Thursday, October 02, 2008

Las 110 escenas que me traumatizaron de niño. Escena I: Un buen soldado

Como ya les dije la muerte de Paul Newman impidió que la ultima actualización estuviera dedicada a un nuevo capitulo del Abecedario del Crimen. Otro de los temas previstos para este fin de semana era la nueva pelicula de Jaime Rosales que lamentablemente no se va a estrenar en Vestusta. Es una lastima porque tenía verdaderas ganas de enfrascarme en la polémica artistica y moral que se avecinaba. Asi pues, y salvo que se nos vuelva a morir otro Dios del Olimpo, el Sábado o el Domingo tendremos un nuevo episodio de la Biblia del Mal.

Hasta que tal cosa sucede he decidido cubrir el hueco con la inauguración de una nueva sección del blog que llevará como título el de este mismo post. Se trata de hablar de escenas de peliculas que me impactaron especialmente durante mi infancia.

Soy de la opinión de que es practicamente imposible evitar que los primeros años de la vida de una persona queden afectados por determinadas imagenes ya sean reales o ficticias. No sólo es imposible evitarlas sino que incluso es imposible averiguar cuales de esas escenas poseen dicho efecto perturbador, así pues queridos amigos y amigas ya pueden dar a todos sus hijos presentes o futuros por traumatizados más allá de cualquier prevención.

La primera de esas escenas (hablaremos siempre aqui de imagenes de peliculas y series de televisión. Y sólo de aquellas que se puedan conseguir naturalmente)corresponde a un western de 1972 dirigido por Robert Aldrich llamado "Ulzana´s raid" (La venganza de Ulzana) de esos que pasaban hace muchos años los sábados despues del primer Telediario. Estamos hablando de unos años en los que, tras el cambio de estilo que trajeron consigo las peliculas de Sergio Leone, el género estaba inmerso en un profundo proceso de desmitificación. Buena muestra de ello es esta pelicula de una violencia extremada en la que indios y soldados azules no aparecian como héroes ni villanos sino como hombres brutales que se enfrentaba en un conflicto de civilizaciones irresoluble.

Esta escena en concreto es una clara muestra de dicha filosofía y además una tenebrosa (aunque justificada) perversión del rol habitual del soldado de caballeria. Recuerdo en concreto que lo que sucede exactamente en el segundo 48 de este extracto tuvo el mismo efecto en mí que un golpe dado con una tolla mojada.

13 Comments:

Blogger El Impenitente said...

¿Y éstas eran las películas que veías de chaval? Empiezo a entender muchas cosas.

El segundo cuarenta y ocho estremecería hasta a la momia de Tutankhamon. Y hay otros cuantos segundos que también la dejaría perpleja. Y pasarán muchos segundos hasta que recupere el habla.

6:11 AM  
Blogger SisterBoy said...

Eran las pelis que ponían en la tele :)

6:20 AM  
Anonymous Ra está en la aldea said...

Pues a mí me parece bastante light (para la óptica de hoy en día y desde nuestro adulto punto de vista, claro). He de decir que la he visto sin sonido.
Efectivamente, hasta la aparición de una mariposa puede ser traumatizante, pero yo creo que sufrir algún pequeño trauma de vez en cuando -siempre que sea superable- ayuda al desarrollo del niño y bla bla bla.
A mí me traumatizó enormemente una película cuyo nombre ahora no recuerdo (es bastante famosilla), una de un niño cuyo padre muere y le regalan un muñeco diabólico (que no es "el" muñeco diabólico) de grandes ojos similares a los de Monchito. Tenía también un teléfono rojo (o así lo recuerdo yo) con el que se comunicaba con el difunto. El chico intentaba desprenderse del muñeco de muy variadas formas pero el jodido siempre volvía.
Recuerdo especialmente una escena en la que el muñeco malvado le mostraba al chico, a través de la tele de su habitación, a su madre trajinando en la cocina. De pronto los cuchillos se elevaban solos y apuntaban hacia su espalda... el niño protagonista pegaba un salto y desenchufaba la tele, con lo que abajo, en la cocina, los cuchillos caían al suelo. Aún lo recuerdo ahora y me cago -un poco-. Lo mejor es que era una peli, supuestamente, destinada a un público juvenil.

6:33 AM  
Blogger SisterBoy said...

Supongo que te refieres a "El secreto de JOey"

http://dreamers.com/indices/imagenes/peliculas.2011.IMAGEN1.jpg

No la vi y eso que es de mi epoca pero por lo que he oido asustó bastante a la infancia en su día.

La escena en sí -la de Ulzana- no es demasiado violenta, lo que la hacia tan impactante es lo inesperado. Quiero decir que no creo que ningún espectador esperara que pasara eso.

6:41 AM  
Blogger Torrance said...

¡Bendito sea el poder de Dios, sisterboy! ¡Menuda escena! ¡Menuda sección! ¡Dios santo! ¡Santo cielo!

11:53 PM  
Blogger Torrance said...

¡Bendito sea el poder de Dios, sisterboy! ¡Menuda escena! ¡Menuda sección! ¡Dios santo! ¡Santo cielo!

11:59 PM  
Blogger SisterBoy said...

Veo que todavía hoy sigue impresionando :)

1:20 AM  
Blogger Vargtimen said...

¿110 escenas que te traumatizaron de niño? ¿Y a tus padres no se les ocurrió mandarte al psicoanalista o al menos esconderte el televisor, que es más barato?

Pobre señora rubia.

5:40 AM  
Anonymous Marina Khalo said...

Ciertamente lo cruel es lo inesperado. Lo que la mente no anticipa incluso lo que se espera que ocurra en el grado de violencia desarrollada en la secuencia y no sucede. Un constante quiebro a la lógica. Hasta el final, que aguardas el momento en el que asesinen al niño o se lo lleven violentamente, cosa que no acontece en la escena.

1:20 PM  
Blogger SisterBoy said...

Ya pero es un constante quiebro a la lógica del espectador, no a la del soldado. Dispara a la mujer porque sabe que sólo puede llevarse a a uno de los dos y con el niño ambos tienen más posibilidades. Y la mata porque sabe lo que los indios le haran si se le echan encima, la misma razón por la que se suicida a continuación.

Es la lógica de la frontera.

2:15 PM  
Blogger 3'14 said...

Impaciente estoy por descubrir las 109 escenas restantes.

He estado pensando en las que me han traumatizado a mí y bueno, deberé acudir a algún tipo de terapia hipnótica, pues solamente tengo algún recuerdo vago de alguna escena, pero no recuerdo datos suficientes como para localizar las películas.

2:20 AM  
Blogger SisterBoy said...

Busca busca y encontraras :)

2:28 AM  
Blogger 3'14 said...

Hay veces en las que es mejor no buscar demasiado, no vaya a ser que encontremos lo que no esperamos ;)

7:27 AM  

Post a Comment

<< Home