Saturday, March 08, 2008

La Danza Macabra


Entre 1963 y 1980 la suerte de la política del país más poderoso del mundo parecía estar a merced de asesinos y maniacos de diversa ralea. En ese período fue asesinado un Presidente (John F. Kennedy) y hubo intentos serios de matar a otros dos (Gerald Ford por partida doble y Ronald Reagan). También murió un candidato a la presidencia (Robert Kennedy) y fue tiroteado otro (George Wallace que quedó paralítico y perdió todas sus opciones a la Casa Blanca).

Lo más perturbador es que todos los tiradores, al margen de teorías conspiratorias nunca demostradas, eran individuos que actuaron en solitario y motivados por complejas razones psicológicas. La idea de que en un mundo tan aparentemente ordenado y controlado como este un solo hombre pueda cambiar la historia de la humanidad es casi insoportable y esta idea es quizás el origen de esas teorías conspiratorias antes mencionadas.

En el año 2001 la locura individual se transformó en locura colectiva cuando un grupo de iluminados provocó el inicio de una reacción en cadena cuyas consecuencias finales aun son imprevisibles. Y tres años más tarde en nuestro propio país otro grupo más reducido pero igualmente iluminado consiguió trastornar unas elecciones generales de tal manera que en tres días consiguió dar un vuelco al resultado previsto. Y aunque soy de los que piensan que ese vuelco tuvo más que ver con el intento del Gobierno de entonces por encubrir la autoría de lo sucedido lo cierto es que objetivamente ese atentado cambió la historia de la política española.

En el día de ayer murió asesinado un ex concejal socialista de una pequeña población guipuzcoana. En la lista de posibles objetivos de ETA colocados en orden de importancia Isaías Carrasco ocupaba un puesto muy bajo. Pero en el estado actual de debilidad de la banda es posiblemente todo lo que se podían permitir. Quizás en las alentadoras y casi siempre infundadas declaraciones de nuestros políticos en lo referente al fin de la violencia se olvida que en realidad hace falta muy poco para mantener la tensión. Decía Jean Luc Godard que para tener una buena historia sólo es necesario una chica y una pistola. Aplicado el dicho a nuestro caso habría que decir que para desencadenar el caos sólo hace falta un loco y una pistola.

Una leve presión sobre un instrumento mecánico basta para hacer caer de rodillas a toda una sociedad: primera página en todos los diarios, noticia única en telediarios y partes radiofónicos y lideres políticos y sociales que abandonan cualquier cosa que estén haciendo para acudir al lugar de la última masacre. Es una dramática paradoja que, a pesar de las voces que proclaman que los terroristas están cada vez más acabados, sus acciones tienen cada vez un mayo efecto en el comportamiento público y privado de nuestro país. Pero por el contrario ¿acaso existe otra alternativa? ¿qué habría que hacer entonces? ¿ignorar o minimizar lo sucedido? ¿Qué la noticia ocupara un lugar discreto? ¿no interrumpir la campaña electoral? ¿hacer como si nada hubiera pasado?. No puedo apoyar esta postura cuando yo mismo he sentido un arrebato de desesperación al escuchar la noticia en la radio del coche a las 14.30 de la tarde cuando regresaba a casa desde el trabajo.

Parece que una vez más no tenemos más remedio que iniciar de nuevo el primer paso de la danza macabra que los asesinos nos hacen bailar.

9 Comments:

Blogger Slim said...

en mi caso voy a dar el único paso que puedo dar y me voy a bajar a votar.

feliz domingo sister.

12:52 AM  
Blogger 3'14 said...

No lo entiendo, no lo entiendo.

En un primer momento pensé en eso de no variar nada de lo previsto, de que todo debería seguir como estaba planeado para no dar el gusto a quienes con sus actos repugnantes alteran la vida de todos. Pero no es posible. Ha sucedido una vez más y no podemos quedarnos como si nada hubiera sucedido. Y me jode la impotencia, el pensar que durante cuatro días todo el mundo hablará de Isaías Carrasco hoy, y de otra persona cuando le toque el turno, y luego pasa al recuerdo, vago para tantos, incluso olvidado para otros, y tan presente en el día a día de sus familiares y amigos que desde antesdeayer sus vidas ya han cambiado irremediablemente. Pasará a engrosar una lista que ojalá jamás se hubiera llenado con un solo nombre. Y seguiremos indignándonos cada vez que suceda. Y lo peor de todo, acabamos por acostumbrándonos o resignándonos a hechos como este, porque no queda otra que seguir viviendo.

7:51 AM  
Anonymous Marina Khalo said...

Para tener una buena historia, además de la chica y la pistola, hace falta contarla bien. En tu artículo, tus pasos de contradanza macabra, me recuerdan a las escenas de la película “El séptimo sello”. En una época donde si no te morías por hambre y guerra, de morías de peste; la guadaña conservaba la ecuanimidad en sus elecciones y la imparcialidad en su trato. Aquí los del hacha y la serpiente pretenden seguir jugando al ajedrez, situándose en medio del tablero electoral y matando al peón. Propio de asesinos y de los que han perdido las ideas por el camino de la violencia, la intolerancia y la extorsión que denuncian en otros y tanto practican. Se me ponían los pelos de gallina viendo votar, a primera hora de la mañana, a su mujer y a su hija. Ciertamente los medios recogían la noticia y ponían el corazón en un puño y el nudo en la garganta.
No más palabras para los asesinos. Han promovido la abstención, de haber propugnado el voto nulo, hubieran sabido ellos que están solos y lo que es peor, se habrían dado cuenta que lo sabemos.

Y ahora nos queda el día de después…La tarde en la que se abran los sobres. Nos queda mantener la racionalidad cuando grupos, para su propio y único beneficio, contribuyen a crear un escenario propicio al miedo, la sospecha y la superstición. Y de esto último no se ha alejado en su toxicidad, el partido de la niña, ni de la santa maría…ni de su santa madre iglesia. Cada vez más retro e intransigente con un estado laico y pluralista. Personificada su esencia en Rouco Varela con pinta de Clavel y mente de Torquemada.

Lo bueno de la danza, sister, es que si uno se deja llevar por el ritmo, los pies aman el movimiento tanto como la expresión. No conozco mejor manera de cambiar la música de la orquesta (si no convence) que la de haber seguido sus pasos.

Estando yo en la pista, lo único que me resta decir es: ¿Bailas?

8:23 AM  
Blogger SisterBoy said...

Es solo que no puedo evitar la desagradable sensación de estar participando en el efecto que ellos quieren causar. Pero claro, no hay alternativa. Es un circulo vicioso

8:51 AM  
Blogger Vargtimen said...

Bueno, la sensación de rabia y desprecio hacia ETA la sentimos todos el viernes. Por otra parte hay que respetar de alguna manera la memoria de este hombre y creo que fue correcto suspender los actos electorales.

Respecto a los iluminados del 11-M, mucho más cafres, lo preocupante es comprobar que aquello no fue un hecho aislado. En su momento, para tranquilizarnos, quisimos pensar que toda la culpa fue de nuestro gobierno por apoyar la guerra de Irak, que la solución estaba en cambiar de gobierno, mandar al PP a tomar viento y así viviríamos tranquilos.
Pero hace unas semanas detuvieron a aquellos terroristas que pretendían volar el metro de Barcelona, ahora que tenemos al PSOE y que España no participa en Irak. Eso es lo que da miedo. Esta gente son peor que los animales, no necesitan razones y sólo los mueve el odio y el deseo de hacer daño. Por eso nunca hay que seguir su danza ni el ritmo que marquen.

11:30 AM  
Anonymous Torrance said...

Yo no veo mala la solución de minimizar el impacto de la noticia, llegando al extremo de ignorarla. Opino que eso ayudaría mucho a la desaparición de ETA. ¿Ignorar el asesinato de una persona inocente es un acto casi inhumano? Sí, pero esto ya lo hacemos a diario. No es que esté orgulloso, pero confieso que ignoro a diario la existencia del tercer mundo. Puedo dormir aún sabiendo que mueren niños inocentes en todo el mundo (muchos de los cuales lo hacen para que yo pueda mantener mi (inmoral) tren de vida) y no hago nada. Bien pensado, ando más cerca de ser inhumano que humano.

2:10 AM  
Blogger SisterBoy said...

Quizas no se trata de minimizar sino de poner las cosas en su justa medida. Un asesinato provocado por el hecho de que la victima sea un ex concejal de un partido político siempre tendrá que ser noticia pero paralizar un pais (y unas elecciones) por ese motivo me parece, repito, darle a esa gente lo que le busca.

¿Y Mari Luz Cortés? No he visto a ningún politico en su velatorio.

2:26 AM  
Blogger ninive drake said...

Es muy triste... descansen en paz.

5:19 PM  
Anonymous Anonymous said...

Refrescospepito said...

Hace poco leí en el diario Público algo parecido a lo que dice Sisterboy, que dar tanto respaldo mediático a los etarras es hacerles propaganda gratis y que es estúpido parar una nación por eso.
A mí lo que siempre me pareció ridículo es que se presten los micrófonos a los líderes políticos que deben de estar hartos de decir siempre lo mismo sobre E.T.A.

9:50 PM  

Post a Comment

<< Home