)

4:49 AM  
Blogger SisterBoy said...

Ahí lo tienes.

http://losteoricos.blogspot.com/

Pero te advierto que la primera entrada corresponde ya al capitulo 18 de la tercerta temporada así que yo guardaría el link y empezaría a partir de ahi.

5:46 AM  
Blogger 3'14 said...

ok Sister! A este ritmo, pronto entraré ;)

10:04 AM  
Anonymous CuñadodeXander said...

Hola Sister, aquí un viejo usuario del foro de Anika que te lee siempre pero que no postea casi nunca, aunque esta vez me has tocado la fibra senisblerocinéfila de culto y no me he podido contener.

Gloriosa, mi favorita de Peter Weir

Es cierto que pocos la conocen pero a mí me parece una película clave en la década de los 90 y la mejor intepretación de mi actor favorito, el inmenso Jeff Bridges

Esta cinta es muy especial en mi vida, Fearless va más allá de ser correcta, un truño o una obra maestra, es un trozo de vida hecha celuloide, la dirección de Weir, el reparto (sobre todo el ya meniconado protagonista) el guión de Rafael Yglesias, la banda sonora, todo es tan gloriosmante impagable como vergonzoso el hecho de que esta cinta siga arrinconada en el más injusto de los olvidos.

Realmente una obra imprescindible

4:20 PM  
Blogger SisterBoy said...

Exelente cuñado. Creo que de todos los comentaristas eres el único que también la ha visto. PUes nada, a seguir extendiendo el culto por el mundo. A ver si también te gusta la próxima peli que quiero sacar del olvido

11:58 PM  
Anonymous Anonymous said...

No creo ke mucha gente se olvidara de esta peli, la verdad e smuy buena a mi en lo personal me encanta por ke es cierto todo lo ke pasa ahi, yo estuve en un accidente aereo y si te sientes muy extraño los dias siguientes

8:56 AM  
Blogger SisterBoy said...

Desgraciadamente es un tema que hoy está de máxima actualidad

12:03 PM  

Post a Comment

<< Home