Saturday, October 27, 2012

Esta semana he visto...

Cuentan que cuando Alejandro Amenábar estaba en plena faena con “Los Otros” le llegaron noticias de que se acababa de estrenar un filme en el que se trataba el tema de los fantasmas desde el mismo punto de vista que él había ideado para su película. Algo semejante dicen también que le ha pasado a Pablo Berger, el director de esta nueva versión de “Blancanieves”, versión en blanco y negro y muda exactamente igual que “The artist”, la sorprendente película que arrasó en las taquillas de todo el mundo el año pasado. Ignoro si tal anécdota es autentica pero si así fuera qué duda cabe que entroncaría con la fatalista tradición española del inventor al que se le adelantan en el último minuto (Isaac Peral y otros ejemplos por el estilo) lo cual sería paradójico teniendo en cuenta la clara vocación españolista que Berger le ha dado a esta historia de toda la vida.

Porque de eso se trata básicamente “Blancanieves”, de trasladar el cuento de los hermanos Grimm a la España de 1929 y es precisamente el año en que se ambienta la acción el único motivo lógico por el que los autores del filme pueden razonar el hecho de haber elegido los recursos antes mencionados para contar su historia. Es posible que dichas razones no sean tan explicables como los que motivaron la filmación de “The Artist” pero al fin y al cabo esto sería lo de menos. “Blancanieves” es una película muy buena y no hay nada en ella que pueda disgustar en cuanto a su realización: excelente fotografía, inmejorable ambientación musical, estupendas actuaciones (Desde Maribel Verdú a las dos actrices que interpretan a Blancanieves pasando por los enanos que son para llevárselos a casa) y un guión que, siguiendo los parámetros del relato original, introduce algunas novedades interesantes. Sin embargo lo cierto es que la película no es otra cosa que el viejo cuento de los hermanos Grimm pasado al ajillo, y todo ese desfile de toreros, manolas, folklóricas, guardias civiles, seres deformes, lugareños desdentados, sol, alacranes y esparto al final transmiten la desagradable sensación de esta contemplando un espectáculo para turistas.


No me gustan los thrillers ni tampoco las películas de  Bruce Willis así que procuro no ver thrillers sobre todo si Bruce Willis sale en ellos. De este modo no pensaba ver “Looper” (tanto así que había tirado el bono de dos euros que me habían dado cuando fui a ver “Blancanieves”) pero una buena crítica de Jordi Costa y algunos otros comentarios elogiosos (en contraste con algunos otros poco o nada lisonjeros) me animaron para ir a verla.

“Looper” es una película sumamente extraña  que tiene a bien cambiar de registro varias veces durante su metraje. En un principio de no ser por el empaque de sus protagonistas principales se diría que estamos ante uno de esos ejercicios de Serie B moderna; simple, simpático y sin pretensiones (un poco al estilo de la entrañable “El sonido del trueno”). De hecho mientras veía esta parte de la película pensaba que estaba contemplando la producción de ciencia ficción más barata de la historia después de “Primer” y “Alphaville”. En esta fase del filme la acción es tan rápida y el desarrollo tan directo que con la primera hora de metraje se podría completar una película entera o más bien un capitulo de una hora de alguna serie de ciencia ficción o fantasía. Repito que es imposible no sentir simpatía por esta forma de rodar por su honestidad y falta de pretensiones.

Sin embargo, y tal como se ha comentado al principio, el cambio de estilo que registra la película provoca una cierta confusión en el espectador y una no muy agradable sensación de desequilibrio en el ritmo, además de conectarla con producciones más “serias” de temática semejante como “Terminator”.  El tono de esta parte del filme da paso a un enfoque más dramático y filosófico y, paradójicamente, más cuidado en cuanto a la técnica y al trabajo de los actores, hay gente que preferirá la primera parte de la historia y les hará menos gracia la segunda, también estará el caso contrario, yo personalmente me siento más estimulado por el enfoque de puro cine negro de serie B que por el resto del argumento aunque este último no me desagrada en absoluto.

En fin, que “Looper” me ha parecido un estupendo entretenimiento en el que, frivolizando un poco, me ha llamado la atención el terrible aspecto de Joseph Gordon-Levitt, no sé si ha sufrido alguna clase de accidente o es que de forma premeditada le han puesto feísimo para esta peli. En cuanto a Bruce Willis destacar que, tras treinta años interpretando a personajes que parecían mucho mayores de lo que él mismo era, por fin no sólo hace de persona mayor sino que además lo es, a los casi sesenta años ya debería estar pensando en otro tipo de papeles.             


14 Comments:

Blogger Vargtimen said...

A Joseph Gordon Levitt le pusieron prótesis y maquillaje para que se pareciera a Bruce Willis de joven y al final han conseguido que se parezca a Rumer Willis, pero en fin... Una buena película. ¿Tienes vista "Brick", la peli que hicieron hace años JGL y el mismo director?
A Blancanieves le tengo ganas, pero el cine está ahora en BCN a 9,20€ y para gastar eso antes prefiero ir a ver Skyfall, Argo o Holy Motors.

7:51 AM  
Blogger SisterBoy said...

Si que vi Brick y me pareció bastante maja. ¿Están poniendo Holy Motors en salas comerciales? yo no la encuentro ni en los callejones de la red :(

8:33 AM  
Blogger Vargtimen said...

Se estrena el 16 de noviembre, creo.

10:20 AM  
Blogger SisterBoy said...

Eso será en el sitio civilizado en el que vives tú :)

11:03 AM  
Blogger Adso said...

Holy Motors la veré en el festival de cine de Sevilla!!!! Y Amour, de Haneke...

8:24 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues yo a esperar en las cloacas de la red como siempre :(

11:04 AM  
Anonymous Sr. Biltons said...

A mí me gustó mucho Looper, siempre que voy a ver una película y leo criticas positivas voy con el miedo a que me decepcione, pero esta vez no fue así
Hablando de "las cloacas de la red", este pasado día 26 se iba a estrenar "Cabin in the Woods" pero la distribuidora ha pensado que la va a estrenar directamente en DVD porque ya la había visto todo el mundo bajada de la red. Yo estaba esperando, pacientemente, para verla en cine y ahora me la he tenido que bajar: han cumplido su propia profecía.

Un saludo.

12:51 PM  
Blogger SisterBoy said...

Parafraseando aquella canción cuyo título no recuerdo (y que hacía referencia a las discográficas): las productoras de cine siguen actuando como si todavía estuvieramos en 1994

3:04 PM  
Blogger El Impenitente said...

No sería "Con botas sucias" (CBS) de Barón Rojo.

1:42 AM  
Blogger SisterBoy said...

Pues no, cuando los barones sacaron esa canción los problemas eran otros.

9:33 AM  
Blogger Slim said...

qué buena pinta tiene Looper! además de lo que dices, es que a mí me gusta Bruce Willis, así que imagina lo que me va a gustar.

blancanieves creo que paso...cada vez cuesta más ir al cine, desde luego, y a este paso hasta al videoclub, un ejercicio que practicamos ya unas pocas personas en el mundo.

10:55 AM  
Blogger SisterBoy said...

Ya te digo que Willis está viejuno y papón. ¿Videoclub? ¿qué es eso?

11:20 AM  
Blogger Slim said...

me da igual. me encanta su voz!

videoclub, un reducto de seres ignominiosos...

4:22 AM  
Blogger SisterBoy said...

¡Pero si no es su voz! ¡Es la voz del señor que le dobla!

Más bien refugio de seres sin tarifa plana.

5:03 AM  

Post a Comment

<< Home