Monday, July 09, 2007

Mátalos a todos que Dios ya reconocerá a los suyos



Esto comentario va sobre “28 semanas después” y es para los que ya la han visto.

“28 días después” la película de Danny Boyle que precedió a esta de la que se habla hoy tenía todo el aspecto de ser una especie de collage de casi todo el cine de muertos vivientes que se había hecho hasta ese momento. Resultaban claras las referencias a la trilogía de George Romero desde luego y también se intuían alusiones a “La invasión de los ladrones de cuerpos”, “El último hombre vivo”, “Lifeforce” e incluso a otras no pertenecientes al sub genero como “El día de los trifidos”.

Ni siquiera la idea de que los zombies se muestren mucho más ágiles de lo que suele ser habitual en este tipo de películas es del todo original ya que esto podía verse en “Demons” de Lamberto Bava (sí ya sé que estos no eran zombies sino demonios, también se dice que los del diptico 28 tampoco son zombies sino infectados del virus de la ira, pero para mí un zombie es simplemente alguien que muere y resucita hecho un basilisco).

En resumen que era algo así como un gran homenaje a sus ilustres precedentes y por añadidura era una película de terror bastante aceptable.

Ahora bien ¿qué es “28 semanas después”?. Tal y como anunciaba la película precedente los infectados acaban muriendo de inanición y Gran Bretaña con la ayuda del ejercito norteamericano trata de volver a la normalidad. No obstante dicho ejercito tiene un plan para el caso de que las cosas se vuelvan a desmandar: un protocolo cuyo último grado es la aniquilación total de los supervivientes (lo que incluye dispararles, bombardearles y gasearles en ese orden) para evitar una nueva propagación del virus.

¿Se supone entonces que la película es una denuncia de cómo en situaciones de emergencia el poder civil se entrega en manos de los militares que actúan generalmente de forma arbitraria?. Algo de eso había ya en la primera película de George Romero pero sobre todo en “El día de los muertos”. Lo mismo se podría decir de otras películas de “infectados” como “Rabia” de Cronemberg. Pero a este respecto es extraordinariamente significativo como el final de la película acaba por validar las tesis militaristas y fascistas de manera que vemos como el virus se extiende al continente europeo no porque se aplicara el Código Rojo sino porque no se aplicó a rajatabla. Es decir, si el soldado negro tal y como era su obligación hubiera liquidado a los niños el mundo estaría a salvo. Curioso ¿verdad?. No sé si era esa la idea que quería transmitir la película o si se trata simplemente de otro agujero de un guión muy flojo demasiado ansioso por justificar esa última imagen de Paris bajo el terror de los zombies.

Otro de los argumentos de la película parece girar en torno a ese prólogo en el que el personaje interpretado por Robert Carlyle abandona a su mujer para ponerse a salvo. El hecho de que posteriormente la mujer aparezca con vida indicaría un conflicto familiar acerca de la cobardía y la culpabilidad algo que desaparece en cuanto la madre es eliminada físicamente y el padre es eliminado como personaje al convertirse en un infectado que se limita a correr, aullar y morder como los demás, algo que no favorece mucho las complejidades psicológicas.

El tema de que existan individuos que pueden ser portadores de la enfermedad sin sufrirla es también una aparente novedad que en principio lo único que hace es justificar aún más la teoría del exterminio total de los supervivientes por lo que no se comprende el empeño de la doctora en conservar la vida de los niños ya que un portador es alguien muchísimo más peligroso que un infectado. Parece ser también que esta nueva cualidad del virus hace que los demonios sufran una suerte de evolución (tal y como se veía por ejemplo en “La tierra de los muerdos”) o al menos el zombie de Robert Carlyle parece algo más listo que sus congéneres. Aunque de todas maneras todo es demasiado vago y poco trabajado (tanto en este punto como en el resto de los posibles argumentos de la película) como para poder sacar una conclusión seria.

Resumiendo: yo por lo menos no sé de que va “28 semanas después”, vale que las películas de terror no tienen porque decir nada pero lo malo es que esta parece querer decir algo pero no se sabe muy bien qué.

Pero aunque nos olvidemos del presunto argumento y nos centremos en la carnaza la cosa tampoco mejora. Las escenas clave de la película resultan muy perjudicadas por el abuso del primer plano y de los temblorosos movimientos de cámara (la confusión no tiene por qué ser narrada de forma confusa) algo que podría disculparse en el ya citada prólogo por lo que tiene de enganche con el prólogo de “28 días después” (filmado de manera parecida) pero que no tiene disculpa cuando dicha forma de narrar estropea algunos momentos que podrían haberse convertido en los mejores de la película como ese en el que los infectados irrumpen en la estancia en la que están encerrados los supervivientes desencadenando el caos. Algunas otras escenas como las del bombardeo de la zona segura o la del descuartizamiento de zombies con aspa de helicóptero son simplemente malas y chapuceras.

A todo esto hay que añadir esa irritante manía de algunos guionistas de hacer que el argumento avance a trompicones haciendo para ello que los personajes se comporten de forma ridícula. ¿Qué nos hace falta que la madre resucite?: hagamos que los niños dejen la seguridad del complejo para atravesar un Londres infectado de cadáveres putrefactos para poder llegar a su casa y recoger sus cosas (¿¿¿???). ¿Qué nos hace falta que la mujer transmita el virus al marido¿. Hagamos que el tipo tengo un trabajo en el que use una tarjetita que le permite introducirse sin problemas en unas instalaciones militares siendo un simple civil.

Resumiendo: una película muy floja.


P.D. No quiero dejar de hacer mención a un detalle que puede parecer (y de hecho seguramente es) una tontería. Me refiero a la camiseta del Real Madrid que le hacen llevar al niño durante su primera aparición en pantalla. Sinceramente apenas recuerdo nada del dialogo que tiene lugar durante ese fragmento de la película, es cómo si al nene le hubieran hecho aparecer con un mandril de culo rojo sobre la cabeza.

Labels:

24 Comments:

Blogger Zar Polosco said...

No tiene nada que ver, pero cuando he leído lo de cobardía y culpabilidad me he acordado de "Lord Jim", de Conrad. No he visto a Peter O`Toole haciendo de Lord Jim ni lo veré jamás. Hay libros que se graban a fuego.

Y ya. Perdón por el paréntesis.

4:54 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues yo siento vivos deseos de hacer las dos cosas: leer el libro y luego ver la pelicula

5:16 AM  
Blogger Vargtimen said...

Pues yo creo que el mensaje final de la película está claro: aquellos que sean del Real Madrid traerán el exterminio, la enfermedad y el apocalipsis a las tierras sanas; Paris en este caso, que es donde el Barça ganó su última copa de Europa.

Creo que la película es una metáfora poco sutil sobre los peligros del madridismo.

5:46 AM  
Blogger SisterBoy said...

Se donde encontrar a Fresnadillo en Tenerife. Esto me lo va a explicar en persona

5:57 AM  
Anonymous una sociópata said...

Cuanto más os leo,más queda en evidencia cuán limitado es mi gusto cinematográfico...y aún así no me da de oui la vida para ver todo lo que quiero.¡Qué estrés debe de ser lo de que a uno le guste tanto género!
De la peli no digo nada.Bueno, ¿cuenta decir que es una mierda si no la has visto?Porque si cuenta (que debería) lo digo.

11:30 AM  
Blogger Maria Del said...

LA que le teneis todos a la camiseta del pobre niño, jejeje.

1:43 AM  
Blogger Vargtimen said...

Sisterboy, si quieres te presto mi puño americano para la ocasión.

5:31 AM  
Blogger SisterBoy said...

Juas la verdad es que en todos los foros en los que he puesto el comentario sólo se habla de la condenada camiseta

¡LA CULPA ES TUYA FRENILLO!

6:16 AM  
Blogger Arual said...

No he visto la peli y aún así he osado a leer tu post, ya he comentado en el blog de Varg que no me apetece demasiado, pero estoy de acuerdo con la teoría de que la peli es una metáfora pura y dura de los peligros del madrilismo. Sisterboy cuando vayas a reprimir a Fresnadillo haz el favor de aparecer con una bonita camiseta blaugrana para que el mozo sepa apreciar algo de buen gusto, ok?

9:40 AM  
Blogger SisterBoy said...

Hombre que es sí voy con la camiseta sabra que voy por él y escapará. Aunque como es tan bajito seguro que lleva alzas en los zapatos y no será dificil darle caza

9:49 AM  
Blogger Mer said...

spoilers.
Ahora no puedo escribir mucho, pero debo decir que la película me encantó. Es una peli de zombies, y tú le estás buscando demasiada explicación. La peli solo intenta contar lo de siempre, que no se puede solucionar la violencia con más violencia.
A mí me encanta como dieron vuelta a los topicos, que en este caso sea el padre el que persiga a los hijos, y no intente salvarlos como en todas las pelis de catastrofes.
Es verdad que la posibilidad de ver a un matrimonio con tanto qué decirse, se va a la mierda, desde que el hombre se carga a la mujer, pero es una peli de zombies joder, y hay que ver muertes.
Y lo de la dichosa camiseta... yo no la vi. Los españoles en gral, se vuelven locos cuando ven en una peli extranjera cualquier cosa española. Si tienes un blog de futbol ya ni te cuento.

12:44 PM  
Blogger SisterBoy said...

Hombre pues veras una de las cosas que hicieron que dejara de interesarme por la pelicula fue precisamente cuando tanto el padre como la madre desaparecen como personajes. Sobre todo porque no son sustituidos por ningún otro personaje que merezca ese nombre.

12:50 PM  
Blogger Deckard said...

Yo ya la veo esta tarde o mañana, todo dependerá de si voy a Hogwarts hoy o evito la posible marabunta de estreno.

2:14 AM  
Blogger SisterBoy said...

¿Harry Potter un día de estreno en verano? Yo le daría al menos una semana de ventaja

2:58 AM  
Blogger Deckard said...

Ya, pero entre semana a primera sesión en Kinépolis (a tomar por culo vamos) espero que hay pocos parroquianos. Pero lo decidiré sobre la marcha.

3:16 AM  
Blogger Slim said...

estaran tooooodos los niños afortunados que ya tienen vacaciones.

yo tambien esperaria...

5:30 AM  
Blogger Deckard said...

Al final había sala medio vacía. Normal, la ponían en tres salas a la misma hora y era fácil elegir la menos llena.

Los zombies tendrán que esperar.

12:27 AM  
Blogger Questionaire said...

Pues a mi me gusto... Sigh!

4:45 PM  
Blogger SisterBoy said...

Pues que nadie te convenza de lo contrario Quest y bienvenido al blog :)

10:19 PM  
Anonymous IVAN said...

Totalmente deacuerdo, amigo.

2:25 AM  
Blogger Jon Heiner Diaz said...

Es una de las pocas críticas negativas que he leído dentro de la web y curiosamente al gran Sisterboy le creo, pero bueno, aun cabe en mi el beneficio de la duda y me limitaré en solo ver infectados contagiando, eso si, dejaré a un lado las intepretaciones, que la verdad a veces exageramos con esto.

Saludos.

9:55 PM  
Blogger SisterBoy said...

Bienvenido al blog Jon. Ya me contaras que te pareció la peli cuando la veas

11:21 PM  
Anonymous A.B. said...

Tienes razón en muchas cosas de las que hablaste pero cabe mencionar que si bien esta película es de “zombies”, en realidad no son “zombies” se deben ver como enfermos y supongo que por eso se mueven rápido a diferencia de los “zombies” normales, y plantear de esa forma al los “zombies” eso es algo original en una película de estas.

3:52 PM  
Blogger Sisterboy said...

Estos dos extremos han sido muy discutidos. Efectivamente zombies son los muertos que vuelven a la vida por algún motivo sobrenatural mientras que los de 28 semanas son infectados.

Es una obseración correcta pero digamos que yo personalmente uso la palabra zombies para simplicar un poco las cosas.

Por otro lado lo de los zombies (o infectados) ágiles no es una idea tan nuevo, ya se aplicaba por ejemplo en Demons y seguro que hay referencias anteriores

4:04 PM  

Post a Comment

<< Home