Tuesday, August 24, 2010

Living on the frontline

Aunque jamás he estado en Ceuta y en Melilla (ni creo que ponga nunca los pies allí) creo que me hago más o menos una idea de qué entidad tienen estos territorios españoles en África: se trata en ambos casos de poco más que un cuartel con una iglesia enfrente y algunas viviendas alrededor, el tamaño en extensión y en población de ambas localidades equivale pues al de una pequeña capital de provincias o al de un barrio de las afueras de alguna gran ciudad española.



A estas plazas mayores se unen otras plazas menores repartidas por el litoral marroquí y que sólo están habitados por militares o por cabras. Simples escupitajos de tierra sobre el mar incluido el islote de Perejil que hace algunos años fue escenario de un incidente digno de la guerra de Gila.



En lo que a mí respecta yo cogería todos estos territorios mayores y menores, los envolvería hasta que adquirieran una forma más o menos cónica y le diría a Mohamed VI que se los metiera por donde ya sabe. Pero bueno, el problema aquí no es el continente sino el contenido que entre Ceuta y Melilla asciende a 150.000 habitantes y 150.000 españoles son muchos españoles. Ellos han decidido vivir allí, por razones que no entiendo pero que respeto, y como ciudadanos amparados por la Constitución deben ser defendidos y protegidos aunque todavía no sé muy bien contra qué.

La idea de alguna clase de operación militar contra estas plazas carece por completo de sentido. Y los que recuerdan la célebre Marcha Verde deberían también recordar que dicha agresión se produjo contra un Estado debilitado con un líder con tubos metido por la nariz y que además se había granjeado la antipatía de la opinión pública mundial. Pero en esta España democrática y moderna del siglo XXI, protegida por la OTAN y con los habitantes de Ceuta y Melilla convertidos en ciudadanos de pleno derecho de la Unión Europea ¿Alguien que tenga dos dedos de frente y que no trabaje de comentarista en la COPE puede sostener que hay algún peligro de que el sarraceno ponga un pie de forma violenta en alguna de las dos ciudades?

Y aún más, supongamos que efectivamente algún día y por el método que fuese Marruecos lograra la soberanía que pretende ¿Qué ganaría en ese caso? ¿Unos pocos kilómetros cuadrados de edificios vacíos? Allí no hay un banco pesquero importante ni los mayores yacimientos de fosfato del mundo (como en el caso del Sahara Occidental). En este caso el mayor activo de Ceuta y Melilla son también sus habitantes en cuanto a ciudadanos europeos, la existencia de estas dos ciudades de población y economía occidental resulta un estímulo a su vez para la economía de las regiones circundantes que exportan sus productos a dichas ciudades y cuyos pobladores atraviesan día a día la frontera para trabajar allí. La recuperación por Marruecos de esos territorios no acarrearía ningún beneficio y sí múltiples pérdidas. Un caso parecido aunque a la inversa sucede en Gibraltar (cuya soberanía, afortunadamente, sólo reivindican ya cuatro monos, y no precisamente de los que habitan en la roca).

Esta certeza no es obstáculo para que de vez en cuando se produzcan algunos incidentes que parecen tener fines puramente propagandísticos. Así sucedió en su día con el ya mencionado conflicto de Perejil y así parece que ha sucedido también ahora cuando se han denunciado malos tratos por parte de la policía española en la frontera de Melilla. Malos tratos que por cierto, en el caso de que fueran verdad, no pasarían de ser las habituales escaramuzas que se producen en todo puesto fronterizo en el que existe cierta tirantez. Algo muy distinto a la muerte a tiros de inmigrantes subsaharianos que se produjo hace algunos años por parte de la policía marroquí en la verja de Ceuta, a eso sí le llamaría yo malos tratos, o mejor le llamaría fusilamiento extrajudicial.



Por otro lado no es únicamente el gobierno marroquí el que usa para fines políticos el conflicto de los territorios españoles. El fúnebre Esteban González Pons, al que le ha tocado el turno de guardia de verano del PP este año, no ha perdido un segundo en personarse en la plaza española para decir alguna de sus naderías.



A esto ha seguido otra de las apariciones puntuales del horrible Aznar que no ha dudado en calzarse el uniforme colonial y plantarse igualmente en la frontera en su enésimo intento de sacudirse el trauma de las setenta y dos horas más vergonzosas de su vida.



Es de esperar que en los próximos días prosiga la mojiganga y algún político socialista (puede que incluso el propio Presidente que para algo se ha saltado las vacaciones de este año qué caray) haga también su propia visita con el ánimo de compensar las incursiones de la oposición. Pues lo dicho, no se trata sino de política.

9 Comments:

Blogger Vargtimen said...

Un circo. Y en Gibraltar por lo menos hay monos, pero en Melilla ni eso.

3:59 PM  
Blogger El Impenitente said...

¿Exijieron? Decían que lo más difícil de Periodismo en la Complutente era cruzar el paso de cebra para llegar a la Facultad. Una vez lograbas cruzar te daban el título.

Con respecto a lo de Melilla tampoco tengo una opinión formada así que me muevo por fobias. El Mohamed es un tirano y un déspota y si se mosquea me alegro. Por lo demás, siempre es política: lo de Melilla, lo de los toros en Cataluña, lo del estatut. Los políticos y su mundo irreal. Nos mandan desde Europa que reduzcamos la deuda sí o sí y se recorta la inversión y no se toca el gasto. Con dos cojones. Más gente al paro.

González Pons es un picha brava de mucho cuidado. Igual ahora aumenta tu afecto por él.

1:22 AM  
Blogger SisterBoy said...

¿En serio? cuenta chismes

1:29 AM  
Blogger El Impenitente said...

Como diría el Butano, obran en nuestro poder ciertos dossiers que de salir a la luz pública levantarían un escándalo de considerables proporciones.

Sé que es más discreto que el ínclito (Cabe)Zaplana que colocó a todas las Falleras Mayores no sabemos a qué precio y que llevaba siempre el fusil armado y con notable éxito. Del otro sólo me han dicho que es un rato golfo (fuentes fidedignas debidamente contrastadas) pero el pudor me obliga a guardarme nombres y apellidos.

A ver si ahora van a venir los de NN GG a o sea partirme las o sea piernas. Añádase la palabra presunto a todo lo que he escrito.

8:12 AM  
Blogger SisterBoy said...

De la vida y milagros de Zaplana ya tuve noticia en su momento a través de una jugosa biografía. Algún día alguien tendrá que aclarar por qué en Levante gustan tanto de estos personajes

12:46 PM  
Blogger SisterBoy said...

This comment has been removed by the author.

12:47 PM  
Blogger Mery said...

Yo estoy por pirarme a África de primer destino y cobrar el triple que en la península... no, no creoXD

10:45 PM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Muy a favor de estas entradas que me ponen al día de esos hechos difusos que escuchas cuando estás de vacaciones, en plan "Algo ha pasado en Melilla, ¿el qué exactamente?" "Pues no lo sé muy bien, ¿más vino?".

6:03 AM  
Blogger SisterBoy said...

Yo es que creo que en toda mi vida no he estado nunca más de 48 horas sin ver las noticias, me da terror perderme algo bueno.

7:00 AM  

Post a Comment

<< Home