Saturday, October 31, 2009

Pumkinhead




Hoy es 31 de octubre y como cada año (desde hace unos diez más o menos) casi cualquier programa de radio y televisión que se precie o se desprecie dedica unos minutos a reflexionar (la mayor parte de las veces en tono de queja) sobre cómo se ha introducido en nuestro país la fiesta de Halloween. Es poco más o menos lo que sucede también cuando llegan las Navidades (y esto ya es algo que vengo escuchando desde que tengo orejas) donde tampoco faltan aquellos que reivindican la figura tradicional de Los Reyes Magos frente a la invasión baptista del gordo Santa Claus.

Son dos fiestas distintas pero creo que en el fondo el problema es el mismo: aunque hay cosas que en España sabemos hacer mejor que en los Estados Unidos (como paellas y cosas así) hay que reconocer que los yankees saben como hacer una fiesta aunque sea deconstruyéndola a pedazos y volviéndola luego a recomponer de tal modo que la cosa resulte más....”divertida”. Fíjense si no en el mencionado Santa Claus y en toda la parafernalia navideña que le acompaña que fue más o menos un invento de la Coca Cola y de los almacenes Macy´s de Nueva York. Ahora sabemos que Santa Claus vive en el Polo Norte, que está casado con la señora Santa Claus, que tiene unos duendes que le echan una mano con los regalos e incluso sabemos el nombre de todos sus renos (Dasher, Dancer, Prancer, Vixen, Comet, Cupid, Donder y Blitxen sin olvidar a Rudolph el de la nariz roja). Además, que quieren que les diga, Santa parece un tipo simpático. En cambio ¿qué sabemos de los Reyes Magos? pues que uno era negro y que llevaron unos regalos bastante raros al recién nacido (incluida la mirra que nadie ha sabido nunca qué carajo es). Hay que reconocer que como personajes populares resultan bastante sosos, no es de extrañar que la gente prefiera ponerse un gorrito rojo en la cabeza antes que una corona.

Tres cuartos de lo mismo sucede con lo de esta noche. Comprendería que en países en los que existe una particular forma vernácula de celebración de esta fiesta algunos se mostraran dolidos por el retroceso de las costumbres locales frente a la invasión cultural norteamericana tal y como sucede con los mexicanos y su “Día de muertos”.



Por eso me pregunto si los que en nuestro país se quejan de que hayamos adoptado la manera estadounidense de celebrar la noche de difuntos viven en localiades en los que tradicionalmente se solía hacer algo especial esta noche. Porque a nivel colectivo (es decir de estado) sinceramente no recuerdo otra forma de pasar esta festividad que no sea comprando flores a precio de uranio para luego ir a depositarlas sobre una losa de piedra debajo de la cual no hay más que un poco de materia orgánica embalsamada. La otra alternativa era ver alguna representación de Don Juan Tenorio por la tele.






No es de extrañar que las nuevas generaciones encuentren mucho más estimulante disfrazarse de alguna modo terrorífico o acudir a alguna de las muchas fiestas de Halloween que se celebraran esta noche. Sobre todo si comparamos esas atractivas actividades con la alternativa que plantea la iglesia que como suele ser habitual es una cursilada jacobiana-vicenciana .Quizás sí es cierto que la costumbre del “trato o truco” resulta un poco ridícula y no termine de implantarse pero en lo que respecta al resto me parece bien que la gente se divierta. Y si importamos otras fiestas yankis como el Cuatro de Julio o El Día de Acción de gracias por mí perfecto. Siempre será mejor que adoptar otras costumbres de dicho país como la pena de muerte, la libre posesión de armas, el límite de edad para tener relaciones sexuales o la Asociación Nacional del Rifle.

Que pasen una terrorífica noche.

18 Comments:

Blogger Ra está en la aldea said...

Siempre tienes razón en lo que dices "porque el sentido común es el menos común de los sentidos".
En Galicia (y en Cataluña, supongo que en algún otro sitio también) se celebra este día comiendo castañas asadas en la cocina de hierro (o compradas en la calle al castañero).
Creo que las fiestas en España no van tanto por el lado juerga loca a lo americano sino por el gastronómico. A mí me parece de perlas.

3:16 AM  
Blogger SisterBoy said...

Hombre por lógica yo acepto mantener una tradición si dicha tradición es mejor que la innovación que se propone y en casos como el de Halloween no lo es. Y en Canarias aparte de ir al cemenerio no se hacía absolutamente nada.

3:23 AM  
Blogger 3'14 said...

De siempre recuerdo la vigilia de Todos los Santos, como una noche más para salir a divertirse. No nos disfrazábamos, ni hablábamos de Halloween entonces, pero sí aprovechábamos la más mínima oportunidad para salir de fiesta. En mi "juventud" entre las castañas y los panallets (tradición en Catalunya, como ya se ha comentado/se sabe) combinábamos con maestría ingerir, con los nombrados alimentos sólidos, algo de líquido para ayudar a bajar lo denso que masticábamos, siempre teniendo en consideración que, el grado de alcohol no fuera nulo :D

Personalmente me revienta la gente que aprovecha este día para el paripé de llevar flores a sus difuntos, pero bueno, que cada cual haga lo que le plazca, y a los que viven de la venta de flores ya les va bien el negocio, que no está el horno para bollos... Aquí, la presente, como quiere ser incinerada que quien quiera llevarme flores se las ahorre y a cambio me recuerde un poco todos los días, o por lo menos, más de uno al año.

7:31 AM  
Blogger 3'14 said...

Ah, me olvidaba,

Aquí en Girona son Fires, las fiestas mayores, vamos, y anoche asistimos a una tradición que desconocía. La colla castellera Els marrecs de Salt monta un pilar de quatre y sube las escaleras de la catedral. Es impresionante.

Te dejo un vídeo demostración de la subida del año anterior. Este año, la temperatura era mucho más veraniega (y menos húmeda), y espero que, quien lo grabase, agradesiese la ausencia de paraguas :)

http://www.youtube.com/watch?v=GZk_IYAVky4

De vuelta a casa, nos topamos con un tipo enfundando en una especie de túnica de pies a cabeza a lo Scary movie por una de las calles del casco antiguo, la verdad es que el contraste era total, je... como que mi amiga, olvidándose por un momento el tema Halloween, de lejos pensó que era una mujer con burka.

7:53 AM  
Blogger Vargtimen said...

“Empezaremos la fiesta a las 22:00 horas, con canciones muy marchosas, como por ejemplo Color Esperanza, y también cánticos de alabanza".
Desde el luego el Hollywins promete. El año que viene me apunto.

Ya sabes que yo soy pro-Halloween y partidario de mezclar fiestas. En mi celebración hubo castañas, panellets, gachas, licor, música de miedo, calabazas siniestras, telarañas falsas y gente borracha viendo "Elvira, reina de las tinieblas".
Si esto es una invasión cultural, viva la invasión cultural.

10:27 AM  
Blogger SisterBoy said...

Amigos residentes en Cataluña nos han dado un gran ejemplo de como compaginar las dos culturas. CALABAZAS + CASTAÑAS together now

12:18 PM  
Blogger Realice said...

El límite de edad para tener relaciones sexuales, ¿es mínimo o máximo? Porque igual tengo que empezar a espabilarme un poco por aquello del immperialismo cultural... :P

1:09 PM  
Blogger littlebab said...

Dime que los nombres de los renos no te los sabías y que los has buscado por internet...

2:20 PM  
Blogger SisterBoy said...

Mínimo, mínimo de momento no han llegado al extremo de poner edad máxima pero ¡todo se andará!

Little es de la canción Rudolph the red noose reinder. ¡Inculto!

3:01 PM  
Anonymous Saw said...

A mi Hollywins,como dice Vargtimen,me parece una garrulada, la noche de los difuntos, la de aquí,es una noche para pasar miedo y "divertirse", nosotros nos reuníamos en alguna casa o incluso íbamos al cementerio a contar historias horripilantes que por supuesto dábamos por autenticas ya que nos las habían contado nuestros abuelos, y te puedo asegurar que nos moríamos de miedo.Igual que la coca cola nos trajo a Santa Claus,las tiendas de disfraces y Port Aventura nos han traído Hollywins, y puestos a traer tradiciones de fuera prefiero la mejicana,divertida y tétrica,y de los americanos la pena de muerte, en algunos casos indispensable.

12:59 AM  
Blogger Deckard said...

Más que por el hecho de importar una fiesta lo que ocurre es siempre lo mismo. Si alguien se lo está pasando bien ya saldrá alguno a tocar las pelotas.

P.D: Mer y yo andamos disfrazados por el facebook...

1:03 AM  
Blogger El Impenitente said...

A mí me da grima lo de "terrorificamente divertido". Todo es terroríficamente divertido.

Yo, de niño, cuando Papá Noel era un chaval, la noche de los Santos vaciábamos calabazas, les poníamos una vela dentro, llamábamos a las puertas y salíamos corriendo.

Con Halloween me pasa un tanto como con Navidad, que mientras no me obliguen que hagan lo que quieran. Bien es cierto que lo de Halloween me lo quito de enmedio con alegría mientras que lo de Navidad es imposible.

Y no os metáis con la bonita costumbre de llevar flores a los muertos. Mi hermano tiene unos invernaderos y hace la mitad de la facturación anual por estas fechas.

1:18 AM  
Blogger Slim said...

yo me sabia la cancion de Rodolfo el Reno es español...no me digais que eso no es para dar MIEDO??

Por lo demas en aragon ni nos enterabamos de halloween salvo que el dia 1 era FIESTA y no habia cole. ahora mis hijas les gusta disfrazarse y yo las acompaño con gusto por los pasillos de casa. (a mi me gustan los disfraces de todo tipo).eso si les pregunté si querian ver una peli de miedo y NADA, ni los Gremlins me dejan coger!

3:36 AM  
Blogger SisterBoy said...

Slim haberles puesto al menos un capitulo de "El club de medianoche"

4:42 AM  
Blogger Adso said...

A mí con Papa Noel o Halloween en España me pasa igual que con los raperos blancos de Móstoles disfrazados de niggas del Bronx: me parecen tan ridículos que me dan la risa. No se trata de que retrocedan nuestras tradiciones, es que las calabazas y los monstruitos en España pegan tanto como a un Cristo dos pistolas. Y lo dice un enamorado de la cultura yanki, pero coño, auténtica. Y la pena de muerte no sé, pero la incultura del midwest la estamos importando a pasos agigantados!

5:28 AM  
Blogger Mery said...

Pues como cada año he celebrado halloween, es lo que tiene haber ido de chiqui a un colegio inglés, y de siempre celebro la Navidad con Papá Noel y no con los Reyes Magos... es lo que tiene haberse criado en Roma y no en Espain. Así que lo que hacemos es combinar las dos cosas por ejemplo en la fiesta de halloween, además de comer pastel de calabaza hubo boniatos y castañas y el día de Reyes aunque no nos hagamos regalos nos comemos el roscón, algo es algo.
En fin, que soy de la idea de que cada uno tiene que hacer lo que más le guste, que te mola disfrazarte? pues aprovecha halloween, que no? pues pasa, pero nada de echarse las manos a la cabeza por lo qeu hagan los demás;)

6:54 AM  
Blogger Torrance said...

Esta fiesta es una excusa perfecta para revisar clásicos de terror y descubrir que "Al final de la escalera" sigue dando miedo después de tantos años.

12:25 AM  
Blogger SisterBoy said...

Hazme caso y pillate The Sentinel

8:55 AM  

Post a Comment

<< Home