Monday, June 25, 2007

At the count of 10 you are in Europa



Es decir Hostel 2 sin spoilers.

Hostel 2 no es una simple secuela de Hostel. Es más bien como una nueva versión de la misma historia corregida y aumentada. Estos elementos que se añaden al argumento original son como el nuevo tranvía de Santa Cruz de Tenerife: no eran imprescindibles pero una vez hechos bienvenidos sean. La repetición de la misma estructura no hubiera sido un problema para un amante del género pero que duda cabe que hubiera sido mucho menos interesante que lo que se ha visto en esta segunda parte.

Este cambio en la forma de contar la historia tiene que ver sobre todo con la introducción del punto de vista de los asesinos (o mejor dicho de los clientes de la empresa) y de sus motivaciones así como con una mayor atención a la psicología de las victimas, al menos de una de ellas. En la primera parte esto no era necesario, se trataba simplemente de tres estudiantes que recorrían Europa y que acababan en manos de una organización que les ofrecía como victimas a ricachones psicópatas. No era necesario nada más. Pero Eli Roth quería ir algo más lejos esta vez.

Quizás por esta razón (y aunque tampoco era estrictamente necesario) la película tiene el detalle de comenzar con la liquidación de los cabos sueltos que quedaron al terminar el primer Hostel en un prólogo bastante logrado. Tras eso y como se ha dicho la acción se divide en dos historias paralelas: la de las futuras victimas y la de sus verdugos que son presentados en una sugerente escena en la que la macabra empresa lleva a cabo una subasta on line en la que participan hombres de negocios de todo el mundo con un aspecto de lo más convencional (a excepción de una versión moderna de la condesa Bathory que luego será protagonista de una de las grandes escenas de la película).

Las motivaciones de estos asesinos son complicadas. En particular las de los dos ganadores de la subasta tienen que ver a la vez tanto con la típica actitud hiperhedonista del yuppie de clase media (los dos hombres se preparan para la acción como si estuvieran a punto de participar en un curso de ala delta para aventureros de fin de semana) como con el afán de superar complejos personales a través de una catarsis violenta que les conceda la sensación de poder y la seguridad en sí mismos de las que normalmente carecen. Precisamente todo lo que tiene que ver con la psique de los dos verdugos y de una de sus victimas (factor este último que resulta algo más descuidado lo que perjudica algo la historia) termina por convertirse en el aspecto más interesante y reseñable de Hostel 2 además de proporcionar sorprendentes giros en el argumento y eso que no es esta una película demasiado dada a la sorpresa.

De todos modos Eli no se olvida de sus fans y prescindiendo de estas elucubraciones psicológicas da al público lo que quiere en forma de sangrientas escenas de tortura y asesinato cuidadosamente elegidas para convertirse en el futuro en el santo y seña de su nueva película (al igual que las dos anteriores películas de Roth que tienen también sus escenas emblemáticas).

Y como conclusión lo que gira en torno a todo el díptico hosteliano es una vez más el dinero como el lubricante que engrasa toda la maquinaria demoníaca. Al fin y al cabo lo que se muestra en la película no es más que un gran negocio. El dinero es lo que hace que todo suceda, es lo que consigue que la gente muera o se salve dependiendo de quien pueda pagar más.

Señalar por último que en esta segunda película la visión de Europa (no sólo de Eslovaquia) resulta todavía más oscura que en la primera. Pareciera que el continente donde vivimos no fuera otra cosa que una enorme trampa en la que las turistas norteamericanos pueden ser robados, violados, torturados o asesinados en cualquier momento. Resulta chocante pero bueno, todo el mundo tiene derecho sus propios prejuicios. Nosotros también los tenemos respecto a ellos.

Labels:

11 Comments:

Blogger Doc Moriarty said...

Yo vi una versión para el test-screening, con lo que el montaje final habrá quedado alterado. Con decir que algunos efectos especiales eran provisionales y que había un par de cortinas verdes para el croma...

Hostel 2 me entretuvo, aunque tampoco es muy superior a la primera. Se agradece, eso sí, la inclusión de la perspectiva de los clientes.

12:50 AM  
Blogger Deckard said...

Yo creo que esa imagen de Europa también es un coña de Roth. Aunque los italianos si que son como los pintan...

3:00 AM  
Blogger Arual said...

Es justo que los yankies tengan prejuicios sobre nosotros los europeos, seguro que aún así les ganamos en esta curiosa competición...

3:57 AM  
Blogger Zar Polosco said...

Pues se ve que Pamplona está en mitad del Antártico, pues en los sanfermines los norteamericanos no están precisamente acojonados. Ni siquiera cuando un Miura les secciona la femoral con tres trayectorias distintas.

4:06 AM  
Blogger Vargtimen said...

No he visto ninguna de las dos entregas de Hostel, pero estoy de acuerdo con Arual. Con todo el antiamericanismo y prejuicios contra ellos que hay por aquí, que nos retraten como salvajes masacraturistas me parece de lo más normal.

Por cierto, Eli Roth se le parece un huevo a Sylar.

11:27 AM  
Anonymous Ra zalamera said...

Sólo quería decirte que el noventa por ciento de las veces no he visto -ni veré- las películas de las que hablas, pero aún así son tan interesantes tus reseñas...

5:47 AM  
Blogger SisterBoy said...

Caray muchas gracias Ra pero si algún día vas a ver alguna no olvides decir qué te ha parecido :)

6:11 AM  
Anonymous g. said...

Estas nunca las veo porque....enfin, que no las veo. Pero coincido con Ra zalamera. Tu blog es uno de los pocos en los que me dan ganas de leer lo que escribe la gente. Tu peña tá mú bien, ni falta que lo diga pero lo digo, salut!

12:47 AM  
Anonymous Refrescospepito said...

Yo no veo pelis como esta porque me afectan mucho, que soy muy sensible. Ya sé aquello de "sólo es una película" pero para mí no vale.
Aún tengo pesadillas con "La casa de los mil cadáveres". ¡Gñ!
Me molan más las comedias de Hugh Grant. ¡Qué le vamos a hacer...!

2:12 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues hermano la próxima critica será también de una peli de terror ya te avisaré si cambia la onda :)

4:38 AM  
Blogger Jon Heiner Diaz said...

Yo soy uno de esos pocos fans Elirothenses que gusta de la tortura humana, claro, solo si es presentanda de forma brutal en pantalla gigante, y el señor Eli si que sabe de ello, curiosamente cuando veo sangre en vivo de forma accidental, me pasa lo que le pasa a uno de los ricachones de la película.

Saludos don Sisterboy.

9:46 PM  

Post a Comment

<< Home