Sunday, May 27, 2007

Perdidos en el espacio



Por estos días se cumple el treinta aniversario del estreno mundial de “Star Wars” de manera que quizás tenía que haber titulado esta actualización “Hace mucho tiempo en un país muy lejano”. Pero estoy convencido de que cientos de miles de bloggers treintaymuchañeros están ahora mismo sentados en sus casas escribiendo sus propios recuerdos sobre el aniversario y claro ¿qué otro titulo iban a poner?. Porque de lo que se trata no es de la saga en sí misma sino del efecto que causo en los espectadores de aquella época.

Yo nunca he sido un friki de SW, de hecho ni siquiera ví en su día “El Imperio contraataca” película de la que sólo recibí la información imprescindible (“Darth Vader padre de Luke” “Luke mano cortada”) para poder ver la siguiente secuela sin perderme demasiado. Y de todo el abundante merchandising (palabra que empezó a cobrar sentido a partir de esta serie de peliculas al menos en lo que a cine se refiere) de la época tan sólo conservo el álbum de cromos que encontré hace poco y que espero vender por un precio razonable.

De manera que hay millones de cosas que no sé sobre la triple trilogía: ni quien interpretaba a Boba Fett, ni quien hizo los efectos especiales del combate en el bosque contra los Ewok, ni como se llamaba el limpiador de sudor del segundo ayudante de cámara en el episodio cuatro. Repito que la cosa no va de eso, la cosa va de tal como éramos en 1977-1978.

En aquellos años sólo había un canal de televisión (el UHF llegó a Canarias en 1982 a consecuencia del Mundial que se celebró aquel año en nuestro país) que ni siquiera emitía de forma continua. Ordenadores sólo tenia la NASA. Y el único video conocido era el de la canción “El video mató a la estrella de la radio”. Si a todo esto añades el hecho de vivir exactamente en el culo del mundo donde no llegan ni compañías de teatro ni de circo ni cosas por el estilo (y las pocas que llegaban más les habría valido ahogarse en el camino) se podría decir que ir al cine era la única diversión posible: cualquier estreno era un acontecimiento y el estreno de Star Wars más que un acontecimiento fue un cambio de era geológica.

Las primeras imágenes que vi de la película (en algún programa de estrenos de cine de esos que casi siempre han existido en la TV española) eran las del célebre combate del Halcón Milenario con los cazas del imperio. Esas escenas se convirtieron en el distintivo de esa primera entrega de la serie (al igual que el combate en la nieve contra los dinosaurios esos mecánicos que nunca me acuerdo como se llaman fueron el distintivo de “El imperio contraataca) y llegaron a ponerlas tantas veces que yo al principio estaba convencido que las dos horas de la película se componían exclusivamente de imágenes de de Han Solo y Luke disparando los cañones láser de la nave.

No recuerdo en que momento vi la película, estoy convencido de que no fue en 1977, debió ser bastante después, seguramente al año siguiente. En aquel entonces creo que los estrenos USA tardaban algo más que ahora en llegar a España y por supuesto debían tardar aún más en llegar a Tenerife. Pero daba igual porque antes que la película llegó el mencionado merchandising que incluía, además del también mencionado álbum de cromos, un comic que era más bien un verdadero story board del filme (en el que se mantenía la ridícula costumbre de entonces de españolizar los nombre extranjeros de manera que Luke Skywalker se transformaba en Luke Caminacielos) de manera que antes de entrar mi hermano y yo sabíamos TODO lo que iba a pasar sin la menor concesión a la sorpresa (al contrario por ejemplo que en el álbum de cromos de Superman donde se ocultaba el espectacular final en el que el súper héroe hacía que el mundo avanzara hacia atrás para poder salvar la vida de la horrible Luisa Lane) y estábamos ya psicológicamente preparados para los momentos más dramáticos como la muerte de Obi Wan Kenobi.

Por fin llegó el gran día. Naturalmente fue imposible verla el fin de semana del estreno, las entradas se vendían como churros en la mañana del uno de enero así que creo que fue un lunes por la noche cuando por fin pudimos ir. Aquello fue una experiencia extraña por varios motivos. En primer lugar creo que jamás habíamos ido al cine de noche y desde luego jamás en lunes. A esa edad la única sesión que existía para mí y mis hermanos era el matinée de las cuatro de la tarde a cincuenta pesetas. En segundo lugar recuerdo que incluso ese día y a esa hora había cola para comprar las entradas, yo jamás había hecho cola para ir al cine y el hecho de que estaba lloviendo no parecía desanimar a nadie. En tercer lugar fuimos toda la familia al estreno: padre, madre y los tres hermanos, algo que no había pasado nunca y que jamás volvió a pasar. En fin todo un acontecimiento.

Bueno respecto a la película en sí decir que naturalmente colmó nuestras expectativas, algo inevitable ya que como digo sabíamos todo lo que iba a pasar, cuando iba a pasar y lo que dirían los protagonistas cuando pasara. En el libro “Toros salvajes, moteros tranquilos” se cuenta que los productores que asistían al preestreno habían decidido que si el público prorrumpía en una ovación cuando Han Solo acudía al rescate de Luke en la escena final la película sería un éxito. Y así fue, en ese pase y supongo que todos y cada uno de los pases sucesivos en todas las ciudades de todos los países del mundo incluyendo desde luego la mía.

Aquel fue el año de Star Wars y después de que la película arrasara el mundo su influencia siguió notándose en los años posteriores cuando se estrenaron otras space operas como Galáctica o Battle beyond the stars (y otras muchas que no recuerdo pero que seguro fui a ver) y los exhibidores reestrenaron absolutamente todo lo que sonara a “espacio exterior”: desde “La guerra de los mundos” hasta “2001 una odisea del espacio” película donde mis amigos y yo montamos una buena pataleta pues estaba claro que aquello no tenía nada que ver con la onda de la obra de George Lucas.

En los años venideros hubo otros estrenos memorables, recuerdo mucho el de Grease una película por cierto prohibida (entonces existían las prohibiciones al menos de forma explicita) a menores de 16 años por lo que nuestra madre tuvo que acompañarnos para que nos dejaran entrar y aun así yo estaba muerto de miedo por si al final no conseguíamos verla También recuerdo el estreno de Superman que como he dicho venia con su comic correspondiente y que también fue un acontecimiento larga y previamente anunciado.

Pero pasaron los años y las cosas cambiaron en lo que respecta al espectáculo cinematográfico. Primero llegó el video, luego las televisiones privadas, luego el dvd, las descargas por Internet y otros pirateos. No tengo nada en contra de estos adelantos pero es cierto que han provocado que se pierda un poco ese espíritu de comunión de los años en los que todos los niños veíamos lo mismo y al mismo tiempo tanto en cine como en televisión. En fin que después de 1977 han venido grandes y multitudinarios estrenos pero aquel fantasma que recorrió el mundo no ha vuelto a repetirse y parafraseando una conocida cita que pronunció en cierta ocasión un veterano de la batalla de Gettysburg “si no estuviste allí, nunca lo entenderás”.

Labels:

32 Comments:

Blogger Queer Enquirer said...

Lo de Luke Caminacielos me ha matado. ¿En qué cine fue el estreno? Mira que eres viejo, yo nací en ese año :D

8:23 AM  
Blogger SisterBoy said...

En el cine Greco :)

9:06 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Desde la desolación y la congoja por no ser el más molón, y desde la ignorancia por no haber visto ninguna de las seis, doy fe, por mi edad provecta y venerable, de la que se montó cuando se estrenó "La guerra de las galaxias". Vivía yo entonces un Madrid y la gente se volvió loca. Los compañeros de clase que habían conseguido verla eran tratados como elegidos por los demás, que lo intentaban y siempre se volvían sin poder verla por la falta de entradas. Todo el mundo hacía el tarugo con sus espadas láser. En el recreo el fútbol perdió (por poco tiempo) su carisma. Era mucho mejor jugar a "La guerra de las galaxias". Hubo otras películas después ("Grease" desde luego) muy populares, pero no recuerdo ninguna que fuese tan obsesiva ni acaparase tanto la atención de todo el mundo como aquella.

Y si no fui a verla no es porque fuese un rarito. Es que me la habían contado tantas veces que no le veía la gracia por ninguna parte.

1:03 AM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Bueno, ante estos comentarios del estilo de "en mis tiempos el pan costaba dos reales", he de decir que el estreno de "Parque Jurásico" también fue algo similar. Recuerdo la Gran Vía de Vigo (ejem) paralizada por gente que acanzaba hacia los cines y hordas de gente que bajaba de los pueblos (literalmente) para verla. Y cuando se acabaron las entradas en el cine "Fraga" (ejem), éramos como una clase entera de niños corriendo a través de la ciudad para llegar a tiempo al "otro" cine donde al proyectaban.

2:51 AM  
Blogger Slim said...

pues yo no fui al cine de estreno, sino que la vi dos años despues en el cine del colegio. y me la habian contado, pero dio igual. me encantó, me pase miles de recreos jugando a ser Leia, con mi hermano nos dabamos en la cabeza con las espadas laser hechas con tubos de carton del papel de aluminio, me enamore a ratos de han solo y a ratos de luke, y se convirtio en una peli mitica de mi infancia cuyo cartel hoy preside mi cuarto de estar.

poco original quiza, pero es lo que hay.

y este de la foto eres tu? que ojos mas grandes tieneeees!

2:58 AM  
Anonymous una sociópata said...

Las vi en la tele no sé cuando y me gustaron (las precuelas ni olerlas).Las que sí recuerdo del cine son las de Indiana Jones,ésas sí que me molaron.Mucha gente (mi hermana por ejemplo)se ha hecho arqueóloga gracias (¿gracias?)a ellas.

3:43 AM  
Blogger The Big Kahuna said...

Qué grandes recuerdos de aquella época en la que ir al cine era lo más maravilloso del mundo... Yo no fui a encargado a tiempo para la primera película, cuando se estrenó yo aún era un bebé que ni hablaba ni andaba, así que nadie se molestó en llevarme al cine a verla ni me pidió mi opinión al respecto, como es lógico por otra parte. Recuerdo, eso sí, ver en pantalla grande EL IMPERIO CONTRAATACA. De hecho, los dos primeros recuerdos que conservo de pantallas de cine son Spiderman trepando por una pared y los Walkers de EL IMPERIO CONTRAATACA avanzando lentamente por el desierto. Películas de Walt Disney aparte, claro.

5:44 AM  
Blogger Arual said...

Qué buenos recuerdos me ha traído tu post Sister yo en el 77 tenía a penas 1 año, nací en el 76, pero sí recuerdo estrenos míticos en el cine de mi pueblo, como LA HISTORIA INTERMINABLE, ET EL EXTRATERRESTRE, o LOS CAZAFANTASMAS. Buff qué subidón daba ir a verlas!!! Era lo más grande, qué diferente es ahora todo, en fin siempre nos quedará la nostalgia de aquellos años, no???

7:05 AM  
Blogger Deckard said...

Yo sólo vi de estreno El retorno del Jedi. Las otras dos las vi en un programa doble en algún cine de reestreno de esos que ya no quedan.

Lo curioso es que fui varias veces y solo recuerdo el programa de La guerra de las Galaxias/Imperio contraataca y Locademia de conductores/Las locas aventuras del rabi Jacob (u otra de Luis de Funes). Lo que tiene la memoria.

7:11 AM  
Blogger Vargtimen said...

Qué mono ese joven padawan de la foto que preside el post.

Yo no había nacido en el 77, pero mi hermano mayor nos contaba la experiencia dándose más bombo que el mismísimo George Lucas.
Cuando me pilló la fiebre galáctica (con el estreno de "El retorno del Jedi") para mí no había nada más grande en el mundo. Hasta que pusieron "V" en la tele, claro.
Por culpa del VHS las tuve que ver en orden inverso, y "La guerra de las galaxias" solo estaba en formato Beta en los videoclubs de mi pueblo.
Tenía también un album de estampas y conservo en algún lugar las figuritas de juguete de la saga. De hecho hasta tengo un jefe en el trabajo clavadito a Jabba the Hutt, fíjate si soy fan.

Para mí los videos, los DVDs y las descargas ilegales de internet, son los mejores inventos de la humanidad desde la rueda. Y no impiden que de mayor siga conservando esa emoción ante algunos estrenos, que soy capaz de ir hasta Madrid por ver Inland Empire.

Yo también he luchado a las espadas láser. La última vez, a la salida del cine donde proyectaban "La venganza de los Sith" en el 2005. Para algo tenían que servir las revistillas gratuitas de los estrenos.

Que la fuerza te acompañe, Sisterboy.

11:30 AM  
Blogger SisterBoy said...

Zar eres con toda seguridad la primera perona que conozco que no ha visto ninguna de las tres tristres trilogias.

Ra aqui también había un cine Fraga ¿pero lo de este hombre no eran los paradores?

Slim esos ojos que se ha de comer la cal viva son mios. Supongo que tus ratos buenos eran en los que estabas enamorada de Han Solo

Sociopata, me acabo de imaginar a tu herman con latigo (glup)

Kahuna supongo que los walkers son los dinosuarios electricos esos de el Imperio contraataca ¿me equivoco?

Arual supongo que ahora los niños en el recreo en vez de hablar todos de lo mismo haran grupos, estará el grupo torrent, el grupo emule y el grupo canal satélite

Deckard ¿quieres decir que esas peliculas las daban todas juntas? esa mezcla no se le ocurre ni al de los datiles con bacon

Vargtimen por nada del mundo veas ninguna reposición de V. Hazme caso y quedate con el recuerdo.

12:54 PM  
Anonymous Anonymous said...

Juay, yo también me acuerdo de todo eso punto por coma.
Qué bellos recuerdos.
Entonces habían intermedios.


Refrescospepito

2:55 PM  
Blogger SisterBoy said...

Y además dejaban comprar pipas pero luego prohibian comerlas que curioso :)

3:27 PM  
Blogger Deckard said...

No sister, son dos programas de días diferentes. Pero son los dos únicos que recuerdo.

Siempres eres capaz de evocar imágenes inquietantes. ¿Qué es eso de los dátiles con bacon?

12:26 AM  
Blogger 3'14 said...

Sister, apunta una segunda persona a tu lista de quienes no han visto la trilogía Star Wars… Y lo mío tiene quizás más delito porque fui arrastrada a ver “La amenaza fantasma”, y no teniendo suficiente, cedí en ver “La guerra de los Clones”, pero en la de los shit de mierda, ya conservé la poca dignidad que me quedaba y me negué a verla. Me han dicho que nada que ver las tres primeras, las clásicas, las de toda la vida, y es probable que antes de que muera las vea, pero espero a alguna Navidad solitaria, para hacer una sesión continua con las tres, quizás allá por el 2077 para conmemorar su centenario.

Tu eras de niño uno de esos que se desenvuelven de una manera más adulta propia a su edad ¿no? Uff… esa profundidad de tu mirada resulta ciertamente inquietante. En la anterior foto que colgaste la ocultabas tras unas gafas de sol, imagino que debes conservarla. Por cierto, tienes unas facciones muy lindas :)

2:19 AM  
Blogger Zar Polosco said...

No sé si es una tara el no haber visto ninguna de las tres trilogías, pero es que no me llaman la atención para nada.

De todas formas me casé con alguien que se ha tragado las tres trilogías y que es acérrima de las mismas. Dado que me casé en régimen de gananciales y por aquello de la salud y la enfermedad, espero que esto me redima en parte de mi gran falta.

2:33 AM  
Blogger Doc Moriarty said...

Nací en 1977. Los de ese año estamos marcados por la Era Skywalker.

4:22 AM  
Blogger SisterBoy said...

Deckard los datiles con bacon son unos "canapies" que se suelen ver mucho. Se trata de envonver un dátil con una tira de bacon y freirlo todo. Está curioso

Pi la mirada la converso pero el entorno que la rodea ha cambiado bastante tú sabes :)

Zar quedas exonerado

Doc eres un pimpollo!

5:29 AM  
Blogger Deckard said...

Que yo sepa de La guerra de las galaxias hay tres películas. Luego George Lucas hizo pluf y desapareció.

8:07 AM  
Blogger Cinephilus said...

star wars y yo cumplimos los mismos años... a mí me toca en un mes... quizá por eso este aniversario me toca la fibra.. estoy de un tonto con eso de estrenar los treinta que me resulto más ñoño que el peinado-ensaimada de Leia...
Besos anti-amenaza fantasma (¿¿¿por qué se inventarían las precuelas destruyemitos???)

12:44 PM  
Blogger SisterBoy said...

Jar Jar Binks nunca podrá destruir el pasado. Cinephilus como dijo Zar un año no es más que una vuelta alrededor del sol

1:19 PM  
Blogger Arual said...

Los treinta no son nada Cinephilus yo los cumplí el año pasado y oye como si nada.... jejeje!!

5:04 AM  
Blogger The Big Kahuna said...

En efecto, compadre, los walkers son exactamente los que usted imagina:

http://acct.tamu.edu/smith/starwars/snowwalk.gif

5:47 AM  
Blogger Doc Moriarty said...

Esto de internet es un invento para la chavales que flipamos con Juegos de guerra, por lo que veo...

7:51 AM  
Blogger SisterBoy said...

Yo más bien flipaba con Ally Sheedy, que buena estaba en esa peli

8:02 AM  
Blogger Deckard said...

Juegos de Guerra es la película que más veces he visto. Y la verdad es que ha envejecido bastante bien.

A los walkers de toda la vida los llamamos "los camellos" en mi casa.

12:18 PM  
Anonymous eae/g. said...

Waaaa!!! Esa foto me mató. Si lleghas a ver el autómata que tengo en mi casa comprado a los yonkis del barrio, me amás para siempre. tengo que hacerle una foto o filmarlo o ALGO. Nunca fuí de Star Wars, más bien era la zona de mi hermano (y ni tampoco tanto...) pero "de mayor" (oh!) las cosas cambiaron.


pd: La semana pasada fuia ver Zodiac. DESASTRE. Y el colmo del colmo es que el chico a mi lado ya dé por descontado que a la salida del cine haya de tí un comentario (Qué mierda de peli, a ver si SisterBoy ya la ha reseñado, a ver, sino tengo que decirle ALGO). En este caso que (salvo la dirección de arte impecable) es pésima, larga y desepcionante. Salud!

9:06 AM  
Blogger SisterBoy said...

Juas Geo tus multiples personalidades me vuelven tarumba.

Pues como veras algunos post antes de este mi opinión sobre Zodiac es la misma que la tuya :) aunque te advierto que somos poquitos :(

12:47 PM  
Anonymous g. said...

....mmmdudo que usted se vuelva tarumba nunca, sister...;-)

12:15 AM  
Blogger Geografía said...

This comment has been removed by a blog administrator.

8:19 PM  
Blogger foscardo said...

Yo la vi de estreno. Tenía 10 años, la edad perfecta para soñar y ser victima del merchandasing. Sabía de la pelicula por lo que había visto en la televisión con el pase de preestreno en cannes y todo el revuelo que se estaba liando en EEUU. tenía la banda sonora bastanta antes de que se estrenase la pelicula. A mi padre le encantaba. Fue el quien hizo colas para comprar las entradas y recuerdo verle desde la ventana de mi clase en el colegio enseñandome los pases tras el volante de nuestro coche, con una sonrisa de satisfacción sabiendome que me hacia mas feliz que una perdiz. Recuerdo que antes de que se estrenase un amigo y yo estrenamos en el patio interior de mi edificio una obra de teatro basada en la peli donde no teniamos ni zorra de como iba el argumento, solo nos basabamos en las fotos que veiamos. Recuerdo leer la novela (mi primer libro leeido) de la pelicula, los comics , los muñecos y sobre todo mi primer sable laser (espada de luz) le llamaba yo hecho con la antena de una radio que me cargue desdpues de forzarla demasiado y que me llevé una bronca de tres pares de huevos por parte de mi madre.

2:17 AM  
Blogger SisterBoy said...

Llevaba dias esperando tú comentario mi hermano :)

2:41 AM  

Post a Comment

<< Home