Saturday, November 06, 2010

Masters of Reality



No sé si Fernando Sánchez Dragó se acostó o no con dos chicas de trece años allá por 1967. Puede que lo hiciera. Cuando los hombres hablan de lo que han hecho o dejado hacer en el terreno amoroso se suele acudir a ese chiste tan malo que dice que son como el parchis, ya saben, come una cuenta diez, mete una cuenta veinte. Desde que vengo leyendo declaraciones de este personaje he notado que nunca le hace ascos a contar episodios sobre su, por lo visto, dilatada (en cantidad y variedad) experiencia sexual.

Por si no les ha llegado esta noticia aquí les dejo un enlace bastante explicativo.

Tras el revuelo organizado el mismo Dragó decidió optar por la retirada a tiempo y presentar explicaciones (o excusas) que pueden leerse en su propio blog.

El hecho de que uno conceda o no crédito a dicha explicación tiene bastante que ver con el motivo que me empuja a escribir estas líneas. Si en realidad hizo lo que dijo que hizo está claro que puede ser considerado un hecho reprobable (aunque no punible posiblemente ni siquiera hoy en día, al menos en nuestro país), tanto por el hecho en sí como por las descripciones que acompañan a las supuestas protagonistas del mismo (por no hablar del comentario sobre “delito prescrito” que no por cierto deja de ser con mucho el aspecto más llamativo de dichas declaraciones).

Pero en mi opinión lo verdaderamente interesante sería considerar que en realidad no hizo lo que dijo que hizo, que todo quedó en una anécdota magnificada con fines literarios porque ni eso parece salvar al escritor de la avalancha de críticas que ha recibido. El asunto sería que estaríamos pasando de juzgar la realidad a juzgar la ficción y ahí entramos en una dimensión confusa y también un tanto amenazadora. Ya hace algún tiempo me quedé igualmente confuso cuando me enteré de las críticas de las que la escritora Lucía Etxebarria hacía objeto la última obra de Gabriel García Márquez.


Otro ejemplo de que esto quizás no sea así lo tenemos en la reciente polémica con “A Serbian film”, polémica que se inició durante el festival de Sitges, prosigue en la actualidad en el festival de Donosti (en "El blog ausente" tienen amplia información sobre el caso) y tuvo su punto álgido en este inquietante debate televisivo.



Hace algunos meses manifestaba mi sorpresa al encontrarme coincidiendo con Esperanza Aguirre en su valoración de un atentado de ETA

Pues con respecto a este tema no tengo más remedio que volver a darle la razón cuando comenta que la literatura está llena de actos reprobables. No he leído a Henry Miller ni a Jaime Gil de Biedma pero sí a Nabokov y me pregunto si hoy estamos muy lejos de la polémica que el escritor suscitó allá por los años cincuenta con su obra más conocida, ¿Sería igual de haberse publicado hoy? ¿Sería mejor? ¿Sería peor?

Es posible que la Aguirre haya hablado de este modo sólo por el hecho de que el causante de la polémica sea correligionario (y en cierto modo subordinado) suyo, pero eso no le quita un ápice de razón. O al menos me gustaría pensar que ella todavía conoce los límites de la realidad.

15 Comments:

Blogger El Impenitente said...

El segundo apellido de Esperanza Aguirre es Gil de Biedma. Igual eso también influye. Quizá más.

Sánchez Dragó es de esos fantasmas que no consuma sus relaciones sexuales hasta que las cuenta o las publica. Encima es un provocador y vinculado políticamente (llegó a presentar el telediario en Telemadrid). Eso hace que las fobias que despierta sean intensas y, claro, le tienen ganas.

Por otra parte la tiranía de lo políticamente llega habitualmente a la mojigatería y al ridículo así que, en esta polémica, dado que los dos bandos me resultan grimosos me echo a un lado y que les den.

Y sería triste que todos los libros que en su época hubiesen sido considerado escandalosos se hubieran quemado.

11:30 AM  
Blogger SisterBoy said...

Defender la libertad de expresión de un tipo que te cae bien es fácil, defender la de uno que te repatea es lo que tiene mérito.

2:40 PM  
Blogger 3'14 said...

A serbian film probablemente hubiera pasado desapercibida por el público mayoritario en España, entre otras cuestiones porque dudo mucho que se hubiera distribuido en ninguna sala. Esto para empezar. Lo cual me lleva a pensar que quienes se alarman tanto por sus escenas son directamente imbéciles, ¿Acaso no han aprendido sus detractores todavía que el morbo que produce el sexo y la violencia va a motivar a una gran cantidad de personas que antes no hubieran tenido conocimiento de esta película a verla? La publicidad a nivel estatal se la han proporcionado precisamente quienes la prohiben, las descargas en la red van a arder...
En cuanto al vídeo que adjuntas, digno de un pase en el mismísimo festival de Terror de Sitges..., pues probablemente, si una peli como "Irreversible" ya me asquea por el contenido explícito de una, en mi opinión, más que extensa escena de una violación, lo que muestran en esta me puede resultar totalmente repulsivo, y no tengo ningún interés en verla. Sin embargo, no hay que olvidar que se trata de FICCIÓN, y, ¿Cómo pueden comparar esto con los vídeos incautados por la policía durante redadas contra la pederastia en internet? ¡Por favor! ¡Un poco de cordura y menos cinismo!!! Que un contertulio llega a decir que entre esas imágenes REALES se pueden encontrar cosas "más suaves" que en la cinta, repito: de ficción!!! Habría que ver en todo caso antes, la finalidad de esa exposición de imágenes, su intencionalidad y la resolución de la trama argumental antes de echarles a los leones. Digo yo...

En cuanto a Sánchez-Drgadó, no creo que pueda ser imparcial... me resulta baboso, engreído, pedante y patético este tipo... sin embargo, cada cual debería ser libre de hacer la literatura que pretenda... Y los demás de comprarla y leerla, todo hay que decirlo. Ahora también, y no gustándome ser juez, si le gusta, y sobretodo, practica acostarse con crías de 15 años, por mí, que le den por el culo. A ver si le gusta también.

5:01 PM  
Blogger 3'14 said...

hostias! que difícil lo he hecho!! Dragó, no Drgadó jajajajaja si es que hasta escribir su nombre me cuesta XD

5:03 PM  
Blogger SisterBoy said...

El hecho de que los vídeos reales de pederastia estén prohibidos responde, o debería responder creo yo, al hecho de que en ellos aparecen niños también reales, si en lugar de niños fueran maniquíes ¿que problema habría?.

Para desintoxicarte un poco no dejes de ver este otro vídeo.

http://www.youtube.com/watch?v=ssT4dudS42E

12:00 AM  
Blogger Slim said...

el de muchachada es el único dragó al que yo soporto, el otro me cae mal, mal y mal. lo de las crias de 13 años ni me lo creo, que seguro que lo cuenta para que durante unos dias se hable de el en los medios, en la tele, en el facebook y en todas partes (hasta en tu blog!!)

9:21 AM  
Blogger SisterBoy said...

No si a mí las calaveradas de Dragó Rapide me la refanfinflan, a mí lo que me llama la atención es que cuando el autor de las declaracioenes reconoció que todo el asunto no era sino una licencia literaria el escandalo fue aun mayor.

Yo nunca he leído ningún libro suyo y apenas he mordisqueado alguno de sus artículos de prensa (en la época en que escribia en Época) y siempre me ha llamado la atención esa casi patológica necesidad de estar siempre en el "candelabro". ¡Y a sus años!

9:46 AM  
Blogger Vargtimen said...

No puedo juzgar la literatura de Dragó porque no he leido nada, pero como personaje público me resulta pedante y algo grimoso. De todas formas estoy de acuerdo contigo y con Espe. Y me conmueve profundamente que volvais a coincidir en vuestra opinión. ¿Para cuando un blog conjunto de Espe y Sisterboy? Sería la caña.

12:04 PM  
Blogger SisterBoy said...

¿Sisterguirre? ¿Espeboy? why not?

12:14 PM  
Blogger Adso said...

Todo esto está muy bien, pero ¿has visto ya The Walking Dead?

4:20 PM  
Blogger SisterBoy said...

Por favor la duda ofende, claro que sí. De hecho estoy "comprandola" ahora mismo (y son las 6.15 de la mañana)

10:17 PM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

De acuerdo con todo lo que dices, si es que basta rascar un poquito para que salga el señor con bigote, sudoroso y enfadado que todos llevamos dentro.

3:20 AM  
Blogger SisterBoy said...

El español es un señor bajito que siempre está irritado.

8:21 AM  
Blogger Deckard said...

Entre Sánchez Dragó y Frank Moody (Californication) me quedo con el segundo por goleada.

9:42 AM  
Blogger SisterBoy said...

¡Calla! que no hago sino mirar la imdb a ver si adelantan el estreno de la siguiente temporada (cosa que también hago con Breaking Bad).

10:40 AM  

Post a Comment

<< Home